Una mexicana de 23 años combatirá la depresión desde Facebook

Andrea Campos quiere motivar a los mexicanos que ya presentan algún síntoma de este trastorno a salir adelante. Su estrategia: leer lo que sienten y piensan.
el 12% de la población de 18 a 65 años sufre trastornos depresivos.
En México  el 12% de la población de 18 a 65 años sufre trastornos depresivos.  (Foto: iStock by Getty Images)
Jimena Tolama /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Si alguna ves has sentido soledad, sueles aislarte, tienes ánimo irritable, insomnio, cansancio o percepción de inutilidad, quizá estés presentando uno de los primeros síntomas que más tarde pudieran convertirse en depresión o, tal vez, simplemente necesites mejorar alguna parte de tu vida que elimine esos sentimientos.

Esto es lo que Andrea Campos pretende detectar a través de Yana, una aplicación web que funcionará a partir de este año mediante Facebook Messenger, herramienta que además de ser utilizada por los usuarios de la red social para enviar y recibir mensajes de texto, permite a las empresas comunicarse con sus clientes.

Te interesa: E-Commerce y bots, las nuevas funciones de Messenger de Facebook

El programa que desarrolló Campos, de 23 años, evalúa a las personas con ayuda del Patient Health Questionnaire (PHQ-9), un examen de nueve preguntas utilizado por los psicólogos para detectar la presencia de síntomas depresivos en el corto plazo.

Cualquier persona con una cuenta de Facebook podrá entrar a la página de Yana y dar click para enviar un mensaje. Entonces un chatbot (robot que simula una conversación humana) aplicará las evaluaciones que ayudarán a identificar cuatro tipos de depresión: leve, moderado, grave y severo.

“Esto no determina un diagnostico porque es algo que no se puede hacer de manera remota y el único autorizado es un terapeuta”, aclara.

Lo que hace, explica la joven, es entender la situación de la persona y según los resultados, aplicará un programa de acompañamiento de 30 días para combatir estos signos con ayuda de “confidentes”, que serán estudiantes de psicología. En caso de gravedad, entonces canalizará a los usuarios con una red de ocho psicólogos especializados en terapia cognitiva-conductual, que ya participan en el proyecto y que espera aumentar a 50 conforme incremente la demanda.

El proyecto, que ha sido acelerado por Mass Challenge, Labora y Wayra tiene un 92% de avance y actualmente recauda fondos en Donadora, que utilizará para afinar detalles de automatización, marketing y recursos humanos, antes de lanzarlo oficialmente a finales de verano aproximadamente.

La depresión actualmente afecta a más de 300 millones de personas y es la primer causa de discapacidad a nivel mundial, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En México afecta al 12% de la población de 18 a 65 años y solo el 17% de los casos son atendidos, según el libro ‘La depresión y otros trastornos psiquiátricos’ de la Academia Nacional de Medicina.

La joven quiere alcanzar a 16,000 personas en ocho meses. “Ese será el primer arranque y a partir de ahí comenzaremos a ver el modelo de negocio para que pueda sostenerse en el tiempo”, agregó.

El secreto de la conversación

Campos comenzó el desarrollo como una aplicación descargable en los smartphones, pero se dio cuenta que “existe un riesgo de casi 50% de que las personas no la usen solo por la tarea de bajarla”, lo que la orilló a optar mejor por Messenger y las smart replies que lanzó Facebook este mes.

Esto le facilitará el acceso a un mercado de 1.2 billones de personas que cada mes utilizan la herramienta de mensajería. De acuerdo con datos de la compañía, alrededor de 2 billones de mensajes automatizados y manuales son enviados entre las personas y las empresas. Además, el 56% de los usuarios prefiere hablar por mensaje, que realizar una llamada de servicio al cliente.

“La gente ya está ahí, no tienen que descargar nada. A diferencia de una app, en la que pones poca atención a las alertas, un mensaje sí lo abres”, asegura Campos, que aprendió a programar de manera autodidacta y después reforzó sus conocimientos en Dev.f, una escuela de programadores de donde surgió su iniciativa.

Lee: Facebook quiere enseñar a los jóvenes que programar es divertido

Debido a que la novedad de los chatbots de Facebook es reciente, Campos validó la aplicación web con ocho personas a través de Whatsapp. Con esto detectó que lo que normalmente predomina es la depresión leve.

“Son personas que todavía tienen la energía y motivación de buscar ayuda y que pueden resolver su problema con ejercicio, por ejemplo, actividades que recomienda el programa de acompañamiento”. De la muestra, cinco la presentaron. Otras dos personas sí fueron canalizadas con un psicólogo y la última desertó del programa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para la psicóloga y fundadora de Sohin, Juana Ramírez, quien diseñó un modelo de acompañamiento para pacientes con enfermedades crónicas, considera que el concepto es bueno, pero que “tiene el reto de lograr que su servicio empate con el sistema de salud del país para que pueda escalar”.

Andrea Campos no es ajena al trastorno, pues desde los ocho años ha sufrido episodios de depresión. Fue hasta los 16 años que la diagnosticó un profesional. Su objetivo por el momento será el de detectar a tiempo los síntomas en jóvenes y adultos, que actualmente pasan la mayor parte del tiempo conectados y así recortar la brecha de atención. “Estoy segura que lo voy a poder resolver con tecnología”, confía.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×