Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Día de la ciberseguridad: la criptografía puede cuidar tus contraseñas

Las herramientas actuales para proteger los accesos cuentan con estándares de cifrado que pueden ser vulnerables a ataques.
mar 30 noviembre 2021 03:00 PM
Día de la Ciberseguridad
El equipo de IBM ha creado varias alternativas basadas en criptografía para proteger la navegación de los usuarios en internet.

En el mundo de la ciberseguridad, generar contraseñas robustas es el ideal para evitar vulnerabilidades; sin embargo, al ingresar la clave a un sitio web existen posibles brechas que pueden ser aprovechadas por atacantes si los sistemas son poco confiables. Por ello, se han generado nuevas técnicas criptográficas para proteger la información.

En la actualidad, la forma más común de iniciar sesión online con una clave es "contraseña sobre Seguridad de la Capa de Transporte” (TLS por sus siglas en inglés), que funciona al enviar una contraseña de texto sin cifrar a los servidores de un proveedor de servicios web, a través de canales seguros.

Las personas usan TLS cuando la URL del sitio web comienza con "https", en lugar de "http", o cuando aparece un candado en la barra de direcciones del navegador. Pero, a pesar de que la contraseña viaja de forma segura al servidor, todavía existe la posibilidad de que pueda ser robada en su destino.

Publicidad

Otra forma de cuidar la privacidad al ingresar una contraseña en un sitio web es por medio de crear un “hash” que cifra el texto para protegerlo en cierto grado y lo almacena junto con el nombre del usuario en una base de datos. Pero, cuando los atacantes entran en esa base de datos, a menudo pueden averiguar la contraseña de texto sin cifrar a partir del hash.

Ante este contexto, investigadores de IBM han generado nuevas técnicas a partir de criptografía para aumentar la privacidad. Un ejemplo de esto son los nuevos protocolos que utilizan Oblivious Pseudo-Random Functions (OPRF), es decir, técnicas matemáticas que permiten una forma más segura de verificar que una contraseña coincide con su codificación en la base de datos.

Con dicha herramienta, a diferencia de TLS, el cálculo de la codificación se realiza sin revelar la contraseña al proveedor de servicios de internet, por lo que se puede garantizar un mayor rango de seguridad.

Por otra parte, la autenticación de inicio de sesión único (SSO, por sus siglas en inglés), es una forma muy popular para ingresar a sitios web y muchos de ellos confían en este estándar, pues ofrecen la posibilidad de iniciar sesión a través de una cuenta personal de redes sociales.

 

En resumen, la SSO elimina la necesidad de crear una contraseña adicional para cada nuevo servicio web, ya que usa una misma para todos los sitios. Esto reduce el riesgo, pero existe un peligro latente de que, cuando un atacante obtenga la información, ingrese a cualquier sitio web visitado anteriormente sin el conocimiento o autorización del titular.

Para ello, los investigadores crearon un protocolo SSO distribuido que usa al menos dos proveedores de redes sociales para la autenticación. Con este nuevo método, los usuarios nunca necesitan entregar su contraseña a un “guardián”.

En cambio, ellos mismos calculan codificaciones de contraseñas utilizando un protocolo OPRF con la ayuda de los proveedores de redes sociales, los cuales nunca aprenden la contraseña en el proceso. Luego, las codificaciones se fragmentan en piezas ininteligibles y cada una se almacena en el servidor de un proveedor.

Según la explicación de los expertos, dado que ninguno de los proveedores de servicios tiene la codificación completa, no pueden averiguar la contraseña y, por lo tanto, no es posible hacerse pasar por el usuario.

La única forma en que estos guardianes distribuidos podrían robar la identidad de un usuario, detallan, es si todos conspiraran para hacerlo juntos, pero mientras solo uno de ellos sea honesto, las contraseñas y las identidades digitales están seguras.

 
TechRoom
Suscríbete a nuestro newsletter de tecnología

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad