Publicidad
Publicidad

Sonreír, una estrategia que ayuda a los maratonistas a relajarse

Sonreír puede aumentar la relajación entre los corredores, mientras que fruncir el ceño puede aumentar la tensión.
maratonista
maratonista maratonista (Foto: Ridofranz/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Noel Brick es profesor de psicología del deporte y el ejercicio en la Universidad de Ulster. Richard Metcalfe es profesor de ciencia del deporte y el ejercicio en la Universidad de Swansea. Copyright 2017 The Conversation. Algunos derechos reservados.

(CNN) – Para los deportistas de todos los niveles, la resistencia está compuesta de factores fisiológicos y psicológicos.

Los factores fisiológicos incluyen la capacidad o estado físico cardiovascular y con qué eficiencia el deportista aprovecha y usa la energía (su "economía del movimiento").

Lee: Una corredora abre brecha para atletas con sobrepeso

Un factor psicológico crítico, por otro lado, es el esfuerzo percibido, esto es, qué tanto sentimos que nos esforzamos durante una actividad. Cuanto menor es nuestro esfuerzo percibido, sentimos que más fácil es una actividad.

Cualquier estrategia que reduzca la percepción de esfuerzo que tiene un atleta generalmente tiene un efecto positivo en la resistencia. Y uno de los enfoques más sorprendentes podría ser manipular deliberadamente nuestra expresión facial.

Publicidad

Por extraño que parezca, muchos deportistas de élite, entre ellos el maratonista Eliud Kipchoge que ganó el oro olímpico, utilizan como estrategia la sonrisa para relajarse y soportar el esfuerzo.

Lee: ¿Qué tanto ejercicio tengo que hacer en realidad?

Además, la investigación también ha sugerido que la sonrisa intencional puede reducir la percepción del esfuerzo durante la actividad física en comparación con fruncir el ceño. Sin embargo, hasta que iniciamos nuestra última investigación, ningún estudio había examinado los efectos reales de las expresiones faciales en la economía del movimiento o el esfuerzo percibido durante el deporte de resistencia que tiene una duración más larga.

Prueba en corredores

Les pedimos a 24 corredores que completaran cuatro tandas de seis minutos en una cinta fija. Cada tanda de seis minutos se realizó de continuo, en una sola sesión, con un descanso de dos minutos entre cada tanda.

Publicidad

Durante cada tanda que corrieron, los participantes sonrieron (específicamente una sonrisa real o "Duchenne", y no una sonrisa falsa), fruncieron el ceño (los corredores imitaron su propia expresión facial durante carreras intensas), intentaron relajar conscientemente las manos y la parte superior del cuerpo, o adoptaron su actitud normal durante la carrera.

Lee: La mujer que corrió 7 maratones en 7 continentes en 7 días

Cada participante también llevaba una máscara respiratoria que nos permitía medir la cantidad de oxígeno que consumían mientras corrían. Al medir el oxígeno, podíamos calcular cuánta energía había gastado el corredor.

nullDespués de cada ejecución, los participantes respondían una serie de preguntas perceptivas, incluido su esfuerzo percibido durante los seis minutos previos.

Nuestro descubrimiento clave fue que los participantes economizaban más (usaban menos energía, eran más eficientes) mientras sonreían. Sorprendentemente, los participantes fueron un 2.8% más eficientes cuando sonreían que cuando fruncían el ceño, y un 2.2% más eficientes cuando sonreían en comparación con el estado mental normal. Estas reducciones eran suficientes para esperar una mejora significativa en su desempeño en condiciones de competición.

Lee: ¿Puede correrse un maratón por debajo de las dos horas?

Publicidad

Los participantes también informaron un mayor esfuerzo percibido cuando fruncían el ceño que cuando sonreían o cuando intentaban relajar las manos y la parte superior del cuerpo.

Colectivamente, estos resultados sugieren que la sonrisa puede ser una provechosa estrategia para mejorar la economía del movimiento, y para reducir la percepción de esfuerzo en comparación con fruncir el ceño. Por el contrario, fruncir el ceño no solo refleja el esfuerzo durante la actividad física, sino que puede, a su vez, aumentar nuestra percepción del esfuerzo.

¿Pero por qué la expresión facial tuvo un impacto en la economía de los corredores y en el esfuerzo percibido? Curiosamente, nuestros hallazgos están respaldados por el concepto de “emoción corporizada” (embodied emotion): la idea de que la adopción de una expresión facial puede influir en cómo se experimentan las emociones.

Lee: 12 mitos que debes 'derribar' para correr el maratón

También sabemos que las estrategias de relajación pueden mejorar la economía del movimiento, en este caso, el aprovechamiento de la energía a la hora de correr. Por lo tanto, sonreír puede aumentar la relajación entre los corredores, mientras que fruncir el ceño puede aumentar la tensión. Sin embargo, es posible que las técnicas de relajación más deliberadas necesiten cierta práctica para ser efectivas, quizás explicando por qué las señales de relajación consciente no mejoraron la economía de carrera en nuestro estudio.

Mejora tu desempeño

Publicidad

¿Cuáles son las implicaciones prácticas de este estudio? ¿Y cómo puedes utilizar esta investigación para mejorar tus propios resultados al correr? Una implicación es que la sonrisa puede ser una estrategia útil para mejorar la economía y hacer que te sientas más relajado durante la carrera. Por el contrario, fruncir el ceño puede aumentar la tensión y hacer que tu carrera se sienta más difícil.

Con todo, hay muchas preguntas que aún debemos responder. En primer lugar, ¿por cuánto tiempo deberías sonreír? ¿Hacerlo como Kipchoge, en tandas de 30 segundos, es suficiente o tenemos que sonreír continuamente como lo hicieron los corredores en nuestro estudio?

nullEn segundo lugar, ¿la sonrisa también funciona para otras actividades de resistencia, como la bicicleta o el remo? Finalmente, ¿puede una simple señal de relajación (como relajar las manos al imaginar que sostienes delicadamente una galleta entre los dedos), mejorar la economía de carrera con la práctica?

Lee: Cinco formas de correr con inteligencia

Un estudio más largo podría responder estas preguntas pero, por ahora, nuestra recomendación es que le prestes atención a tu expresión facial y sonrías tanto como puedas durante tu carrera.

Publicidad

Incluso cuando la distancia parezca agotadora, trata de concentrarte en los recuerdos agradables, sonreír y saludar a la gente mientras pasas corriendo, sonríe a las cámaras a los costados, o incluso una pequeña sonrisa para ti cuando completes cada milla también funcionará.

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad