Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La delgadez sí proviene desde los genes, asegura estudio

Aproximadamente un tercio de las personas en la mayoría de los países logra mantenerse delgado a pesar de la exposición a ambientes alimentarios deficientes.
Dieta
Se obtuvieron muestras de ADN de los participantes y el equipo buscó las variantes genéticas identificadas previamente como asociadas con el sobrepeso u obesidad.

(CNN) - Si haces dieta y vas al gimnasio con regularidad, pero no estás viendo los resultados que esperabas, podría ser culpa de tus genes. Un nuevo estudio encontró que las personas delgadas tienen regiones genéticas específicas en su ADN que las mantienen esbeltas y también tienen menos variantes genéticas relacionadas con el sobrepeso.

"Hemos encontrado que hay genes asociados con la delgadez", dijo Sadaf Farooqi, profesora de metabolismo y medicina en la Universidad de Cambridge, que dirigió el estudio.

En la investigación se agregaron diferentes variantes genéticas para crear una puntuación de riesgo genético. Puntos que fueron más bajos en personas delgadas y más altos en las personas obesas.

Lee: ¿Fan de la comida chatarra? Cuidado, está ligada a mayor riesgo de cáncer

La motivación detrás del estudio fue ayudar a las personas que están luchando con el peso. "Es fácil apresurarse a juzgar y criticar a las personas por su peso, pero la ciencia muestra que el tema es mucho más complejo. Tenemos mucho menos control sobre nuestro peso del que podríamos pensar", dijo Farooqi.

Investigaciones anteriores, como las que utilizan gemelos, han demostrado que las diferencias de peso corporal encontradas en el mismo entorno pueden depender de los genes, escriben los autores. "Los genes desempeñan un papel de al menos el 40% en el peso de las personas. Es mucho más de lo que la gente cree", dijo Farooqi a CNN.

Publicidad

Puntaje de riesgo genético

Para analizar el vínculo entre los genes y el peso, el equipo de Farooqi comparó el ADN de alrededor de 14 mil personas. Se reclutó a un grupo de 1,622 participantes esbeltos con un índice de masa corporal de 18 o menos, pero sin trastornos de la alimentación o afecciones médicas. Ese grupo fue comparado con 1,985 personas con obesidad severa, con un índice de masa corporal superior a 40, y con 10,433 personas de peso normal, cuyo IMC oscilaba entre 19 y 25.

Lee: ¿Cuánto cuesta bajar de peso?

Las muestras de ADN se obtuvieron de la saliva o la sangre de los participantes y el equipo buscó las variantes genéticas identificadas previamente como asociadas con el sobrepeso u obesidad.

Al sumar las más de 100 variantes genéticas diferentes, el equipo creó un puntaje de riesgo genético y encontró que las personas obesas tenían un puntaje de riesgo genético más alto que las de peso normal o delgadas, lo que no es sorprendente, apuntó Farooqi.

Por otro lado, este puntaje de riesgo fue "muy bajo en personas delgadas", por ende tienen muchos menos genes que contribuyen al sobrepeso, en comparación con el resto de la población. "Ellos esquivaron la bala", explicó.

OPINIÓN: ¿Por qué los veganos atraen tanto odio?

Un rasgo hereditario

El equipo de Farooqi también encontró nuevas regiones genéticas involucradas en la delgadez sana. Las personas delgadas no solo se mantienen delgadas "al no tener los genes de la obesidad, sino que también tienen diferentes genes que las protegen" contra el aumento de peso, dijo la investigadora.

La investigación concluye que "la delgadez, como la obesidad, es un rasgo hereditario".

El estudio indica que las afecciones relacionadas con la obesidad, como la enfermedad cardiaca, apoplejía o diabetes tipo 2, se encuentran entre las principales causas de mortalidad a nivel mundial.

Lee: ¿Eliminar el gluten de la dieta realmente es benéfico para la salud?

Entre 2015 y 2016, el 39.8% de los adultos estadounidenses era obeso, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. En el Reino Unido, el 26% de los adultos fue clasificado como obeso en 2016, según el Servicio Nacional de Salud.

Farooqi admite que una posible limitación del estudio es que su equipo encontró regiones genéticas en lugar de identificar "genes específicos que mantienen a las personas delgadas".

El siguiente paso es encontrar estos genes específicos. "Si podemos descubrir los genes que evitan que las personas aumenten de peso "podríamos usarlos para encontrar nuevas estrategias de pérdida de peso y ayudar a las personas que no tienen esta ventaja", comentó Farooqi.

Lee: Purifícate: cómo y por qué dejar los alimentos muy procesados

Tim Spector, profesor de epidemiología genética en el King's College de Londres, reconoció que el estudio pone de relieve lo que hemos sabido durante los últimos 15 años gracias a los estudios con gemelos. "Es decir, que la genética es importante en nuestra propensión a ser delgados u obesos. En general, las personas delgadas tienen más probabilidades de tener varios parientes delgados, mientras que las personas obesas son más propensas a tener parientes obesos".

Spector, que no participó en la investigación, agregó que los genes encontrados en este estudio "se agregan a la lista encontrada en estudios más amplios y son útiles para comprender los mecanismos". Pero "no ayudan" en las predicciones individuales de obesidad, dijo en un correo electrónico a CNN.

"Aproximadamente un tercio de las personas en la mayoría de los países logran mantenerse delgadas a pesar de la exposición a ambientes alimentarios deficientes. Parte de esto se debe a los genes, pero otros factores como las diferencias individuales en el estilo de vida o los microbios intestinales también son responsables", dijo Spector.

Lee: ¿Dónde se acumula la grasa en el cuerpo humano? Este estudio lo dice

Desafiar los prejuicios

El nuevo estudio "desafía la presunción automática de algunos de que las personas con sobrepeso son flojas o carecen de fuerza de voluntad, y eso es algo positivo, pero sabemos que hay muchos otros factores en juego, además de la genética, que determinan el peso de un paciente, como la dieta y la frecuencia con la que hacen ejercicio", dijo el doctor Steve Mowle del Royal College of General Practitioners en el Reino Unido, en un correo electrónico a CNN.

Advirtió que aunque el estudio sugiere que las personas más delgadas están genéticamente predispuestas a un menor riesgo de obesidad, "los factores de riesgo de un estilo de vida poco saludable son los mismos".

"Los médicos siempre recomendarán un estilo de vida saludable para todos sus pacientes, independientemente de su peso o predisposición genética, lo que incluye asegurarse de que consuman una dieta equilibrada, hagan ejercicio físico con regularidad, beban alcohol con moderación, no fumen y duerman lo suficiente", dijo Mowle, quien no participó en la investigación.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad