Publicidad
Publicidad
Viajes 2016 Especial desktop header.gif

Los mejores hoteles-burbuja del mundo

Ya sean domos en el desierto o capullos acogedores en la campiña, seleccionamos 10 de los mejores hoteles-burbuja del mundo para que te hospedes.
Selección
Selección Ya sean domos en el desierto o capullos acogedores en la campiña, seleccionamos 10 de los mejores hoteles-burbuja del mundo. (Foto: Cortesía de Ridgeback Lodge)

Nota del editor: Krisanne Fordham ha escrito para Conde Nast Traveler, Fodor's Travel, Departures y Travel + Leisure. Creció en Sídney y ahora divide su tiempo entre Umbría, Italia, y Nueva York, Estados Unidos.

(CNN) – Glamping, hazte a un lado. Cuando se trata de vivir el mundo natural, los hoteles burbuja son la nueva moda. A diferencia de las casas de campaña y las cabañas, estas burbujas transparentes ofrecen vistas del cielo nocturno y del paisaje circundante sin obstáculo alguno (porque seamos honestos, el techo y las paredes estorban).

Lee: 10 hoteles en Moscú para todos los presupuestos

Ya sean domos en el desierto o capullos acogedores en la campiña, seleccionamos 10 de los mejores hoteles-burbuja del mundo para que te hospedes :

1. Campera Hotel Burbuja (México)

Publicidad

Aunque yace en el corazón de la zona vinícola mexicana —el exuberante valle de Guadalupe—, Campera no es el típico refugio de zona vinícola.

Campera Hotel Burbuja (México)
Campera abastece el minibar con vino tinto y blanco local, producto de los viñedos que rodean a las burbujas.

En vez de habitaciones tradicionales, este hotel ecológico consiste de 10 burbujas climatizadas con camas matrimoniales y baños elegantes.

Lee: Los 10 mejores hoteles en México

Pero lo que de verdad vale la pena aquí, desde luego, es el paisaje: oculto en medio de los viñedos, tendrás una vista inolvidable de las estrellas por la noche y un paisaje asombroso del viñedo por la mañana.

Campera Hotel Burbuja; desde 180 dólares por noche.

Publicidad

2. Bubbletent Australia (Australia)

Es difícil encontrar algo más escénico que este retiro australiano, asentado en la cima de una loma con vista al valle Capertee (el segundo cañón más grande del mundo), 200 km al noroeste de Sídney.

Bubbletent Australia
Oculto en el campo, Bubbletent Australia tiene vista al segundo cañón más grande del mundo.

Sus tres domos transparentes sellados llevan el nombre de las constelaciones de Leo, Cáncer y Virgo; son impresionantemente lujosos: piensa en tinas con agua calentada con leña, camastros confortables e incluso iPads cargadas con listas de reproducción ideales para ver el atardecer y las estrellas. También hay una cocineta equipada con todo lo necesario para preparar un chocolate caliente y malvaviscos para asar en la fogata al atardecer.

Lee: 8 de las mejores suites en penthouse del mundo

Publicidad

Bubbletent Australia; desde 250 dólares por noche.

3. Finn Lough Bubble Domes (Irlanda del Norte)

Ocultas en las profundidades de los bosques de Irlanda del Norte, estos domos te hacen sentir como si estuvieras en medio de la nada.

Finn Lough's Bubble Domes (Irlanda del Norte)
Ponte cómodo en la cama de cuatro postes hecha a la medida y sírvete un trago un para sumergirte en el cielo desde uno de los domos de Finn Lough.

Afortunadamente no es así: los domos son parte del Finn Lough Resort, un centro vacacional equipado con spa, un restaurante de temporada y unos majestuosos chalets estilo nórdico con vista a Lough Erne.

Publicidad

Lee: Los 7 mejores hoteles boutique en Las Vegas

Aunque no son tan acogedores como los chalets, cada uno de los siete domos ofrece todos los lujos de una suite, tales como camas de cuatro postes, albornoz y pantuflas, e incluso una cafetera Nespresso (que necesitarás después de pasar toda la noche admirando las estrellas).

Tarifas en Finn Lough Bubble Domes desde 320 dólares por noche.

4. Aire de Bardenas (España)

Vale la pena ir a Aire de Bardenas tan solo por su impactante telón de fondo: está en el sureste de Navarra, a orillas del Parque Natural Bardenas Reales, bordeado por salientes surrealistas de arenisca por un lado y vastos trigales por el otro.

Publicidad
Aire de Bardenas (España)
Aire de Bardenas está situado en un trigal cerca del Parque Natural Bardenas Reales, por lo que los huéspedes pueden vivir el desierto español desde la comodidad de su cama.

En contraste, sus burbujas son elegantes y mesuradas, con una decoración minimalista que permite que el paisaje dramático robe cámara.

Lee: Los 11 mejores hoteles en medio de la nada

Si las burbujas no son tu estilo, no te preocupes. El hotel también ofrece cápsulas prefabricadas de ultralujo y algunas cuentan con tina.
Burbujas en Aire de Bardenas, desde 325 dólares por noche.

5. Attrap'Rêves (Francia)

Publicidad

El lujo y el mundo natural se encuentran en Attrap'Rêves, un hotel-burbuja asentado en un pinar provenzal en la campiña marsellesa.

Attrap'Rêves (Francia)
Attrap'Rêves pone la tierra al alcance de tu mano… o mejor dicho, de tus pies, porque la burbuja tiene un piso único de pasto.

Sus cinco burbujas de ensueño, creación del diseñador francés Pierre Stephane Dumas, están amuebladas de acuerdo con temas diferentes y ofrecen cómodas camas king-size (refrescantemente grandes).

Lee: ¿Trabajo y diversión? Hoteles de negocios inteligentes

Aunque parece que cada burbuja está completamente aislada, están a unos pasos del edificio principal del hotel, en donde encontrarás un jacuzzi al aire libre y un restaurante estilo campirano (aunque también puedes cenar en tu burbuja).

Burbujas desde 133 dólares por noche en Attrap'Rêves

Publicidad

6. Ridgeback Lodge Dream Domes (Canadá)

Gracias a sus chimeneas de gas y a su decoración montañesa, estas burbujas podrían ser las más acogedoras del mundo. También son de las más remotas y aisladas, sumergidas en las profundidades de un bosque privado de casi 75 hectáreas en la península de Kingston, en New Brunswick.

Ridgeback Lodge Dream Domes (Canadá)
Vuelve a ponerte en contacto con la naturaleza en Ridgeback Lodge; acurrúcate en la cama o sumérgete en la tina privada al aire libre, con agua calentada con leña.

Como si la soledad y la atmósfera rústica no bastaran, cada burbuja cuenta con su propia tina japonesa al aire libre con agua calentada con leña, perfecta para un baño nocturno (y para tomar fotos de envidia para Instagram).

Lee: 12 opciones para escaparse a México y el Caribe

Publicidad

Ridgeback Lodge Dream Domes; desde 120 dólares por noche.

7. Buubble: El hotel de cinco millones de estrellas (Islandia)

¿Por qué internarte en el bosque para ver las luces del norte cuando puedes verlas desde la comodidad y la calidez de tu propia cama?

Buubble (Islandia)
Los huéspedes del llamado "hotel de los cinco millones de estrellas" pueden dormir bajo un manto de estrellas en el bosque islandés, gracias a Buuble.

Las cinco burbujas muy cálidas y acogedoras de Buubble están inmersas en las profundidades de un bosque denso, a dos horas de Reikiavik, y ofrecen uno de los mejores lugares para ver la aurora boreal.

Publicidad

Lee: Los 25 mejores hoteles lunamieleros del mundo

El pilón es que por unos 150 dólares más, el hotel te ofrece traslados desde Reikiavik y una excursión escénica por el sur de Islandia antes de que te dejen en tu burbuja para pasar la noche.
Alojamiento en Buubble, desde 327 dólares por noche.

8. Sun City Camp (Jordania)

Inspirados en la taquillera cinta El rescate (The Martian), los 20 domos futuristas de Sun City Camp están enclavados en medio del paisaje extraterrestre del desierto de Wadi Rum, Jordania.

Sun City Camp (Jordania)
Gracias al paisaje desértico del color del cobre y a las montañas, parece que las burbujas de Sun City Camp están en otro planeta.
Publicidad

Con una superficie de casi 50 metros cuadrados, cada domo climatizado tiene capacidad hasta para cuatro personas —cosa rara en los alojamientos estilo burbuja, que generalmente se construyen para dos— y cuentan con una terraza privada, equipada para asolearse o ver las estrellas.

Lee: El hotel más hermoso de Medio Oriente

Dejando a un lado los domos y los paisajes, vale la pena visitar el campamento por sus muchas diversiones, ya sean los paseos en camello o las fogatas nocturnas. Si no lo creen, pregúntenle a Elon Musk .

9. Bubble Lodge (Mauricio)

Mauricio es famoso por sus resorts de playa, pero el Bubble Lodge ciertamente es la forma más original de vivir esta hermosa isla tropical.

Publicidad
Bubble Lodge (Mauricio)
Asentadas en el borde de un lago volcánico, en la plantación de té de Bois Cheri, estos biodomos transparentes, rodeados de vegetación, son lo más cerca que estarás de la naturaleza.

Asentadas en el borde de un lago volcánico, en la plantación de té de Cois Cheri, estos biodomos transparentes, rodeados de vegetación, son lo más cerca que estarás de la naturaleza.

Lee: Los nuevos hoteles que redefinen la imagen del sur de EU

Son lujosos y sorprendentemente espaciosos; cuentan con un área de descanso, comedor, dormitorio independiente y una deliciosa (y encantadoramente moderna) regadera al aire libre.

Alojamiento en Bubble Lodge, desde 372 dólares por noche.

10. Aurora Bubbles, hoteles Nellim Wilderness (Finlandia)

Publicidad

Las tres burbujas Aurora de Nellim cumplen justamente lo que prometen: vistas excelentes de la aurora boreal (visible en la impresionante cantidad de 200 noches al año en promedio en el norte de Finlandia).

Aurora Bubbles, hoteles Nellim Wilderness (Finlandia)
Mira cómo bailan las luces del norte sobre tu cabeza en Aurora Bubbles, en la Laponia finlandesa.

Aunque son más simples que otros domos (están hechos de madera y Perspex), son excepcionalmente cómodos y están equipados con muchos cojines y cobijas gruesas para que pases la noche bien calientito.

Lee: Un hotel de lujo en una cabaña

Cada domo tiene vista al lago congelado de Inari, en donde puedes pasear en motonieve antes o después de tu estancia.

Publicidad

Aurora Bubbles, desde 310 dólares por noche.

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad