Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

México buscará una 'reforma fiscal verde' dentro de tres años

¿Qué herramientas tiene la Secretaría de Hacienda para implementar medidas que eleven la recaudación y a su vez cuiden el medio ambiente? Aquí te las contamos.
mar 03 diciembre 2019 11:01 PM
FILE PHOTO: A coal-fired power plant is pictured near a construction site in Beijing
Los países con más impuestos verdes muestran una mayor recaudación acompañada también de un mejor desempeño ambiental.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene la oportunidad de innovar en materia fiscal y presentar una propuesta de reforma fiscal verde, que además de elevar la captación de recursos cuide al medio ambiente, para que sea implementada en el año 2022.

El gobierno federal ya tiene los ingredientes clave: equidad, simplificación y criterios medioambientales, según adelantó Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, en octubre.

Publicidad

“Nos queremos mover bastante rápido con lo que sería una reforma fiscal que tendría criterios de equidad, lo que trataríamos sería simplificar criterios de recaudación y también probablemente algunos criterios relacionados con el medio ambiente”, dijo Yorio ante miembros de Moody’s y del Banco Mundial.

Lee: ¿Qué debe incluir la reforma fiscal de AMLO?

Entonces el plan era que una vez aprobado el Paquete Económico 2020, los chefs de Hacienda pondrían manos a la obra. El Paquete fue aprobado el 22 de noviembre y Yorio dijo hace unos días a Bloomberg que si necesitan más ingresos en 2020 por quedarse cortos buscarán “acelerar la reforma”.

El objetivo de Hacienda es recaudar más en un entorno de estancamiento económico y el panorama luce complicado. De enero a octubre la recaudación del IVA y el IEPS cayeron 3.2% y 1.2% real respectivamente en comparación con el mismo lapso de 2018 “como resultado de la menor actividad económica”, de acuerdo con el más reciente informe de Hacienda sobre las finanzas públicas. Si los ingresos tributarios tuvieron un alza en general fue porque el IEPS a las gasolinas salvó la recaudación, pues creció 61.6% en el periodo.

Podcast: Impuestos ambientales, ¿pagarías más por tu gasolina para combatir el cambio climático?

El plan verde de Hacienda parte de un diagnóstico que observa pocas medidas extrafiscales para cuidar del medioambiente en comparación con el mundo, y es hacia lo mejor que hay en el planeta en este campo.

“Sobre el impuesto verde, sí, efectivamente también en nuestro país estamos con pocas herramientas que persigan fines extrafiscales que estén orientados a la protección del medio ambiente y para el uso más eficiente de recursos. En esa dirección nos vamos a mover y vamos a trabajar para ponernos en línea con las mejores prácticas internacionales", respondió Francisco Arias Vázquez, titular de la Unidad de Política de Ingresos Tributarios, a pregunta expresa de Expansión.

¿Qué son los impuestos verdes?

Los impuestos verdes buscan gravar ciertas actividades o productos que tiene un impacto negativo en el medio ambiente. El objetivo es hacerlos más caros y de esta manera incentivar tecnologías o productos que puedan reemplazarlos por unos más limpios.

“Buscan cambiar el comportamiento de la producción de ciertos servicios que generan el impacto negativo en el medio ambiente”, explicó Adrián García, integrante del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), donde coordina el área de ingresos e impuestos.

Lee: Impuestos a la gasolina, ¿una opción dentro de la reforma fiscal de AMLO?

Un ejemplo es el impuesto a la gasolina: usar el coche contamina y genera daños a la salud, efectos negativos por los que los afectados no son compensados. El dinero de esos recursos si está etiquetado se puede destinar a políticas de salud o medidas ambientales que mitiguen el efecto conocido como externalidad negativa. Y también busca que se use menos el auto, aunque en México no ha pasado ni una ni otra cosa. Tan sólo entre enero y octubre de 2019 los ingresos por IEPS a gasolina creció 61%, lo que compensó las caídas en IVA e ISR.

“No es algo nuevo es algo que tiene mucho tiempo y por ejemplo el impuesto al as gasolinas es a todas luces un impuesto ambiental y ese se aplica en países no es de hace 5 ni 10 años tiene décadas que estás aplicando este tipo de productos”, dice García.

El origen de los impuestos verdes se remonta a los años 30 del siglo XX cuando se plantearon como como un gravamen que busca corregir los efectos negativos del uso de un bien o servicio: las externalidades negativas.

Publicidad

¿Cuántos impuestos verdes hay?

El menú es amplio y se puede resumir en impuestos verdes según su categoría y los que busquen gravar y corregir. Se pueden mencionar

Así, se pueden mencionar gravámenes verdes al ruido, emisiones de CO2, manejo de tierra, suelo y recurso naturales relacionados con el uso de esos recursos, emisiones diferentes al CO2, vehiculares (como la tenencia), a productos petroleros, a la protección de la capa de ozono, al transporte aéreo, al consumo y producción de electricidad.

De esas categorías, México tiene impuestos verdes en solo tres de ellas: manejo de recursos naturales, productos petroleros y vehiculares.

Contrasta con países como Alemania y Australia que cuentan con impuestos en seis de esas categorías mientras que Chile cuenta con cinco, de acuerdo con datos de la OCDE y el CIEP.

Los países con más impuestos verdes muestran una mayor recaudación acompañada también de un mejor desempeño ambiental.

Por ejemplo, Australia tiene una recaudación por estos gravámenes que representa el 1.9% del PIB y un desempeño ambiental sobresaliente con una puntaje de 82.40 unidades en el Environmental Performance Index (EPI), elaborado por el Yale Center for Environmental Law and Policy, de la Universidad de Yale. Este índice clasifica, en una escala de 0 a 100, qué tan bien los países se desempeñan en cuestiones ambientales de alta prioridad, donde el 100 es aquél con mejor desempeño.

México con sólo impuestos verdes en tres categorías tiene una recaudación por esta vía de 0.1% del PIB y un desempeño ambiental de 55 unidades, de acuerdo con un análisis del CIEP basado en datos de la OCDE.

Los casos concretos de impuestos verdes o con potencial verde en México son: el IEPS a las gasolinas y el diésel, el de gravar las emisiones de CO2 y el Impuesto sobre Automóviles Nuevos (ISAN).

“Gravar las emisiones de CO2 en México si se hace pero son muy acotadas y es muy pequeño el impuesto, sino hacer uno que realmente funcione e incentive la generación de otro tipo de energías pero esto tiene que ir acompañado de medidas para no afectar a las poblaciones más vulnerables que un incremento abrupto en el costo de energía”, sostuvo el especialista del CIEP.

Las Haciendas verdes en el mundo

La visión verde en materia fiscal de Hacienda surge a la par de una incorporación y discusión en el mundo y organizaciones financieras sobre qué hacer desde la economía y la política fiscal para luchar contra el cambio climático.

“La función de los ministros de Hacienda a la hora de defender y aplicar políticas fiscales destinadas a frenar el cambio climático es clave. Deben reformar el sistema tributario y las políticas fiscales para desalentar las emisiones de carbono procedentes del carbón y otros combustibles fósiles contaminantes”, indica el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su edición más reciente de Monitor Fiscal Cómo mitigar el cambio climático, dedicado a un diagnóstico y recomendaciones fiscales para luchar contra ese problema mundial.

Publicidad

El FMI consideró que los gobiernos deberán aumentar el precio de las emisiones de carbono para incentivar a las personas y a las empresas a reducir su uso y transitar a fuentes de energía limpia.

“Los impuestos sobre las emisiones de carbono son los instrumentos más poderosos y eficientes, pero sólo si se aplican de forma equitativa y favorable al crecimiento”, indica el FMI.

Algunos ejemplos son: reducir otro tipo de impuestos, respaldar a los hogares y comunidades vulnerables, incrementar la inversión en energía verdes, o hasta devolver el dinero a las personas en forma de dividendos.

México ¿listo?

México tiene ya en su agenda hacendaria y económica la lucha contra el cambio climático, como dijo Arturo Herrera , secretario de Hacienda, tras participar en las reuniones anuales de otoño del FMI y el Banco Mundial la semana que acabó el 18 de octubre pasado.

En ese foro hubo reuniones de ministros de hacienda y finanzas de diversos países, incluido Herrera, para abordar el cambio climático como un asunto de su competencia.

Herrera mencionó en su conferencia para dar cuenta de lo que hizo en Washington que la importancia del medio ambiente ya era un asunto de su secretaría al cita a López Obrador cuando era su jefe y jefe de gobierno en la Ciudad de México: política pública que no está en el presupuesto es pura demagogia.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad