Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Morgan Stanley augura una tormenta en los mercados

"Creemos que las probabilidades de una recesión económica y de ganancias han aumentado sustancialmente", estima Michael Wilson, el principal estratega accionario de la firma en EU.

Matt Egan

NUEVA YORK - Disfrutemos de la calma del mercado por ahora. Morgan Stanley cree que se avecina otra tormenta.

El S&P 500 pronto sufrirá una nueva caída a sus mínimos de Nochebuena debido a las menores estimaciones de ganancias y a las crecientes preocupaciones económicas, advirtió el lunes el banco de inversión en un informe titulado: Don't fear a potential recession; Embrace it. (No teman una posible recesión; acéptenla).

“Si los datos duros se deterioran aún más, como esperamos, creemos que el mercado volverá rápidamente a reflejar en sus precios una recesión y recortes de tasas”, escribió Michael Wilson, el principal estratega accionario de Morgan Stanley en Estados Unidos.

Lee: ¿Una recesión económica en EU? Larry Summers explica por qué es posible

Wilson fue uno de los pocos en Wall Street que predijo correctamente la reciente desaceleración del mercado, aunque incluso él quedó sorprendido de lo rápido que sucedió.

Publicidad

El Dow ha subido más de 2,100 puntos, o aproximadamente 10%, desde la víspera de Navidad. Los temores de una recesión se han desvanecido gracias al progreso en las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, a las palabras tranquilizadoras de la Reserva Federal y a un reporte de empleo muy sólido en diciembre.

A pesar de que las acciones se han recuperado bien, persisten algunas banderas rojas. Por ejemplo, las cifras publicadas el lunes muestran que China sufrió la mayor caída de sus exportaciones en dos años en diciembre a medida que el crecimiento global registró una desaceleración. La economía de Alemania creció el año pasado a su ritmo más débil desde 2013.

Recomendamos: BlackRock pronostica desaceleración del crecimiento económico global para 2019

Mientras tanto, el mercado de bonos basura que alguna vez estuvo en auge se ha desacelerado hasta detenerse. Y la semana pasada, Macy's sufrió su peor día de operaciones accionarias después de reportar débiles ventas navideñas y debilitar su perspectiva.

“Creemos que las probabilidades de una recesión económica y de ganancias han aumentado sustancialmente”, escribió Wilson en su informe.

Una recesión de ganancias ocurre cuando las ganancias de S&P 500 disminuyen durante trimestres consecutivos. Eso no ha ocurrido desde 2016, cuando el desplome de los precios del petróleo causó estragos.

Publicidad

Y Estados Unidos no ha sufrido una recesión económica —típicamente definida como dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo del PIB— desde la Gran Recesión en 2008. De hecho, si la expansión económica actual de Estados Unidos continúa pasando el verano, se convertirá en la más larga en la historia de Estados Unidos.

Inversores esperan que el crecimiento se desacelere

Aun así, a pesar de que la economía estadounidense se mantuvo fuerte en el tercer trimestre, el mes pasado Wall Street comenzó a preocuparse por una recesión inminente debido a la desaceleración del crecimiento mundial y a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Esas inquietudes se vieron amplificadas por un débil informe de manufactura, publicado el 4 de enero, que mostró que la actividad de las fábricas estadounidenses disminuyó a su ritmo más veloz desde 2008.

Lee: Amigo inversionista, date cuenta: estamos en un mercado bajista

Publicidad

El 60% de los gestores de fondos globales espera que el crecimiento global se debilite en los próximos 12 meses, de acuerdo con una encuesta publicada el martes por Bank of America Merrill Lynch. No solo es la perspectiva más sombría sobre la economía mundial desde julio de 2008, sino que también se encuentra por debajo del punto más débil de la encuesta durante la recesión de 2001.

Todo esto pone presión sobre la temporada de ganancias del cuarto trimestre, que comenzó el lunes. Wall Street ha castigado a las empresas que han reportado malas noticias. Apple, por ejemplo, se desplomó 10% el 3 de enero después de atribuir las débiles ventas de iPhone a la desaceleración del crecimiento y a China.

De acuerdo con FactSet, las compañías que reportaron sorpresas de ganancias negativas para el cuarto trimestre experimentaron una caída promedio de 10.2% en los dos días previos a los resultados y hasta dos días después. Ese es un descenso mucho más pronunciado que el promedio de cinco años de 2.6%.

Se avecina un declive 'agudo' en las ganancias

Incluso las compañías que han reportado ganancias superiores se están viendo afectadas, halló FactSet. Tales compañías han sufrido una caída promedio en el precio de 5.2%, en comparación con la ganancia promedio de cinco años de 1%.

Publicidad

En cuanto a las perspectivas de ganancias generales para el S&P 500, Goldman Sachs prevé una “desaceleración aguda” en el crecimiento de las ganancias del índice: solo 6% en 2019, comparado con 23% en 2018.

Lee: S&P prevé una desaceleración en Estados Unidos, la zona euro y China

Aunque una recesión de ganancias “parece improbable”, el estratega accionario de Goldman Sachs, David Kostin, escribió en un informe publicado el viernes por la noche que la reciente “debilidad en el panorama macro” podría hacer que el crecimiento de las ganancias del S&P 500 caiga un poco más de lo previsto.

Wilson, de Morgan Stanley, es más bajista.

Lee: La Fed realiza tras bambalinas un experimento que perturba a los mercados

Estima que Estados Unidos se encuentra “en medio de un bastante abrupto y amplio” ciclo de revisión de ganancias negativas y que las estimaciones de márgenes de 2019 ya se han contraído en su máximo para esta época del año desde 2008.

Publicidad

“Los fundamentos siguen siendo turbios en el mejor de los casos y la visibilidad de las ganancias se está deteriorando”, escribió Wilson.

‘Trampa’ para vendedores

Entonces, ¿todo esto significa que Estados Unidos se encamina hacia una recesión que debería provocar una huida de los inversionistas?

“No sabemos si se avecina una recesión económica”, escribió Wilson. Sin embargo, dijo que, si hay una recesión, es probable que sea “superficial y breve” como la crisis de 1990.

Ni siquiera los bajistas más grandes de Wall Street ven los ingredientes para una repetición de la Gran Recesión.

Publicidad

Recomendamos: 3 pronósticos económicos que deben preocuparle a México, según BofAML

Pero, para el momento en que los inversionistas concuerden en que Estados Unidos se encuentra en una recesión, es probable que sea demasiado tarde para deshacerse de las acciones.

Es por eso que Wilson está instando a sus clientes a que consideren una repetición de la caída a mínimos del S&P 500 a 2,351 puntos de diciembre como una oportunidad.

“Esa es la trampa y el tiempo para comprar, no para vender”, escribió.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad