Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ciberdelincuencia, un problema que puede iniciar a edades tempranas

Un estudio en Reino Unido reveló que el 61% de los piratas informáticos de ese país comenzaron su actividad delictiva antes de los 16 años.
mar 26 abril 2022 06:00 AM
Ciberdelincuencia juve
México es uno de los países donde esta conducta se puede reproducir en mayor medida, debido a la penetración del cibercrimen.

El cibercrimen es una de las industrias más relevantes en la era digital. Ahora ya es más común escuchar sobre el hackeo a una gran empresa o infraestructura y en muchas ocasiones quienes están detrás de esas vulneraciones comenzaron sus prácticas a una edad joven, debido a que ignoraban que cometían actos inapropiados en línea.

Un estudio de la National Crime Agency del Reino Unido muestra que el 61% de los piratas informáticos que las autoridades de ese país han logrado identificar comenzaron su actividad antes de los 16 años.

Estas cifras encuentran concordancia con el hecho de que según datos de la Oficina Europea de Policía (Europol), aproximadamente uno de cada cuatro adolescentes en el Reino Unido informaron que habían intentado alguna forma de piratería de internet, mientras que en Estados Unidos la relación fue uno de cada seis adolescentes.

Si bien en México no existe un registro de usuarios jóvenes entrando a esta actividad, la realidad es que el atractivo del cibercrimen es mucha, pues el país ocupa el lugar como el noveno país con más incidencia de ciberdelincuencia a nivel mundial, de acuerdo con la empresa de ciberseguridad Surfshark.

Publicidad

De acuerdo con Camilo Gutiérrez, jefe del laboratorio de investigación de ESET Latinoamérica, la razón por la cual los jóvenes se integran a estas actividades, muchas veces, se debe a ignorancia.

“Esta situación se presenta de una forma más común de lo que se cree, entre otras cosas porque, a una edad temprana muchos niños aún no se dan cuenta de que sus actividades de ‘sombrero negro’ son ilegales”, detalla.

Irene Montiel, doctora en psicología, criminóloga y docente de la Unir dijo al diario El País que cometer delitos por internet para los jóvenes es algo común, porque no saben que lo están haciendo y porque se encuentran en un periodo en que buscan sensaciones, es decir, son curiosos.

¿Cómo identificar que un adolescente está entrando a este mundo?

Gutiérrez también resalta que existen ciertos indicios en la actividad online de los menores que pueden dar pistas sobre su implicación en algunos temas relacionados con la cibercriminalidad.

 

Entre algunos de los que destaca se encuentran hacer alusión a asuntos privados de los que no debería tener conocimiento, lo que da la pauta de que estuvo leyendo correos electrónicos y mensajes personales de terceros; o puede hacer un esfuerzo extremo para proteger su propia privacidad, negándose a compartir sus inicios de sesión.

Aunque podría pensarse que no es un tema de relevancia, existen ejemplos de grupos cibercriminales de impacto mundial, organizados por jóvenes, como Lapsus$, el cual puso en jaque a diferentes empresas , como Apple, Samsung, Nvidia y Mercado Libre, entre otros.

¿Cómo prevenir la ciberdelincuencia juvenil?

Este tipo de actividades, menciona el especialista de ESET, están relacionadas con el cuidado de los padres hacia los hijos y si bien enumera algunas conductas, menciona que hay cuestiones técnicas que pueden prevenir la ciberdelincuencia, como contrar con un software de control parental en los dispositivos.

Al tener estos sistemas, los padres podrían detectar las primeras señales de advertencia del hacking juvenil, como los intentos de acceder a sitios específicos de ciberdelincuencia, foros de hacking y otras zonas turbias de Internet. Sin embargo, si el menor alcanzó un nivel elevado de conocimientos tecnológicos, es probable que puedan ser capaces de ocultar cualquier actividad de este tipo.

 

Javier Lombardi, mentor educativo de Argentina Cibersegura , una asociación civil que busca concientizar a la comunidad para crear un espacio digital más seguro, comenta que los adultos deben tomar un rol de responsabilidad e intervenir en estas conductas para “detener cualquier comportamiento desajustado y que pueda generar un mal a otra persona, o a ellos mismos”.

Los expertos resaltan que ante tales conocimientos, los padres podrían reorientar sus habilidades para desarrollarlas en campos como el hacking ético. Lo más importante, concluyen, es mantener las líneas de comunicación abiertas, interesarse por sus pasatiempos, recordarles cuáles son los riesgos de sus acciones y alentarlos a buscar oportunidades más positivas para sus intereses.

Publicidad
Publicidad