Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las empresas se apoyan en la reduflación para contener el alza de precios

La empresas del país reducen el tamaño y cantidad de sus productos para evitar encarecerlos; sin embargo, también pueden generar un deterioro en la calidad de los mismos.
mié 04 mayo 2022 08:34 AM
reduflacion
El ajuste de precios puede llevarse a cabo por tres vías: a través de aumentar el precio, de reducir cantidades o de la calidad de los productos.

¿Te has dado cuenta que algunos de los productos que forman parte de tu despensa ahora son más pequeños? No, no es tu imaginación. Algunas empresas han optado por reducir la cantidad -gramos o mililitros- de lo que ofrecen al consumidor con el fin de evitar un impacto inflacionario.

Esta práctica, conocida como reduflación, consiste en la reducción de tamaño o cantidad de producto para mantener los precios sin cambios. Es una práctica legal, siempre y cuando esté indicado en la envoltura o envase la cantidad que te están vendiendo.

Publicidad

¿Qué es la reduflación?

“Esta es una práctica que se observa más en estos episodios en que los precios están creciendo de manera acelerada. Es un fenómeno normal de mecanismos de mercado porque los mercados se pueden ajustar vía precios o vía cantidad. ¡Ojo! Que puede ser el ajuste también vía calidad”, dijo a Expansión Jessica Roldán, directora de análisis económico de Finamex Casa de Bolsa.

De ahí que no sea extraño ver en las tienditas o en los anaqueles de los autoservicios una gran variedad de tamaños de un mismo producto como Sabritas, Coca Cola, leches y jugos.

Otro ejemplo se puede ver en las aerolíneas, cuyos costos van aumentando si elijes tu asiento, si compras algún seguro de viajero o si decides llevar más equipaje.

En los primeros 15 días de abril, el índice de precios al consumidor llegó a 7.72% a tasa anual.

El panorama no es halagüeño para el bolsillo de los mexicanos, pues la más reciente encuesta del Banco de México (Banxico) a analistas del sector privado espera una inflación de 6.75% para terminar el año. Además, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, comentó que ya no era un fenómeno transitorio.

¿Por qué el consumidor no reacciona a una reducción en la cantidad?

Como consumidores, no se nos acostumbra a pensar en términos de la cantidad de un producto, sino en el precio que tendrá y en el impacto hacia el presupuesto tanto para la despensa como para el resto de los gastos que se tengan que cubrir.

“Lo que hay detrás es que la gran mayoría de los mexicanos compramos pensando en desembolso, es decir, no compramos porque sacamos la cuenta de cuánto valen los mililitros o los gramos del producto. Compramos pensando en cierto monto que queremos orientar a ciertos productos. Entonces, lo que hacen las marcas es ajustarse al desembolso que tú puedes pagar”, explicó Fabián Ghirardelly, director General de la división Worldpanel de Kantar México.

¿Por qué ajustar el tamaño del producto?

Tomando en cuenta lo anterior, las empresas, para no perder competitividad, se ajustan al dinero que los consumidores pueden pagar.

 

“En esa línea, si los precios se disparan y se salen de ese desembolso -de ese ticket- tienen que ajustar los gramajes o la cantidad para que se puedan ajustar al desembolso que puedes pagar”, precisó Ghirardelly de Kantar México

“El más afectado es el consumidor, ya que recibe menor cantidad de producto por un precio igual o incluso hasta mayor”, añadió Marco Montañez, subdirector de análisis fundamental de Vector Casa de Bolsa.

Sin importar el ajuste que lleven a cabo las marcas -precio, cantidad o calidad- el impacto es similar al que se hubiera tenido si se hubiera dado un aumento en el precio. “El efecto final es un poco el mismo que el de incrementos de precios: inhibe o limita el poder de compra de los consumidores. A la postre, eso lo que hace es, mermar el poder adquisitivo de la moneda y, hasta cierto punto, puede haber efectos para el crecimiento. Si los productos se encarecen, eso inhibe el consumo de ciertos productos”, complementó Roldán de Finamex Casa de Bolsa

Otras opciones, señalaron los especialistas consultados, tienen que ver con buscar variantes o variedades más económicas -ajustes de calidad-, hacer más eficientes sus procesos productivos; además de realizar compras anticipadas o contratar coberturas de sus principales insumos.

“En algunos casos, habrá empresas que puedan consolidar sus participaciones de mercado mediante adquisiciones de otras empresas, para lograr economías de escala, y de esta manera bajar costos unitarios y mantener su competitividad”, subrayó Montañez.

¿Qué pasará cuando la inflación vuelva a la meta de Banxico?

De acuerdo con el banco central, la inflación volverá a la meta de 3% +/- un punto porcentual hasta principios de 2024.

Conforme los precios vuelvan a bajar, el mercado tendrá diferentes mecanismos para volver a ajustar sus precios, siempre con la premisa que estos aumentos no van a ser parte de una “nueva norma” y en el que “los incrementos de precios son graduales, pequeños”, señaló Jessica Roldán.

“De ahí que Banxico tenga que actuar de manera contundente para mandar esa señal que este fenómeno inflacionario está asociado a factores coyunturales que tienen que ver con la guerra, con la pandemia, pero que no es parte de un nuevo mundo”, agregó.

Estos ajustes de precios una vez que pasen los choques inflacionarios provocados por la pandemia y por la guerra entre Rusia y Europa, dependerán de cada producto”, concluyó el subdirector de análisis fundamental de Vector.

 
Publicidad
Publicidad