Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reducción del cerebro, otro de los efectos del COVID-19

Un estudio publicado en la revista Nature encontró una reducción en diversas regiones del cerebro, de hasta el 2%. Esta pérdida de volumen tardaría en generarse cinco años de manera natural.
jue 10 marzo 2022 10:20 AM
Reducción del cerebro, otro de los efectos del COVID-19
El estudio también encontró una estrecha relación entre el deterioro del sistema olfativo y el cambio estructural en el sistema nervioso, tras la infección de COVID.

Modificaciones en la estructura del sistema nervioso y reducción del volumen de la materia gris en el cerebro, son algunos de los cambios hallados en pacientes de COVID, según un estudio realizado en Reino Unido y publicado en la revista Nature.

La investigación se basó en la observación de los cambios cerebrales en 785 pacientes del Biobanco del Reino Unido, a quienes se les tomaron imágenes del cerebro en dos ocasiones.

Publicidad

¿Cómo afecta COVID-19 al cerebro?

De entre los participantes, 401 dieron positivo a COVID entre los dos escaneos, con 141 días de diferencia, en promedio, entre su diagnóstico positivo y el segundo escaneo cerebral.

Las diferencias encontradas entre el antes y después de la infección de COVID, en el cerebro de estos pacientes, fueron las siguientes:

  • Mayor reducción en el grosor de la materia gris y en el contraste de tejido en la corteza orbitofrontal y la circunvolución parahipocampal.
  • Cambios significativos en los marcadores de daño tisular en regiones conectadas funcionalmente con la corteza olfativa primaria.
  • Reducción en el tamaño global del cerebro.

Específicamente, a través de la utilización de un software, se observó que la reducción en varias regiones del cerebro fue de entre 0.2 y 2% de su volumen. Esto, aunque parece una diferencia pequeña, no lo es tanto.

De hecho, una reducción de esta magnitud tardaría cinco años en producirse de manera natural, gracias al envejecimiento.

Los investigadores detallaron que los resultados se confirmaron tras excluir 15 casos de pacientes que habían sido hospitalizados por la enfermedad.

Esto quiere decir que la existencia de estos cambios en el sistema nervioso y el cerebro son posibles en casos más leves de COVID; aunque falta más investigación al respecto. Además, también se observó un deterioro cognitivo en los pacientes, entre los dos puntos en el tiempo: antes y después de la infección.

Publicidad

“Estos resultados de imágenes del cerebro principalmente límbico pueden ser las características in vivo de una propagación degenerativa de la enfermedad a través de vías olfativas, de eventos neuroinflamatorios o de la pérdida de información sensorial debido a la anosmia (pérdida del olfato)”, dicen los investigadores.

Los científicos aclaran que aún queda por investigar si estos cambios en el cerebro y el sistema nervioso persistirán en el largo plazo y si se pueden revertir de manera parcial.

Otra de las limitantes del estudio es que no se identificó la variante específica de COVID que afectó a los pacientes observados.

Publicidad

Tags

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad