Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La tasa de desempleo en EU bajó a 3.6% en marzo

El informe de empleo del Departamento de Trabajo mostró que las nóminas no agrícolas aumentaron en 431,000 puestos el mes pasado.
vie 01 abril 2022 09:03 AM
Creación de empleo en Estados Unidos en marzo
La tasa de desempleo bajó a 3.6%, el menor nivel desde febrero de 2020.

El crecimiento del empleo en Estados Unidos continuó a buen ritmo en marzo y la tasa de desempleo bajó a un mínimo de dos años de 3.6%, mientras que los salarios están volviendo a acelerarse, lo que sitúa a la Reserva Federal (Fed) en posición de subir las tasas de interés en 50 puntos base en mayo.

El informe de empleo del Departamento de Trabajo, observado de cerca por mercados y autoridades monetarias, mostró que las nóminas no agrícolas aumentaron en 431,000 puestos el mes pasado.

Publicidad

Los datos de febrero fueron revisados al alza para mostrar 750,000 puestos de trabajo añadidos en lugar de los 678,000 comunicados anteriormente. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto un aumento de las nóminas de 490,000 posiciones. Las estimaciones oscilaban entre 200,000 y 700,000.

La tasa de desempleo bajó a 3.6%, el menor nivel desde febrero de 2020, y se compara con el 3.8% de febrero.

El informe subrayó el sólido impulso de la economía, que se enfrenta a los crecientes vientos en contra derivados de la inflación, el endurecimiento de la política monetaria y la guerra de Rusia contra Ucrania, que está tensando aún más las cadenas de suministro mundiales y aumentando las presiones sobre los precios.

El mes pasado, la Fed subió su tasa de interés oficial en 25 puntos base, la primera alza en más de tres años.

Los responsables de la política monetaria han intensificado su retórica restrictiva, y el presidente de la Fed, Jerome Powell, ha dicho que el banco central de Estados Unidos debe actuar "rápidamente" para subir las tasas y, posiblemente, de forma "más agresiva" para evitar que la alta inflación se incruste.

El informe de empleo de marzo y los datos de precios al consumidor que se publicarán el 12 de abril serán cruciales para la decisión de tasas de la Fed en su reunión de política monetaria del 3 y 4 de mayo.

 

La demanda de contratación está siendo impulsada por el fuerte descenso de los contagios de COVID-19, que ha provocado la eliminación de las restricciones en todo el país. Todavía no hay señales de que la guerra entre Rusia y Ucrania, que ha hecho que los precios de la gasolina superen los 4 dólares por galón, haya afectado al mercado laboral.

El último día de febrero se registraron casi un récord de 11.3 millones de puestos de trabajo vacantes, según datos del gobierno del martes, lo que dejó la brecha entre el empleo y los trabajadores en el 3% de la población activa y cerca del máximo de la posguerra del 3.2% en diciembre.

Con la escasez de trabajadores, los ingresos medios por hora aumentaron un .4%, tras subir un .1% en febrero. Esto elevó el aumento anual a 5.6% desde el 5.2% de febrero.

El informe sobre el empleo disipó aún más los temores de los mercados financieros sobre una recesión, aunque se produjo de nuevo una breve inversión de la curva de rendimientos de bonos del Tesoro estadounidense a dos años y diez años.

Los economistas afirmaron que las enormes tenencias de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas por parte de la Reserva Federal dificultaron la obtención de una señal clara de los movimientos de la curva de rendimiento.

Algunos señalaron que los rendimientos reales seguían siendo negativos, mientras que otros argumentaron que la curva de rendimiento del Tesoro a dos años/cinco años era un mejor indicador de una eventual futura recesión. Este segmento no se ha invertido.

 
Publicidad
Publicidad