Luis Videgaray y Jared Kushner, ¿los salvadores del TLCAN?

El canciller mexicano y el yerno de Donald Trump son los personajes que, a decir del presidente de EU, decidieron llevar a cabo las negociaciones que iniciarán este 16 de agosto.
Cercanos al poder  Tanto Videgaray como Kushner son colaboradores muy cercanos a los presidentes de México y de Estados Unidos.  (Foto: Creative Commons; foto arte: David Ortiz)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no quería reunirse con funcionarios mexicanos para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Su solución era más sencilla: imponer aranceles a las importaciones mexicanas, de acuerdo con una transcripción de una llamada que sostuvo con el presidente Enrique Peña Nieto en enero pasado.

En la plática, Trump menciona dos personajes clave para que decidiera sentarse a renegociar con México y Canadá: su asesor y yerno, Jared Kushner, y el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray.

Lee: ¿Qué dicen los analistas de la llamada Trump-Peña?

“Yo solo quería imponer los aranceles sin tener reuniones (entre los equipos de EU y México), pero si quieren tener reuniones estoy dispuesto a esperar. Jared (Kushner) confía en que usted y él encontrarán un acuerdo, a través de Luis (Videgaray) y su equipo, pero yo estaría encantando de no tener más negociaciones y simplemente imponer el arancel en la frontera”, indicó Trump, según una versión estenográfica publicada por el Washington Post.

Así están parados ambos personajes seis meses después de la llamada entre ambos mandatarios y a menos de dos semanas del inicio formal de las conversaciones que darán como resultado un nuevo TLCAN.

Luis Videgaray, el jefe de la diplomacia mexicana

El 4 de enero, es decir 16 días antes de la toma de posesión de Donald Trump, Luis Videgaray regresó a la administración federal como el nuevo jefe de la diplomacia mexicana.

De acuerdo con versiones de prensa, junto con Kushner, el nuevo canciller mexicano fue el artífice de una reunión entre Peña Nieto y el ahora presidente estadounidense en agosto de 2016, cuando Trump aún era candidato. La visita fue duramente criticada en México y se presume que fue la razón para que Videgaray saliera de la secretaría de Hacienda.

Lee: ¿Quién salió mejor librado de la llamada Peña-Trump? Esto dicen los analistas

Videgaray ha sido uno de los rostros fuertes de la relación con Estados Unidos durante la nueva administración. El 25 de enero, viajó a Washington con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, para una reunión de alto nivel.

Ha tenido al menos dos reuniones con el secretario de Estado, Rex Tillerson, y con el exsecretario de Seguridad Interior y ahora jefe del gabinete, John Kelly, donde han discutido sobre lucha contra el narcotráfico e inmigración.

Videgaray ha declarado que no forma parte de la negociación del TLCAN, sin embargo ha resaltado en varias ocasiones la necesidad de modernizar el acuerdo, que está vigente desde hace 23 años.

El canciller mexicano se ha visto envuelto en la polémica por sus posturas respecto a Venezuela.

Videgaray ha desplegado un activismo diplomático contrapuesto a la posición del gobierno venezolano, lo cual ha molestado a las autoridades de ese país. Declaraciones y llamados aparte, el gobierno de Peña Nieto impulsó que la Organización de los Estados Americanos (OEA) emitiera una declaratoria que incluyera temas como los “presos políticos” o la intervención en el Legislativo, durante la Cumbre celebrada en junio en Cancún.

Recomendamos: México y Venezuela, 12 años de una relación cada vez más 'espinada'

El proyecto fracasó, pero provocó acusaciones de que México se pliega a los intereses de EU, como expresó recientemente en Cancún la entonces canciller, Delcy Rodríguez, quien —al estilo venezolano— llamó la atención con dichos como “perritos simpáticos al imperio”.

Apenas este jueves, Videgaray respondió a las críticas del presidente de Venezuela

“Presidente Nicolás Maduro: cobarde es quien usa el poder del estado para desmantelar la democracia y arremeter contra su propio pueblo”, escribió el funcionario mexicano en su cuenta de Twitter.

Kushner, una voz cercana al presidente

Jared Kushner no forma parte del equipo estadounidense que discutirá el acuerdo, pero es junto con su esposa e hija del presidente, Ivanka Trump, una de las voces que más influye en la Casa Blanca y en las decisiones que toma Donald Trump.

Kushner es un neoyorikino de 36 años dedicado a los bienes raíces.

Su participación en el gobierno de su suegro ha planteado cuestiones éticas, debido a las propiedades y negocios que el esposo de Ivanka manejó en el tiempo que dirigió el imperio inmobiliario de su familia.

Congresistas del Partido Republicano han alertado sobre posibles conflictos de interés. Walter Jones, miembro de la Cámara de Carolina del Norte escribió a la oficina de Ética Gubernamental de Estados Unidos (OGE, por sus siglas en inglés) el 18 de mayo para preguntar si una presentación de negocios de la empresa familiar de los Kushner a inversionistas chinos violó las reglas éticas.

Pero ha sido su presunta colaboración con Rusia para intervenir en las elecciones presidenciales de 2016 lo que ha puesto a tambalear no solo al esposo de Ivanka, sino a toda la administración federal.

La investigación criminal del FBI por la intromisión rusa en la elección puso en la mira a Kushner y los múltiples papeles que desempeñó tanto en la campaña electoral como en el equipo de transición de Trump el 26 de mayo.

OPINIÓN: ¿Cuál es el verdadero Jared Kushner?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El foco que concierne a Kushner incluye la operación de análisis de datos de la campaña de Trump en 2016, su relación con el exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn, y los propios contactos que hizo Kushner con los rusos, según lo que revelaron funcionarios estadounidenses informados sobre la investigación del FBI a CNN.

El Washington Post publicó que el asesor del presidente podría haber discutido la creación de un canal secreto de comunicación entre el equipo de transición de Trump y el Kremlin con el embajador de Rusia, Sergei Kislyak.

En su declaración, realizada el 25 de julio, Kushner confirmó que tuvo "tal vez" cuatro encuentros con rusos durante la campaña del 2016, pero insistió en que no discutió nada impropio durante esas reuniones, que incluyen dos encuentros con el embajador ruso, una reunión con el jefe de un banco estatal ruso y la reunión en junio del 2016 con una abogada rusa y otros que fue concertada por su cuñado, Donald Trump Jr.

Ahora ve
Así es como Donald Trump puso en aprietos al gobernador de Puerto Rico
No te pierdas
×