Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La reseña de la sexta temporada de 'Orange is the New Black'

Sin spoilers, hablamos de una de la series más emblemáticas de Netflix.
Orange is the new black
La sexta temporada se estrenó el 27 de julio.

BRIAN LOWRY

Junto con House of Cards, Orange is the new black ayudó a poner a Netflix en el mapa como un sitio de programación original. Sin embargo, el programa estrenó su sexta temporada luciendo como una moda pasada.

El extenso elenco de personajes todavía produce algunos momentos memorables, y los escritores entregan (especialmente en el más absurdo y desechable diálogo) divertidas líneas.

Aquellos que lleguen al final de la temporada también encontrarán referencias casi misteriosas con los titulares recientes del mundo real.

Aún así, después de ser uno de los mejores programas de la televisión, Orange actualmente da la sensación de estar simplemente dando vueltas y reproduciendo viejos episodios que realmente yendo a un lugar, cojeando en lugar de correr hacia la meta.

Publicidad

El espectáculo comienza después de los disturbios en la prisión, que se prolongaron hasta la temporada 5. En lo que parece una muestra de indulgencia creativa y una falta general de urgencia en la narración, el primer episodio comienza con una fantasía surrealista con una secuencia que dura más de cinco minutos.

via GIPHY

Luego, la serie pasa gradualmente a través de extractos de lo que ocurrió, con la perspectiva cada vez más desalentadora de explotar la actuación del extenso reparto. Eso, también, ha introducido un cierto nivel de desigualdad en la narrativa, especialmente para aquellos que, digamos, han perdido interés en el romance frecuentemente cruzado de Piper (Taylor Schilling) y Alex (Laura Prepon), dados todos los impedimentos que han enfrentado.

Sin rebelar nada, la nueva temporada también incluye un componente tribal dentro de la prisión y un comportamiento más abusivo por parte de los guardias. La lucha continúa en varios frentes, de hecho, con respecto a los aspectos deshumanizantes de la vida en prisión.

via GIPHY

En retrospectiva, Netflix podría no haber hecho ningún favor a Orange extendiendo el programa a una renovación de tres temporadas antes de la temporada 5. La comodidad de saber que el programa tiene todos esos episodios para llenar - permitiendo a los escritores hacer planes a largo plazo- ha quitado la presión de mantener el tipo de ritmo que definió las primeras temporadas, poniendo más énfasis en los aspectos peculiares que en el panorama general.

Lee: Los pequeños cambios que salvaron a Netflix

Netflix no proporciona datos de usuario, pero Orange is the new black todavía tiene sus leales seguidores y un arsenal de actrices a su disposición, presentando una mezcla de comedia y drama casi igualitaria y no fácilmente clasificada.

Pero en las últimas dos temporadas, hay una persistente sensación de que el programa es menos valiente, desvaneciéndose en una versión pálida de lo que inicialmente lo convirtió en una de las series más emblemáticas de Netflix, un veredicto simplemente reforzado por las nominaciones al Emmy.

Recomendamos: Netflix te dejará personalizar tu perfil como Eleven

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad