OPINIÓN: Wall Street se prepara para aumentar su volatilidad

Las encuestas dan a Clinton ventaja sobre Trump, pero las experiencias surgidas tras el 'brexit' y el referéndum colombiano tienen cauto al mercado financiero ante lo que ocurra el 8 de noviembre.
¿El regreso de la volatilidad?  Tarde o temprano el mercado ajustará gran parte de las ganancias generadas desde marzo de 2009, tanto en el Dow Jones como en el S&P500.  (Foto: Reuters/Archivo)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – El próximo martes 8 de noviembre el pueblo de Estados Unidos elegirá al presidente que lo gobernará durante el periodo 2017-2020.

Ambos candidatos generan rechazos entre propios y extraños, aunque Donald Trump ha hecho méritos para ganarse la enemistad del voto femenino y el latino por sus comentarios y los tres debates marcaron según los especialistas un triunfo de Hillary Clinton que, según muchos, parece encaminarse a una victoria en las próximas elecciones.

OPINIÓN: ¿Qué tanto afectó a los mercados la candidatura de Donald Trump?

En efecto, las encuestas muestran a Hillary Clinton con una clara ventaja, pero las experiencias surgidas por el brexit y el referéndum colombiano, en donde la salida del Reino Unido de Europa y el triunfo del “No” fueron verdaderas sorpresas en contra de lo que sostenían las encuestas, mantienen cauto al mercado financiero ante lo que pueda ocurrir el supermartes de noviembre.

El mismo Trump generó controversia al decir que él aceptaría los resultados de la elección siempre y cuando él fuera el ganador, generando dudas del escenario que podría acontecer si, como dicen las encuestas, el triunfo de Hillary se materializa.

Estados Unidos tiene en la historia más reciente una elección en donde el candidato demócrata en el año 2000 sumó más votos que el republicano y un polémico recuento voto a voto en Florida que terminó inclinando los delegados para que George W. Bush fuera ungido presidente para el periodo 2001-2004. En dicha oportunidad, Al Gore acató los resultados frenando una posible crisis institucional en el país del norte.

OPINIÓN: Hillary Clinton, ¿'ave Fénix' o 'cisne negro'?

¿Qué ocurrirá el 9 de noviembre con los resultados puestos? Es algo que más de uno quisiera saber, amén de la reacción de los candidatos ante el veredicto de las urnas, luego de lo dicho por el republicano que genera un motivo adicional de incertidumbre.

Wall Street se ha mantenido en un rango de operaciones muy limitadas desde los techos de agosto en los 18,668 puntos del Dow y los 2,193 puntos del S&P500. Más aún, las encuestas de sentimiento muestran que más del 86% de los participantes cree que esta situación perdurará hasta la elección misma, que ya pueda visualizarse en el horizonte.

El Dow Jones industrial ha dejado bien en claro su zona de soporte en los 17,950-18,000 puntos, mientras que el S&P500 ha hecho lo propio en los 2,118-2,120 puntos. Desde el punto de vista técnico, estos niveles tienen una importancia significativa, ya que representan la zona de techos de 2015 y 2016, al cumplir así con la regla técnica que una resistencia superada se transforma en fuerte soporte. Estas zonas se han transformado en bastiones de los alcistas que una y otra vez han defendido su posición en estos niveles.

OPINIÓN: Wall Street, ¿un buen indicador para las elecciones en EU?

Los bajistas también vienen haciendo su trabajo. De hecho, desde los techos de agosto, todos los intentos alcistas han sido rechazados con la característica que los picos que hemos observado desde dicho mes han sido tanto en el S&P500 y en el Dow cada vez menores.

Los últimos más importantes y significativos son los 18,399 del Dow y los 2,169 puntos para el S&P500, que consideraremos los bastiones de los bajistas y que han mantenido la característica de picos menores en los últimos tres meses. El desenlace de este rango acotado debe ocurrir muy pronto y, si consideramos que el mercado sanciona consensos, es posible que ocurra antes de las elecciones de noviembre.

Si la ruptura se diera por el lado de abajo perforando soportes la volatilidad se incrementaría notoriamente, ya que el techo de 18,668 puntos podría haber marcado el fin de la onda (5) de la serie desde marzo de 2009 y con ello cerraría un ciclo alcista muy grande desde los pisos de 1974. Si este fuera el caso, la tendencia bajista que se iniciara podría ser severa y rápida para ir a niveles de 17,000 de Dow y 1,991 de S&P500 como mínimo, y posiblemente debajo de los mínimos anuales de 15,350 del Dow y de 1,810 para el S&P500.

No debería extrañarnos que se repitan sucesos como agosto de 2015 o agosto de 2011, en donde en pocos días el mercado generó un fuerte selloff con ventas con reacción de pánicos y regresando guarismos de caídas como enero y febrero de este año, los que curiosamente lucen muy lejanos en la mente de los operadores.

Si por el contrario, el mercado generara la superación de 18,400, las posibilidades de los alcistas se incrementarán, lo que provocaría la extensión de la onda (5) desde marzo de 2009 para entregarnos un techo épico del mercado más adelante, y ampliaría la burbuja especulativa en que se encuentra la Bolsa estadounidense y que le podría explotar al próximo gobernante.

OPINIÓN: ¿Se encuentra Wall Street en presencia de una burbuja?

En cualquier caso, el rango actual acotado prepara el terreno para el regreso de la volatilidad y creemos que tarde o temprano el mercado ajustará gran parte de las ganancias generadas desde marzo de 2009, tanto en el Dow como el S&P500.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Un dron choca con un avión comercial en el cielo de Canadá
No te pierdas
×