Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

Ganadores y perdedores de una guerra comercial entre EU y China

Si estos países cumplen sus amenazas arancelarias, varias economías asiáticas se verían perjudicadas, mientras que Medio Oriente podría obtener más mercado.
Trump y Xi
Trump y Xi Varios países en Asia venden productos a China, que son utilizados para fabricar productos exportados a EU.

Estados Unidos y China han pasado semanas amenazándose entre sí con aranceles más altos sobre productos por valor de decenas de miles de millones de dólares, medidas que podrían desencadenar una guerra comercial en toda regla si son promulgadas.

Además del daño que causaría al comercio entre las dos economías más grandes del mundo, las consecuencias de un conflicto así podrían crear otros perdedores, así como también ganadores.

nullVarios países en Asia venden productos a China, que son utilizados para fabricar productos exportados a Estados Unidos.

“Cualquier escalada de las tensiones comerciales que conduzca a una caída significativa en las importaciones estadounidenses desde China tendría un impacto considerable, no solo en China, sino en otros países como Taiwán y Malasia, que exportan una gran cantidad de bienes intermedios a China”, escribieron los economistas de Capital Economics en una nota de investigación.

Recomendamos: China pide a EU no arrastrar a América Latina a una guerra comercial

Japón, que depende de Estados Unidos para colocar el 19% de sus exportaciones y de China para otro 19%, enfrentaría un impacto directo relativamente bajo a causa de los aranceles, según Marcel Thieliant, economista senior de Japón de Capital Economics.

Publicidad

Pero la economía del país podría verse significativamente afectada por la volatilidad del mercado de valores y las fluctuaciones en su moneda, el yen, si aumentan las tensiones comerciales, agregó.

Corea del Sur, que cuenta tanto a China como a Estados Unidos entre sus principales socios comerciales, sería una de las mayores víctimas si estalla una guerra comercial.

Perdedores en Asia

“Las economías asiáticas (...) probablemente se verán significativamente afectadas en una guerra comercial en toda regla”, dijo a CNN Chua Han Teng, director de riesgo país de Asia de BMI Research.

“Estos países están orientados a la exportación... y son proveedores clave de componentes para China”.

Publicidad

Leer: Moody's ve un impacto limitado en China por aranceles de EU

BMI Research dijo que los grandes centros financieros como Hong Kong y Singapur, que dependen en gran medida del sector manufacturero chino, también sufrirían si aumentan las tensiones comerciales.

Los efectos también podrían resentirse más hacia Occidente.

Benoit Coeure, miembro del directorio del Banco Central Europeo, fue citado la semana pasada diciendo que los temores de una guerra comercial entre Estados Unidos y China están provocando un aumento en los costos de endeudamiento y un descenso en los precios de las acciones.

Las empresas con operaciones globales, como la automotriz alemana BMW, también han advertido que una guerra comercial entre Estados Unidos y China tendría consecuencias alrededor el mundo.

“El acceso sin barreras a los mercados es... un factor clave no solo para nuestro modelo de negocios, sino también para el crecimiento, el bienestar y el empleo en toda la economía mundial”, dijo BMW en un comunicado.

Publicidad

“Una nueva escalada del conflicto comercial entre Estados Unidos y China sería perjudicial para todas las partes interesadas”, agregó.

Gaurav Saroliya, director de macroestrategia global de Oxford Economics, dijo en una nota que el riesgo real proviene de una mayor escalada, particularmente si Estados Unidos apunta contra el sector de electrónica de consumo chino.

Sugerimos: La promesa de apertura de China, insuficiente para EU, dicen analistas

Podría haber “una pérdida considerable de crecimiento en general si las actuales escaramuzas comerciales se salen de control”, agregó.

Ganadores en otros lugares

Publicidad

Sin embargo, no todos perderían. Algunas regiones podrían beneficiarse de una caída en las exportaciones de productos estadounidenses, como la soya. China fue el mayor comprador de soya de Estados Unidos el año pasado, según el Departamento de Agricultura.

“Dado que las necesidades de importación de productos agrícolas de China son generalmente inelásticas, es probable que haya una redistribución del flujo comercial, que podría hacer que China sustituya la soya estadounidense por las de América Latina”, dijo Han Teng de BMI Research.

Los aranceles propuestos por China para las importaciones de combustibles fósiles de Estados Unidos también podrían hacer que Medio Oriente obtenga una mayor participación en el comercio chino.

China ya obtiene la mayoría de sus importaciones de polietileno de esa región, según Goldman Sachs, y podría aumentar aún más su dependencia hacia los países de Medio Oriente si decide gravar los suministros estadounidenses.

Estados Unidos actualmente representa menos del 5% de las importaciones chinas del plástico comúnmente usado, dijeron los analistas del banco, pero se espera que ese número se triplique en los próximos dos años si no se imponen los aranceles.

Leer: China promete abrir más su economía frente a los riesgos de una guerra comercial

Publicidad

Aunque es vulnerable, Corea del Sur también podría beneficiarse de una mayor necesidad china de polietileno, añadió Goldman Sachs, con compañías coreanas como Lotte Chemical y LG Chem entre los potenciales proveedores.

Charles Capel de CNN contribuyó a este reporte.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad