Publicidad
Publicidad
Header Desk especial tlcan.jpg

Trump dice que las guerras comerciales son "buenas y fáciles de ganar"

El tuit del presidente de EU llega un día después de que prometiera aranceles a las importaciones de aluminio y metales, lo que aviva temores de una guerra comercial.

Un día después de prometer fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes en Twitter que "las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar".

En la víspera, Trump dijo que Estados Unidos aplicará aranceles del 25% sobre el acero importado y del 10% sobre el aluminio para proteger a los productores nacionales, aunque funcionarios de la Casa Blanca dijeron luego que aún era necesario aclarar algunos detalles.

Lee: Trump se está quedando solo

"Cuando un país está perdiendo muchos miles de millones de dólares comercialmente con prácticamente todos los países con los que hace negocios, las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar", dijo el mandatario en Twitter.

Publicidad

"Por ejemplo, cuando perdemos 100,000 millones (de dólares) con un país concreto y se muestran satisfechos, ya no comerciamos más, y ganamos a lo grande. ¡Es fácil!", agregó Trump.

Los temores de una creciente guerra comercial provocaron liquidaciones masivas en Wall Street, Asia y Europa, golpeando los precios de las acciones de los fabricantes de acero y de las firmas manufactureras.

Lee: Trump une al mundo... pero en su contra por amenaza de guerra comercial

Publicidad

Trump cree que los aranceles salvaguardarán empleos en Estados Unidos, pero economistas advierten que el impacto de los aumentos de los precios para los usuarios del acero y el aluminio, como las industrias automotriz y petrolera, destruirán más puestos de trabajo que los que crearán las restricciones a las importaciones.

nullLa Unión Europea y Canadá, un gran proveedor de acero para Estados Unidos, condenaron la decisión del presidente e insinuaron represalias. China podría aplicar sus propios aranceles a las importaciones estadounidenses al país, perjudicando potencialmente a los agricultores estadounidenses, ya que China es el mayor comprador de soya de los Estados Unidos, de acuerdo con el sitio CNNMoney.

Los fabricantes estadounidenses también dependen de vender sus productos en el exterior y podrían verse perjudicados por los aranceles aplicados en el exterior por parte de los países que toman represalias.

Las tarifas de Trump también probablemente elevarían los precios de los productos de aluminio comunes en los Estados Unidos, como latas de cerveza y electrodomésticos, suponiendo que las empresas manufactureras decidan pasar el costo del impuesto a los clientes, que es la tendencia histórica.

Publicidad

Opinión: Los aranceles de Trump dificultarán más la renegociación del TLCAN

El ministro de Comercio de Australia dijo este viernes que las medidas podrían desencadenar represalias de otras economías y podría costar muchos empleos, mientras que China predijo que el comercio se verá dañado si otros países siguen el ejemplo de Estados Unidos.

En Bruselas, la Comisión Europea calificó la decisión de Trump como una intervención evidente que equivale a proteccionismo. Sin embargo, aunque prometió actuar "firmemente", no hizo mención de represalias, sino que habló de contramedidas que se ajustan a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad