Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El reto para Banxico es bajar la inflación subyacente

La inflación subyacente, que elimina los precios de bienes y servicios más volátiles, no ha respondido a los recortes de la tasa de referencia de Banxico, dicen economistas.
lun 06 enero 2020 05:32 AM
Banxico inflación reto
La inflación subyacente se ubicó en 3.65% al 1 de noviembre de 2019, según Banxico.

La inflación general cerró la segunda década del siglo por debajo de la meta de 3% del Banco de México (2.97% en noviembre de 2019), sin embargo, el reto para el banco central en los próximos años será lograr bajar la inflación subyacente.

La inflación subyacente, la que elimina los precios de los bienes y servicios más volátiles, se ubica en 3.65%, no ha respondido a los recortes de la tasa de referencia que Banxico realizó durante 2019 coincidieron especialistas consultadas por Expansión.

Publicidad

La inflación en los próximos años

“Dentro del equipo de análisis de Finamex hemos sido sumamente vocales de que la inflación subyacente todavía tiene mucho por recorrer” y la decisión de diciembre de recortar la tasa de referencia en 25 puntos base “señala que el banco central entiende eso, pero a final de cuentas, creemos que fue un panorama difícil que fue bien sorteado”, dijo Jessica Roldán, directora de análisis económico de Finamex Casa de Bolsa.

“La inflación subyacente ha sido el 'talón de Aquiles' de Banxico, se ha mantenido bastante persistente, en niveles por encima de lo que la política monetaria tan restrictiva que hay en este momento podría sugerir”, apuntó Roldán.

“El Banco de México comentaba que aun cuando las expectativas de inflación de corto plazo se han venido moderando, las expectativas de largo plazo se mantienen cercanas al 4%, por encima del objetivo de inflación de Banxico. Por eso sigue Banxico sigue con una postura prudente, cuidando que la trayectoria de inflación vaya a la baja”, indicó por su parte Gabriela Soni, jefa de la oficina de inversiones de UBS México.

En UBS estiman que la inflación cerrará el 2020 alrededor del 3%, en Finamex consideran que será de alrededor del 3.5%.

Lee: El Banxico prevé modesta recuperación económica para el 2020

Presiones inflacionarias

Uno de los factores que no ha permitido que disminuya la inflación subyacente, dijo Gabriela Soni, tiene que ver con el sector servicios. Otro de los factores podría ser el incremento de 20% al salario mínimo para este año, sin embargo, esto es difícil de analizar.

“El incremento de 16% que se dio en 2019 y del 100% en la zona de la frontera, vimos una trayectoria a la baja de la inflación, pero, como comentábamos, la parte de la inflación subyacente estuvo constante y la que más bajó fue la no subyacente, estos productos más volátiles”, reiteró Gabriela Soni.

Mientras el aumento salarial fue del 20%, se aplica un factor inflacionario de 5%, el cual marcará la pauta para las revisiones salariales de algunos sectores, detalló Roldán.

Publicidad

“El reto es que, esto no vaya a generar que la inflación subyacente, en particular la de servicios, la más afectada por los salarios, vaya a mantenerse persistentemente alta. ¿Por qué? Porque lo que el banco central busca es que la inflación converja a su meta, de 3% y que fluctúe alrededor de ella. Va a ser un reto. Tenemos una expectativa de que para el año que entra la inflación se va a volver a incrementar hacia niveles de 3.5%, aproximadamente”, sostuvo.

Factores como la holgura en la economía, las ganancias de las empresas y la competencia en el sector también influyen en la inflación.

“Las empresas que tengan márgenes de utilidad más altos, que sean más rentables, podrán sacrificar un poco los márgenes sin poner en riesgo su sustentabilidad a cambio de no subir los precios al consumidor” producto del aumento salarial, dijo la especialista de UBS.

“Pero el riesgo que se sigue, más que el incremento a la inflación, lo veo más en la parte del empleo, que el empleo pudiera desacelerarse porque, como comento, la sobrecapacidad en las industrias, las compañías buscan cómo generar eficiencias y, muchas veces empiezan a recortar empleos y eso sí dañaría la generación de empleos y, a su vez, dañaría el consumo”, añadió.

Lee: La inflación se ubica en menor nivel desde 2015 y abre puerta dinero más barato

Otro impacto del aumento salarial puede ser el llamado efecto faro, es decir, “cuando el incremento se da solo en aquellos trabajadores que ganan un salario mínimo, por ejemplo, puede dar una especie de efecto dominó y tener un efecto en el resto de la distribución salarial”, subrayó la directora de UBS.

La inflación en la última década

Durante los últimos 10 años vimos a la inflación llegar de niveles cercanos al 2% a finales de 2015-aún dentro de la meta de Banco de México- a alrededor de 6.7% en 2017, esto último producto por la incertidumbre generada por las amenazas de salir del TLCAN del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en 2016 y la liberación de los precios de las gasolinas en México en 2017.

De 2010 a 2015 la inflación se mantuvo fluctuando entre el 5% y el 3%.

“En el principio de la década se estaba llegando a esa convergencia, en ese sentido, no es malo que haya volatilidad porque estás tratando de llegar a un punto determinado. Obviamente, más volatilidad en la inflación es peor, siempre va a ser así”, explicó Jessica Roldán.

Publicidad

Ambas expertas coincidieron en el trabajo prudente de Banco de México para llevar la tasa de interés de referencia de 3% (diciembre de 2015) hasta 8.25% (agosto de 2019).

“De esta forma logró disminuir la inflación y estabilizar el tipo de cambio con esta tasa tan atractiva que tenía nuestro país, en relación con otras naciones emergentes”, apuntó Gabriela Soni, de UBS.

“Banco de México se mantuvo prudente para mantener la inflación, que es su mandato, bajo control y cuidado, como siempre, la estabilidad financiera de nuestro país”, agregó.

“Cada vez queda clara la rigurosidad y sistematicidad con la que el banco central toma sus decisiones”, aseguró Roldán.

¿La inflación sigue siendo un fenómeno monetario?

A pesar de que la inflación sigue respondiendo a las políticas monetarias de los bancos centrales, ahora, en una economía globalizada, pueden darse elementos que incidan en este indicador.

Lee: El consumo en México tiene su peor caída del año en octubre

“Hay otros muchos factores que influyen en la inflación y tienen que ver cómo ha cambiado la economía en su conjunto: la economía de un país, la economía global; esas interconexiones que se han dado entre los países, afectan de manera generalizada.

“Si es probable que, al estar México más integrado a las cadenas globales de valor y tener interconexión con los procesos productivos con el resto del mundo, parte de la inflación que se vive en México sea importada, es decir, que permeé la situación del resto del mundo en México”, explicó la directora de Finamex.

“Es un fenómeno global. Lo que se ha estado observando es un poco lo que vemos en México en la parte no subyacente, pero es un poco contrario en el sentido de que en el resto del mundo las inflaciones han estado muy bajas, y las perspectivas de inflación han estado por debajo de sus metas, es por eso que otros países han tenido, entre otras políticas monetarias muy acomodaticias”, agregó.

A diferencia de las economías emergentes, en las más desarrolladas viven una realidad de bajas tasas de inflación y, por lo tanto, de interés de referencia, incluso negativas, expuso Gabriela Soni.

“Alguien que hizo un chiste ahora que fue el aniversario de la autonomía de Banco de México: hablar de la inflación es como hablar de Frank Sinatra, los jóvenes no lo conocen, pues pertenece a otra época”, recordó Soni.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad