Publicidad
Publicidad

Las 'Bosai Girls' de Japón le ponen moda a la asistencia en desastres

Para captar el interés de los 'millennials', las Bosai Girls llevaron la moda a la asistencia para desastres.
bosai girls de japón
Prevención de desastres Misaki Tanaka decidió correr la voz sobre la importancia de la asistencia para desastres entre los ciudadanos japoneses. (Foto: Misaki Tanaka/Instagram)

Un terremoto devastador y un tsunami cambiaron la opinión que Misaki Tanaka tenía de la asistencia para desastres e inspiraron a la emprendedora que lleva dentro.

El terremoto del 11 de marzo de 2011 fue el más grande que se haya sentido en Japón. Le siguió un tsunami con olas de 10 metros; murieron casi 20,000 personas y 2,500 quedaron desaparecidas.

"Antes de 2011, nunca pensé detenidamente en la prevención de desastres", cuenta Tanaka, de 29 años, en un correo electrónico. Había participado en los simulacros escolares cuando iba a la escuela, "pero claro, no me parecían importantes", dijo.

Lee: Los desastres naturales, verdugo silencioso en México

Sin embargo, el terremoto —que desplazó 2.4 metros a Honshu , la isla principal de Japón, y que literalmente movió el eje terrestre, según el Servicio Geológico de Estados Unidos— provocó que Tanaka viera las cosas de forma diferente. Sus pensamientos y sus actos cambiaron de formas sorprendentes, incluso para ella.

"No podía dejar de pensar en eso", cuenta. Renunció a su amado trabajo en tecnologías de la información y se mudó a la zona de desastre, la prefectura de Fukushima, para ayudar a la gente.

Publicidad
Cambios
Misaki Tanaka se mudó a la prefectura de Fukushima después del terremoto de 2011.

"En Fukushima vi a muchos refugiados, casas derrumbadas y lugares en los que el tsunami había arrasado con los pueblos", cuenta. "Hablé con muchas personas que perdieron a sus amigos y familiares".

Tanaka decidió correr la voz sobre la importancia de la asistencia para desastres entre los ciudadanos japoneses. El 11 de marzo de 2013, día del segundo aniversario del terremoto devastador, ella y un par de amigos fundaron una organización llamada Bosai Girls.

Lee: Por qué desarrollar una cultura de prevención de desastres

"Bosai significa 'prevención de desastres' en japonés", explicó Tanaka, así que el nombre del grupo significa simplemente "chicas que entran en acción para prevenir los desastres".
En el sitio web de Bosai Girls , este mensaje queda claro: "Terremotos, volcanes, lluvias intensas, tifones. Vivir en Japón es vivir con la naturaleza… y con los desastres".

Desastres naturales

Publicidad

Para escribir bosai en japonés, necesitas dos caracteres chinos, explica Tanaka. El primero significa "prevención" o "preparación", mientras que históricamente, los japoneses han interpretado el segundo carácter como "desastre natural". Hay una explicación excelente para ello.

"[Japón] es uno de los lugares de la Tierra más propensos a los terremotos", dijo Mark Petersen, director del Proyecto del Modelo de Riesgo Sísmico del Servicio Geológico de Estados Unidos. Señala que cada año hay 1,500 terremotos o más de magnitudes que la gente puede sentir.

Materiales
Una misanga Bosai Girls hecha de paracord, cuerda liviana de fuerza paracaídas.

Petersen explica que la Fosa de Japón es parte del famoso Cinturón de Fuego del Pacífico, en donde ocurre la mayoría de los terremotos. Esencialmente, Japón yace sobre una gran zona de subducción (donde se encuentran las placas tectónicas) y cuando las placas oceánicas se deslizan bajo las islas japonesas, el resultado es un terremoto, explicó Petersen.

OPINIÓN: ¿Por qué nos gusta ser solidarios?

Publicidad

En este entorno inestable, tiene todo el sentido del mundo interpretar el segundo carácter chino como desastre "natural".

La nueva tendencia 'disaster chic'

Bosai Girls es una organización no lucrativa y poco tradicional porque no dicta la forma de brindar la asistencia en desastres. Se espera que los voluntarios sean independientes al ayudar a los demás, explicó Tanaka, quien también presentó su versión singular de bienes y servicios conocidos.

"En Japón hay muchos productos y programas de prevención de desastres", explicó. Aunque las escuelas "obligan" a la gente a participar, "no es divertido, así que no queremos hacerlo".

Su generación está "aburrida" de los simulacros comunes, así que "necesitamos llamar su atención", señaló.

Publicidad

Superar el sismo, un trabajo de equipo en las empresas

Cree que la moda puede ayudar a que las personas que no se sienten inspiradas con la variedad actual de opciones de asistencia para desastres lo entiendan mejor. Para ello, Tanaka creó productos disaster chic para reemplazar los productos no tan llamativos que hay usualmente en el mercado.

Fácil de usar y transportar

"En Japón tenemos kits de emergencia en áreas públicas (como las escuelas) o en casa", explicó Tanaka. Sin embargo, en el día a día la gente no está necesariamente en donde esperas o están en tránsito entre destinos usuales. Tanaka cree que muchos de los productos y kits de asistencia para desastres no son portátiles ni fáciles de usar.

Uso
La misanga de Bosai Girls se puede usar en más de 10 formas durante un desastre, dijo Tanaka.
Publicidad

Este nuevo sentido de la "usabilidad" inspiró a Tanaka para crear un misanga especial, un brazalete tejido. El misanga de Bosai está hecho con Paracord (una soga ligera para paracaidismo) y si se desenrolla, puede usarse en más de diez formas durante una crisis: como línea para tender ropa, como torniquete, como hilo dental, como agujetas, como cordón para atar y ondear una señal de auxilio, e incluso como silbato.

El misanga está a la venta en #beOrange, una campaña para crear consciencia sobre los tsunamis a cargo de Bosai Girls y el Ocean and Japan Project de la Nippon Foundation.
En general, Japón está "muy bien preparado" para la posibilidad de un tsunami después de un terremoto, de acuerdo con Petersen. "Han destinado muchos recursos al diseño de muros de contención de tsunamis para protegerse".

OPINIÓN: Primero seres humanos antes que líderes frente a la tragedia

Sin embargo, #beOrange llena un vacío en la brecha de la concienciación. La Nippon Foundation señala que el anaranjado es el color de las banderas que los trabajadores de asistencia usan para avisar de una evacuación por tsunami. El color es brillante y puede verse fácilmente ante el azul del cielo y el mar, además de que sirve como alerta visual para que la gente sepa —incluso para los turistas que no hablan japonés— que tienen que buscar refugio.

Los nuevos artículos disaster chic de Tanaka incluyen una versión anaranjada de su misanga de supervivencia. Sin embargo, su aportación más sustancial a la moda para desastres podrían ser sus botas para voluntarios .

Adaptación
Estas botas de voluntario son más ligeras y fáciles de llevar que las tradicionales.
Publicidad

"Shibata Industrial, una empresa que ha existido desde 1912, fabricó las botas", explicó Tanaka. "A diferencia de las botas tradicionales, pesadas y hechas para hombres, [las botas de Bosai] no son pesadas y son fáciles de empacar". Pese a que son flexibles, también son impermeables y resistentes, además de que tienen una placa de hierro en la suela.
Aunque Tanaka tiene otros productos disaster chic en su sitio web, como los kits de prevención de desastres para mujeres , su producto más reciente es un potaje de arroz conocido como potayu .

"En Japón, la comida para emergencias no es sabrosa, no es saludable y tiene mal aspecto", dijo. Encuestó a unos refugiados japoneses este año, quienes le dijeron que "no quieren comer alimentos para emergencias porque los hace infelices".

OPINIÓN: El apoyo en estados de 'colapso' psicológico

En colaboración con Ishii Food, una empresa especializada en carne, fundada en 1973, Tanaka desarrolló un potayu que no solo supiera bien, sino que fuera lo suficientemente saludable como para comerlo a diario.

Alimentación
Potayu es una papilla de arroz nutritiva destinada a los sobrevivientes de un desastre.

Tanaka explicó que Japón tiene un estilo nacional de prevención de desastres y señaló que se basa en el "espíritu de apoyo mutuo" de su país y en sus poderosos valores en el diseño.

Publicidad

Cómo atraer a los 'millenials' y a las mujeres

A Stephanie Rendon, vocera de la Cruz Roja de Estados Unidos, no le sorprende el trabajo de Bosai Girls al otro lado del océano Pacífico.

Gracias a sus experiencias con la organización internacional de asistencia en desastres, Rendón ha aprendido que muchos jóvenes "se ofrecen como voluntarios para apoyar a las comunidades en tiempos de crisis, organizan donaciones de sangre en su escuela, difunden y recaudan fondos para iniciativas internacionales, y más".

OPINIÓN: Saldos positivos y negativos de los sismos

De hecho, el programa Missing Maps de la Cruz Roja ha inspirado a muchos millenials a unirse al movimiento y crear mapas digitales de comunidades de alto riesgo. "Su conocimiento de la tecnología y su entusiasmo para ofrecerse como voluntarios digitales ha ayudado a nuestros equipos a llevar asistencia a todo el mundo", explicó.

Publicidad

Desde el punto de vista de Rendon, "la asistencia para desastres es una labor de equipo. Toda clase de organismos deben brindar asistencia para desastres y servicios de recuperación. Cada desastre es único y conlleva desafíos particulares", explicó. Por lo tanto, se necesitan asistentes diversos que contribuyan "con su propio talento, habilidad y experiencia".

"La gestión de emergencias suele ser un espacio dominado por los hombres", dijo Rendon; no obstante, alrededor del mundo, "las mujeres de todas las edades" están asumiendo "roles de liderazgo para ayudar a hacer la diferencia en sus comunidades".

Así, las Bosai Girls se unen a un movimiento existente en el espacio de la asistencia en desastres.

OPINIÓN: ¿Cómo esperar un nuevo sismo?

"Las mujeres y las niñas necesitan más apoyo especial y ayuda que los hombres", dijo Tanaka. Por eso inventó el nombre Bosai Girls. "Además, creo que las mujeres y las niñas pueden ayudarse más amablemente y pueden entender un problema delicado sin hablar", dijo. Agregó que todos los voluntarios son bienvenidos y que todos pueden asistir a los eventos de la organización no lucrativa.

Publicidad

'Tengo que dar un paso al frente'

Aunque Tanaka no sabe exactamente cuántos amigos y seguidores de Bosai Girls en las redes sociales participan en las labores de asistencia en desastres, dijo que cuando organiza un evento, "llegan más de 3,000 participantes".

"Les interesan nuestros valores y nuestra perspectiva", dijo Tanaka; hay quien dice que las Bosai Girls "han cambiado su vida".

Hoy, además de prepararse para desastres "inusuales" independientes de la vida ordinaria, Tanaka y su organización están pensando en diferentes clases de desastres, tales como el acoso escolar, la discriminación y otros "accidentes de la vida", como ella los llama.

OPINIÓN: Cómo preparar a un niño para un sismo

Publicidad

"Sé que en el mundo hay muchos otros problemas sociales. También creo que quiero resolverlos", dijo. Agregó que como hay muchos desastres naturales en el mundo y se están perdiendo muchas vidas, "creo que deberíamos pensar más a fondo en los desastres".

Después de todo, los desastres naturales son una de las cuestiones sociales con las que todos los habitantes de la Tierra se identifican.

"Pocos japoneses entran en acción por eso", dijo Tanaka. "Así que yo tengo que dar un paso al frente".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad