Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las perspectivas de ganancias corporativas de EU se ensombrecen

Los analistas han recortado sus estimaciones de ganancias del S&P 500 para el primer semestre de 2019 a su ritmo más pronunciado en 4 años por temores económicos.

Matt Egan

NUEVA YORK - Wall Street ha rebajado rápidamente sus esperanzas de ganancias corporativas debido a la desaceleración del crecimiento económico, las tensiones comerciales y los turbulentos precios del petróleo.

Desde mediados de octubre, los analistas han recortado sus estimaciones de ganancias del S&P 500 para el primer semestre de 2019 en 4.5%, de acuerdo con FactSet. Ese es el ritmo más pronunciado de rebajas en las perspectivas en cuatro años y casi el doble del promedio de 15 años, dijo FactSet.

Lee: ¿De qué sirvió el Foro Económico en Davos?

“El pesimismo sobre las ganancias corporativas es palpable”, escribió Richard Turnill, director estrategia de inversiones de BlackRock, en un informe del martes.

Turnill dijo que las ganancias se están volviendo “más difíciles de pronosticar a medida que el ciclo económico avanza hacia su etapa final”.

Publicidad

En otras palabras, la amenaza de una eventual recesión está nublando la visión de compañías y analistas por igual.

Lee: El auge esperado por la reforma fiscal de Trump nunca llegó

A pesar de que el mercado de valores estadounidense ha recuperado aproximadamente la mitad de las ganancias perdidas durante la reciente desaceleración, los inversores han quedado sorprendidos por las alarmantes advertencias de ganancias de las principales empresas en las últimas semanas.

Stanley Black & Decker se desplomó 15% el martes después de informar a los accionistas que el balance general del año próximo será mucho menor a lo esperado.

“A medida que entramos en 2019, los desafíos externos no desaparecen mágicamente”, dijo el presidente ejecutivo de Stanley Black & Decker, James Loree, a analistas durante una conferencia telefónica.

Lee: ¿Qué asusta más a los líderes de Davos? Los bancos centrales

Loree dijo que, aunque Black & Decker está “bien preparado”, hay indicios de que “la economía estadounidense pronto estará llegando al final de una de las recuperaciones más duraderas de la historia de Estados Unidos”.

El mes pasado, FedEx, que durante mucho tiempo ha sido una referencia para la economía global, redujo drásticamente sus perspectivas de ganancias para el año fiscal que finaliza el 30 de mayo. Reveladoramente, FedEx acababa de elevar ese pronóstico tres meses antes.

“La economía de China se ha debilitado debido en parte a las disputas comerciales”, dijo a analistas el CEO de FedEx, Fred Smith.

Las acciones de Tesla cayeron fuertemente la semana pasada luego de que el fabricante de autos eléctricos anunció planes para reducir su fuerza laboral en 7%. Su presidente ejecutivo, Elon Musk, dijo a los empleados que con “gran dificultad, esfuerzo y algo de suerte”, Tesla buscaría una “diminuta ganancia” para el primer trimestre. Wall Street había estado anticipando una mayor ganancia.

Se acerca un punto bajo en las ganancias

Una visión más sombría sobre las ganancias no es solo un problema para Estados Unidos.

BlackRock dijo que la cantidad de mejoras de calificación de empresas globales por parte de los analistas frente a las rebajas de calificación ha caído a su nivel más débil desde mediados de 2016.

Recomendamos: Credit Suisse ve poco probable una crisis de deuda soberana

A pesar de que este índice de revisión de ganancias se está acercando a sus mínimos no recesivos anteriores, BlackRock ve espacio para más rebajas debido a las tensiones comerciales y a la presión sobre los márgenes de ganancias corporativas.

Barry Bannister, director de estrategia de capital institucional de Stifel, espera nuevas revisiones de ganancias negativas, especialmente en los sectores de energía, materiales y finanzas.

“Los inversionistas prevén [una] recuperación de las ganancias por acción, pero podrían encontrar que el punto más bajo de las ganancias es más profundo de lo esperado”, escribió Bannister a sus clientes el martes.

Lee: Guerra comercial y 'brexit': la incertidumbre se vuelve global

Se proyecta que el crecimiento de las ganancias de S&P 500 se desacelerará a solo 6.5% en 2019, en comparación con un 19.9% estimado para 2018, de acuerdo con FactSet.

La desaceleración es aún más pronunciada para el primer trimestre, en el que se espera que el crecimiento de las ganancias se desacelere a solo 1.3%.

“Las ganancias estadounidenses están saliendo de un ‘subidón de azúcar', ya que el estímulo fiscal y los recortes de impuestos de 2018 establecieron un nivel muy alto que superar”, escribió Turnill.

El colapso petrolero tiene su costo

Las perspectivas de ganancias más moderadas no solo se deben a la desaceleración del crecimiento económico. También se deben a la caída en los precios del petróleo. A pesar de un rebote a finales del año pasado, el crudo estadounidense ha caído 30% desde principios de octubre.

Los analistas han recortado sus estimaciones de ganancias de las compañías de energía en casi 30% desde mediados de octubre, de acuerdo con FactSet.

De hecho, las compañías de energía representan nueve de las 10 principales empresas del S&P 500 que experimentan el declive más agudo en las estimaciones de ganancias del primer trimestre, indicó FactSet. Eso incluye profundos recortes a las ganancias proyectadas de las petroleras Hess, Apache y Anadarko Petroleum.

Lee: Morgan Stanley augura una tormenta en los mercados

Por supuesto, una cierta parte de esta desaceleración de las ganancias ya había sido considerada en los precios por Wall Street cuando los precios de las acciones se hundieron a fines del año pasado.

Es posible que los analistas simplemente estén reaccionando exageradamente ante los titulares negativos y la agitación en el mercado de valores.

Consideremos los resultados optimistas reportados en los últimos días por compañías de primer orden, incluidas Goldman Sachs, IBM, Procter & Gamble y United Technologies.

Lee: ¿Las sanciones de Trump a Venezuela serían un acierto?

Las ganancias corporativas podrían sorprendernos todavía, al apuntalar aún más el mercado de valores. Mientras tanto, la aguda venta masiva ha hecho que las acciones corporativas sean mucho más baratas que hace unos meses.

El S&P 500 ahora cotiza a 15.3 veces las ganancias proyectadas, que está por debajo del promedio de cinco años de 16.4, según FactSet.

Las valoraciones globales de acciones han caído a 13 veces las ganancias futuras, en comparación con 16 veces hace un año.

“No todo es pesimismo”, escribió Turnill.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad