Obama fue gran fanático de la innovación, ¿Trump seguirá sus pasos?

El presidente demócrata y las start-ups del Sillicon Valley vivieron un romance en los ocho años de la administración saliente, pero al parecer esto cambiará con el nuevo mandatario.
Mientras que Obama es un fan de la tecnología, Trump ha admitido que no usa su correo electrónico y no tiene computadora.
Contrastes.  Mientras que Obama es un fan de la tecnología, Trump ha admitido que no usa su correo electrónico y no tiene computadora.  (Foto: EFE)
Matt McFarland
WASHINGTON (CNNMoney) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, creó una especie de romance entre Silicon Valley y la Casa Blanca. Eso podría cambiar radicalmente con el presidente electo, Donald Trump.

No faltan casos que nos recuerden que Obama tiene un lugar en su corazón para la tecnología. Cuando lo eligieron, luchó para conservar su Blackberry (es tradición que a los presidentes no les permitan usar su correo electrónico).

Incluso, el gobierno de Obama ha celebrado anualmente una cumbre mundial de emprendimiento desde 2010.

Hace poco, la Casa Blanca fue la sede de South Lawn, un evento sobre nuevas tecnologías e innovación que emuló a la popular conferencia sobre tecnología, South by Southwest (SXSW), que se lleva a cabo en Austin, Texas.

El legado de Barack Obama entre sombras y luces

Varios de los empleados de Obama han ido y venido entre la Casa Blanca y el mundo de la tecnología. Según la Campaña por la Responsabilidad, 183 miembros del gobierno de Obama se han incorporado a Google y 58 salieron de Google para trabajar en Washington. Hoy, las empresas de tecnología superan a los grandes bancos de Wall Street en inversión en cabildeo en Washington.

Hace unos meses, Obama dio indicios de que le interesaría ser capitalista de riesgo.

La relación de Trump con la tecnología probablemente será diferente. Ha dicho que no usa el correo electrónico y que no tiene computadora. Además, atacó constantemente a empresas de tecnología como Apple y Amazon durante su campaña.

No se sabe a ciencia cierta si Trump hará un despliegue tecnológico en el gobierno federal. No fue uno de los temas importantes en la campaña y Trump no ha manifestado su postura en temas como la reforma a las patentes, el espectro inalámbrico, los datos abiertos ni la inteligencia artificial.

No obstante, quienes promueven la innovación en el gobierno confían en que Trump seguirá impulsando el uso de la tecnología para mejorar el gobierno.

"Quién sabe. Todo es posible", dijo Rob Atkinson, presidente de la Fundación para las Tecnologías de la Información y la Innovación. "Obama trató de usar tecnologías de la información para innovar en el gobierno. Lo que creo es que Trump usará las tecnologías de la información para mejorar la eficiencia y reducir los gastos en el gobierno".

Lee: El presidente Barack Obama será editor invitado de la revista Wired

Su opinión se basa en conversaciones que ha tenido con republicanos en el Capitolio. Atkinson dijo que también se imagina a Trump usando la automatización para mejorar el funcionamiento de las dependencias gubernamentales.

La forma en la que Obama ha usado la tecnología en Washington se ha comparado con llevar a un equipo táctico para abordar proyectos específicos. Implementó el Servicio Digital de Estados Unidos, el programa de Investigadores para la Innovación Presidencial y el servicio 18F para trasplantar parte de la energía de las start-ups y de la experiencia de Silicon Valley en el gobierno federal, que está notoriamente rezagado en lo que respecta a la tecnología.

Obama a través de los años de gobierno

Según el gobierno de Obama, 450 ingenieros, analistas de datos, diseñadores y gerentes de producto trabajaron en proyectos relacionados en 25 dependencias. Han trabajado para que los sitios web del gobierno sean más amigables con el usuario y abrieron 180,000 bases de datos federales a la ciudadanía. La renovación de un permiso de residencia ahora toma una fracción del tiempo que tomaba antes.

Recomendamos: 6 empresarios que no querían a Donald Trump en la Casa Blanca

La administración también respaldó la implementación de laboratorios de innovación en las dependencias. En el Departamento de Salud y Servicios Humanos, esto desembocó en un programa que ahorró 3 millones de dólares del erario al perfeccionar un programa de pago de préstamos.

Además, el llamado de Obama a incrementar la educación en ciencias computacionales propició inversiones por 250 millones de dólares por parte del sector privado, según la administración.

No obstante, existe un consenso generalizado respecto a que el gobierno federal aún puede mejorar en muchos aspectos en cuanto a su forma de usar la tecnología.

Lee también: Donald Trump, ¿un freno para la innovación en Silicon Valley?

Atkinson solía almorzar regularmente con los directores de información de las dependencias gubernamentales, quienes se quejaban constantemente de los límites a los que estaban sujetos. Un director de información dijo que el año pasado trató de contratar un ingeniero con experiencia en Java, un lenguaje informático. El directivo tenía que elegir uno de los candidatos de la terna que le propuso la Oficina de Gestión de Personal del gobierno. No obstante, ninguno de los tres candidatos sugeridos tenía experiencia con Java.

La congresista Suzan Delbene presentó a principios de este año una propuesta de ley para garantizar que los esfuerzos digitales de Obama se mantengan a largo plazo. La propuesta no se ha analizado. Delbene no ha hablado con nadie del equipo de transición de Trump sobre el futuro de los Servicios Digitales de Estados Unidos.

"Definitivamente es un tema que debería ser muy bipartidista", dijo a CNNMoney. "Espero que también lo respalden".

Lee: Si Trump gana será malo para EU; la economía sería lo de menos: CEO de Netflix

Los funcionarios del servicio 18F manifestaron un sentir similar.

"Tenemos gente de diferentes filiaciones políticas en el equipo", dijo Rob Cook, comisionado del Servicio de Tecnologías de la Información de la Administración de Servicios Generales, sede del 18F. "No creemos que la tecnología sea partidista".

Dijo que el grupo no ha hablado con nadie del equipo de transición de Trump. No obstante, a mediados de noviembre, Kevin McCarthy, líder de la mayoría en la Asamblea de Representantes, tuiteó que el 18F y los Servicios Digitales de Estados Unidos son programas importantes para modernizar al gobierno.

Cook asumió el cargo de comisionado a finales de octubre. Cobró prominencia como empleado de Pixar cuando el estudio empezaba y ganó su primer Óscar por software en 2001. Se retiró hace cinco años, pero tras visitar las instalaciones de 18F a principios de este año, quedó encantado por el potencial de la organización y se sintió listo para volver a trabajar de tiempo completo.

Recomendamos: Las mayores amezanas de Trump para los emprendedores mexicanos en EU

"En realidad me asombró", dijo Cook. "Se sentía emocionante como una pequeña empresa de tecnología, pero dentro de la Administración de Servicios Generales".

Dijo que el empleo era la mejor oportunidad para impactar a las personas de una forma práctica.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

En octubre, se publicó un informe gubernamental en el que se determinó que el grupo había perdido dinero, lo que suscitó algunas críticas. Cook dijo que cree que hay puntos en común entre 18F y Pixar, que perdió dinero en sus primeros años y después se volvió un éxito rotundo.

"Nadie ha hecho eso", dijo Cook respecto a la implementación de una start-up en lo más profundo del gobierno. "Hemos demostrado la proposición básica a pequeña escala y ahora estamos listos para hacer nuestra película completa".

Ahora ve
Maduro afirma que “el objetivo de EU es ocupar militarmente Venezuela”
No te pierdas
×