Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Larry Summers advierte daños en EU por las "guerras" de Trump

El exsecretario del Tesoro alerta por los impactos que tendrán las represalias comerciales del presidente de EU contra China, Europa, Brasil y Argentina.
dom 08 diciembre 2019 07:29 AM
U.S. President Trump hosts luncheon with UN Security Council representatives at the White House in Washington
Trump sugirió que un acuerdo preliminar con China podría no ocurrir hasta después de las elecciones de 2020.

El exsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Larry Summers, aseguró que la aventura del presidente estadounidense, Donald Trump, con los aranceles es contraproducente. Y no le sorprende en absoluto.

Rompiendo con la tradición de décadas de presidentes estadounidenses que redujeron las barreras comerciales, Trump está librando una guerra comercial global que se extendió esta semana a Argentina, Brasil y Francia. Los aranceles de Trump buscan proteger a los trabajadores estadounidenses, pero Summers argumenta que es la economía de Estados Unidos la que sufrirá.

Publicidad

“Estamos atrapados en una estrategia de o nos detenemos o me disparo en el pie”, dijo Summers a CNN Business. “Es difícil saber cuán adverso será el impacto. Pero la dirección es clara”.

Summers, que fungió en los gobiernos de Clinton y Obama, dijo que los aranceles afectarán la competitividad de los productores estadounidenses que dependen de los productos importados. Eso incluye varios sectores, desde fabricantes de automóviles hasta distribuidores de vino. Summers dijo que esto conducirá a precios más altos y menores ingresos para los consumidores estadounidenses.

Lee:

China comienza a perder el encanto para empresas de EU

La industria manufacturera estadounidense ya está en recesión. La actividad fabril se contrajo en noviembre por cuarto mes consecutivo. La caída está siendo impulsada por las tensiones comerciales y el débil crecimiento global, que la guerra comercial está exacerbando.

Los empleos de manufactura en Estados Unidos disminuyeron en 6,000 en noviembre, según ADP. Las pérdidas de empleos fabriles contribuyeron al segundo crecimiento más débil de la nómina del sector privado desde marzo de 2010.

“La incertidumbre puede paralizar la actividad económica”, dijo Summers.

Las guerras comerciales no son fáciles de ganar

Summers lo sabe de primera mano. Era uno de los principales funcionarios del Tesoro a fines de la década de 1990 durante la crisis financiera asiática y el colapso del fondo de cobertura Long Term Capital Management. Más tarde, asesoró al presidente Barack Obama durante la peor recesión económica desde la Gran Depresión.

Trump declaró en marzo de 2018 que "las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”. Casi dos años después, está claro que ese no ha sido el caso. Estados Unidos y China están empantanados en una guerra comercial y Trump sugirió esta semana que un acuerdo preliminar podría no ocurrir hasta después de las elecciones de 2020.

“La declaración de Ronald Reagan sobre la guerra nuclear es la declaración presidencial más precisa sobre las guerras comerciales: nunca se pueden ganar y nunca se deben pelear”, dijo Summers, parafraseando el discurso del Estado de la Unión de 1984 del expresidente republicano.

Sin embargo, ya se están librando guerras comerciales, lo que representa un riesgo para la expansión económica más larga en la historia de Estados Unidos.

“La incertidumbre comercial sigue siendo una nube negra para la inversión empresarial”, escribió David Tesher, director gerente de S&P Global Ratings, en un informe el martes.

S&P ve una probabilidad del 25% al ​​30% de una recesión en los próximos 12 meses, aunque eso es una mejora respecto a la estimación anterior de la empresa.

“Llevamos 10 años de recuperación con mercados de activos optimistas”, dijo Summers, refiriéndose a la reciente serie de récords en el mercado de valores de Estados Unidos. “Estamos en un momento complejo. Las cosas son más frágiles debido a nuestra guerra comercial con el mundo”.

Summers: los mercados podrían 'caer bastante' desde sus máximos históricos

Las acciones estadounidenses experimentaron un alza inesperada que comenzó a principios de octubre, catapultando el S&P 500 a 11 máximos históricos solamente en noviembre. Ese poderoso avance fue impulsado por el dinero fácil de la Reserva Federal, por los indicios de estabilización en la economía estadounidense y por las esperanzas de un acuerdo comercial preliminar con China.

“Los mercados están en niveles de los que podrían caer bastante. Eso hace que el momento sea más riesgoso que un momento normal”, dijo Summers.

Las acciones estadounidenses cayeron bruscamente el lunes y el martes a medida que las tensiones comerciales volvieron a estallar. El lunes, Trump anunció planes para colocar aranceles sobre las importaciones de acero de Brasil y Argentina. Y el gobierno amenazó con imponer aranceles de hasta el 100% sobre el champán francés, los bolsos de mano y el queso.

Los funcionarios de Trump también señalaron que la guerra comercial con China podría empeorar. El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo a CNBC que a Estados Unidos le quedan más “municiones” contra China. Advirtió que los aranceles del 15 de diciembre sobre las importaciones de China orientadas al consumidor entrarán en vigor “a menos que haya alguna razón para posponerlas”.

Publicidad

La postura agresiva contra China tiene como objetivo abordar las quejas serias y legítimas contra las tácticas comerciales del país. El presunto robo de propiedad intelectual en China, por ejemplo, ha dañado a las empresas estadounidenses y ha costado empleos.

Pero existe preocupación sobre el uso de aranceles por parte de Trump como herramienta para obtener concesiones en las conversaciones comerciales.

“Realmente ha inculcado una dramática pérdida de la confianza en que el aparato de política económica estadounidense sea procrecimiento”, dijo Harry Broadman, quien se desempeñó como asesor económico del expresidente George H.W. Bush.

Las tasas negativas podrían conducir a la acumulación de efectivo

Los inversores esperarán que la Reserva Federal mitigue el daño causado por una posible escalada de la guerra comercial con China.

Sin embargo, a Summers le preocupa que el set de herramientas antirrecesión de la Fed esté limitado por el hecho de que las tasas de interés ya son bajas. El recorte de tasas de octubre, el tercero consecutivo de la Fed, dejó la tasa de los fondos federales en un rango de apenas entre 1.5% a 1.75%.

“Todo el sistema económico es frágil de una manera sin precedente en décadas, porque la respuesta normal a la dificultad económica, la reducción de las tasas de interés en 500 puntos base por parte de la Fed, no es posible en este momento”, dijo Summers.

Reducir las tasas en cinco puntos porcentuales dejaría a la Fed con tasas profundamente negativas. Trump ha instado a la Fed a adoptar la estrategia de tasas bajo cero implementada por los banqueros centrales en Europa y Japón.

“Denme algo de ese dinero. Quiero parte de ese dinero. Nuestra Reserva Federal no nos deja hacerlo”, dijo Trump sobre las tasas negativas durante un discurso el mes pasado.

Pero las tasas negativas no han logrado revivir las economías de Europa y de Japón. Y las tasas extremadamente negativas podrían alentar a los hogares a acumular efectivo, en lugar de gastarlo.

“No pueden volverse tan negativas porque la gente entonces tendrá dinero debajo del colchón”, dijo Summers.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad