Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los datos biométricos suponen un reto para la seguridad de las empresas

A través de esta información se pueden generar sistemas de autenticación, pero generan preocupación por la posibilidad de fraudes o filtraciones.
jue 11 noviembre 2021 06:00 AM
identidad digital puede ser un problema
En México, el 60% de las empresas han sufrido de suplantación de identidad, según datos de Citrix.

Las dinámicas de trabajo remoto generaron nuevos procesos de validación en las empresas para que los empleados pudieran acceder a sus entornos de trabajo. De esta manera, la identidad digital cobró mayor relevancia, lo cual acrecentó la preocupación por que las compañías tuvieran los mecanismos para proteger su información.

Si bien la identidad digital puede ser entendida como las acciones que definen a los usuarios en internet, como las fotos que publican, los comentarios que hacen en redes sociales o las compras online que hacen, en el entorno empresarial este concepto también se puede relacionar con datos biométricos.

Esa información, explica Ricardo Torices, director de productos biométricos de Dicio, es utilizada para llevar a cabo procesos de validación de identidad, lo cual da certeza a las organizaciones de que no están sufriendo un fraude o un ciberataque, pues la biometría, sean huellas o rostro, suelen estar ligados a otro tipo de información que permite el acceso remoto y seguro a las empresas.

Publicidad

Sin embargo, el especialista resalta que después de año y medio de que una gran cantidad de empresas adoptaran los recursos tecnológicos casi por obligación, estas se han encontrado con otros problemas relacionados a la seguridad de la información.

De acuerdo con datos de IDG Research, a nivel mundial, la principal preocupación de las empresas que migraron a los entornos digitales para mantener sus operaciones fue la privacidad y seguridad de la información biométrica, pues cinco de cada 10 organizaciones aspira a prescindir de las contraseñas.

En este sentido, el robo de identidad puede ser uno de los problemas derivados de la falta de mecanismos de seguridad, lo cual puede llegar a impactar a usuarios y empresas por igual, además de generar un entorno de desconfianza en donde no se aceptan tales medidas.

Torices resalta que en la actualidad existe una gran preocupación de qué va a pasar con la información una vez que llegue a la nube. Incluso menciona que a los empleados les aqueja que los datos se filtren y se vendan en foros.

Publicidad

Dichas preocupaciones no son fortuitas. Datos de un estudio de ciberseguridad empresarial realizado por Citrix revelaron que desde el inicio de la pandemia, el 60% de las compañías mexicanas participantes sufrieron algún ataque, desde suplantación de identidad hasta ransomware.

Ante esta realidad, las empresas deben caminar hacia la implementación de protocolos de seguridad donde se guarde la menor cantidad de información posible o incluso se eliminen los datos de los usuarios para que nadie más tenga acceso a ellos, lo cual ya han implementado en Dicio, resalta Torices.

Por otra parte, los empleados y usuarios también deben ocupar un papel proactivo y responsable en este proceso. El especialista destaca que en México, la Ley de Protección de Datos Personales obliga a las instituciones a no compartir los datos o darles un uso distinto.

Además, si la persona no se siente tranquila con la información que entregó o en la manera en que se resguarda, tiene la posibilidad de solicitar su eliminación, algo que la empresa está obligada a hacer.

Publicidad
Publicidad
Publicidad