Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La economía de EU resentirá un posible juicio político contra Trump

El lanzamiento de una investigación formal de juicio político contra Donald Trump podría generar impactos negativos en la economía de EU que está en franca desaceleración.
jue 26 septiembre 2019 05:31 AM
Donald Trump
El presidente Trump se enfrenta a un camino cada vez más complicado para alcanzar su anhelada reelección.

Las posibilidades de que la economía estadounidense entre en una recesión están creciendo. La guerra comercial entre Estados Unidos y China sigue de manera intensa. Y ahora el presidente estadounidense, Donald Trump, se enfrenta al espectro de un "impeachment" o juicio político.

Estos son tiempos difíciles para los inversores.

Como mínimo, el lanzamiento de una investigación formal de juicio político se suma a las crecientes incertidumbres que se ciernen sobre los mercados.

Publicidad

Y no importa cuán lejos lleguen los procedimientos de juicio político, esta es una nueva interrogante que nubla las perspectivas para la expansión económica y el mercado alcista más largos en la historia de Estados Unidos.

Lee: Un juicio contra Trump despierta dudas por el futuro del T-MEC

“No tenemos un libro de estrategias para esto”, dijo Nicholas Colas, cofundador de DataTrek Research.

Aunque el inicio de los procedimientos de juicio político es un terremoto político en Washington, las consecuencias para Wall Street podrían ser mucho menos profundas. Los inversores, por ahora, parecen dispuestos a verlo como un mero espectáculo al margen.

“El mercado verá a través de cualquier desafío a corto plazo y se dará cuenta de que es más un teatro político que algo que tenga un impacto fundamental en la economía”, dijo Daryl Jones, director de investigación de Hedgeye Risk Management.

Los inversores difícilmente están asustados. Las acciones estadounidenses retrocedieron el martes, pero el impeachment fue solo uno de varios factores que arrastraron al mercado a la baja. Y las acciones se movieron principalmente hacia arriba este miércoles incluso después de que la Casa Blanca publicara una transcripción que mostraba que Trump presionó a Ucrania para investigar al exvicepresidente Joe Biden.

Lee: Las elecciones de 2020, mejor foro para retirar a Trump: Michael Bloomberg

Hasta ahora, los mercados apuestan a que el drama político no alterará los fundamentos económicos: las ganancias corporativas y el crecimiento económico. Eso se debe especialmente a que los inversores saben que hay un umbral muy alto para remover a un presidente de su cargo. La Cámara de Representantes no solo tendría que votar para acusar a Trump, sino que dos tercios del Senado necesitarían condenarlo.

“No creo que los procedimientos de juicio político se extiendan a la economía real”, dijo Jones.

¿Qué significa esto para la guerra comercial?

Pero ese pensamiento podría cambiar si el último escándalo político cambia las posibilidades de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, o si sacude a los consumidores estadounidenses o mejora las posibilidades de que un presidente menos favorable al mercado tome la Casa Blanca en 2021.

Publicidad

La guerra comercial sigue siendo el mayor temor de Wall Street.

La batalla arancelaria sin precedentes entre Estados Unidos y China ha creado una gran incertidumbre, ha presionado a la manufactura, ha obligado a las empresas a revisar las cadenas de suministro y ha aumentado los costos para las empresas y los consumidores. La guerra comercial por sí sola podría provocar una recesión en Estados Unidos.

Lee: China lanza nuevo gesto de buena voluntad a EU en guerra comercial

Un juicio político contra Trump podría resultar negativo para Wall Street si disminuye las posibilidades de un acuerdo comercial o si conduce a una escalada de las tensiones. Si Pekín cree que la Casa Blanca ha sido dañada por el escándalo actual, podría decidir esperar hasta después de las elecciones de 2020.

“¿Cuán dispuesto estará China a negociar si ve un presidente debilitado?”, preguntó Art Hogan, director de estrategia de mercado de National Securities Corporation.

Chris Krueger, director gerente del Cowen Washington Research Group, advirtió que el escándalo del ‘impeachment’ podría distraer a la Casa Blanca de las conversaciones comerciales.

Lee: La Fed sí ayuda a Trump en la guerra comercial con China

“Quizás Trump no puede o no está dispuesto a involucrarse en la diplomacia de alto riesgo para romper el estancamiento entre Estados Unidos y China”, escribió Krueger en una nota a los clientes el martes.

Otros sostienen que el nuevo escándalo podría obligar a Trump a buscar una gran victoria antes de las elecciones al alcanzar un acuerdo comercial histórico con China.

Eso, por supuesto, sería muy positivo para las acciones al eliminar uno de los mayores aspectos negativos que frenan la economía.

¿Seguirá siendo fuerte el gasto del consumidor?

Más allá de China, los inversores estarán en alerta máxima ante cualquier señal de que el drama político en Washington pueda desacelerar la economía.

La forma más obvia en que eso podría suceder sería mermar el gasto del consumidor, que en gran medida se ha mantenido resiliente durante la guerra comercial y otras controversias políticas recientes.

“Un crescendo de malas noticias podría mover una economía impulsada por el consumidor”, dijo Hogan. “¿Es esto algo que provoque que las personas pospongan la compra de ese suéter, ese refrigerador o ese automóvil?”.

Mientras tanto, la batalla del ‘impeachment’ se suma a la incertidumbre política previa a las elecciones de 2020.

Una pregunta importante es si ayudará o perjudicará las posibilidades de reelección de Trump. Los inversores podrían ponerse nerviosos si el escándalo aumenta las posibilidades de un presidente menos favorable para los negocios en 2021.

“El mercado tiene algunas dudas sobre un presidente Warren o Sanders”, dijo Colas. “El mercado probablemente esté de acuerdo con un presidente Biden”.

Los mercados prosperaron a finales de los 90

La historia ofrece ejemplos limitados de cómo opera el mercado durante los procedimientos de juicio político. Y esos ejemplos, por supuesto, no ocurrieron en medio de una guerra comercial.

Por ejemplo, el mercado de valores estadounidense ya estaba sumido en un mercado bajista en 1974, año en que el presidente Richard Nixon renunció para evitar su propio juicio político y su probable condena. En ese momento, la economía estaba paralizada por el embargo petrolero de la OPEP y la alta inflación. La crisis política no ayudó.

Lee: ¿'Correrán' a Trump? Las apuestas duplican las opciones al 42%

Más recientemente, el S&P 500 avanzó 28% entre el inicio del escándalo de Monica Lewinsky en enero de 1998 y la absolución del presidente Bill Clinton por el Senado en febrero de 1999, según Bespoke Investment Group.

El mercado de valores sí se desplomó casi 20% en el verano de 1998, pero esa caída fue impulsada por la crisis de la deuda rusa y el casi colapso del fondo de cobertura Long-Term Capital Management. El S&P 500 se recuperó de ese susto y terminó alcanzando nuevos máximos meses antes de que Clinton fuera absuelto.

Sam Stovall, director de estrategia de inversiones de CFRA, cree que el mercado también sobrevivirá a este drama político.

“Aunque la crisis actual ciertamente aumentará la montaña de preocupaciones del mercado”, escribió Stovall en un correo electrónico, “no creemos que conduzca a una recesión y, por lo tanto, no dará como resultado un nuevo mercado bajista”.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad