Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Un segundo hogar para tu mascota

Host a Pet promete cuidado seguro a perros y gatos los días que sus dueños no pueden atenderlos.
Host a Pet
Experiencia. Mariel Jiménez (COO) y Daniela del Olmo (CEO) ya habían emprendido juntas antes de unir su amor por los animales y fundar Host a Pet.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión). - Una llamada telefónica interrumpió las vacaciones de Daniela del Olmo. Era el encargado de la pensión donde había dejado a su mascota: “Tu perro está muy enfermo”, le comentó. Ruffo, de ocho años, murió pocos días después, de una infección.

Todo cambió para esta empresaria. En agosto del siguiente año, tras asociarse con Mariel Jiménez, amiga desde la preparatoria, y tras una inversión de 500,000 pesos, lanzaba Host a Pet. Su plataforma conecta a dueños con cuidadores certificados por la start-up, y permite mantener una comunicación constante, explica Jiménez, directora de Operaciones. “Eso nos ha hecho una de las plataformas más seguras”, agrega.

Hoy tiene 2,000 anfitriones y 12,000 mascotas registradas. Primero, los reclutaban con anuncios en redes sociales. Los dos primeros años, la forma de vincular a anfitriones y clientes era a través de WhatsApp y Host a Pet daba seguimiento. “Eso no era nada escalable”, recuerda.

Lee: ¿Qué significa que un fondo lidere una ronda de inversión?

Esto cambió en junio de 2017, cuando las socias levantaron 4 millones de pesos, con los que lanzaron su aplicación móvil. “Tenía muchos problemas al inicio, era más fácil llamarles para que me contactaran con un anfitrión”, recuerda Laura Rod, una de sus clientas en la Ciudad de México.

Los problemas se fueron solucionando y la plataforma creció. En enero de 2018, la empresa duplicó el número de mascotas que tenía en los dos años previos.

Publicidad

En junio, inició el programa de aceleración de MassChallenge, donde sus mentores Andrea Lobo e Iván Babic, fundadores de la consultora Business as Unusual, les ayudaron a afinar su estrategia de mercadotecnia para dirigirla al momento exacto en el que el cliente requiere el servicio: al comprar boletos de avión o reservar un hotel.

“Su reto no es ganarle al competidor que hace lo mismo, sino a los sustitutos, es decir, la forma en cómo el dueño resolvía su necesidad antes de que la aplicación existiera”, expone.

Lee: Thincrs, el despegue del talento

Rod ve la ventaja. Antes dejaba a su perro encerrado en casa o en pensiones. Ahora contrata los servicios de Host a Pet dos veces al mes. “Han mejorado mucho y ayuda que te envíen fotos y estén en contacto contigo”, indica.

Las claves:
1.4 millones de dólares facturó en los primeros nueve meses del año. Prevé cerrar 2018 con 2 millones.

El modelo: Host a Pet cobra 10% de comisión al cliente y 16% al anfitrión en cada una de sus 1,500 transacciones mensuales. Diciembre es su mejor mes y representa 25% de sus ventas.

Inversión: la start-up tiene nueve colaboradores y ha levantado 4.5 MDP entre inversionistas ángeles. Está en pláticas para levantar otros 800,000 dólares, para consolidar su mercado en México, donde tiene presencia en 24 estados.

¿Cómo funciona? A través de la app o de la web, el dueño registra sus datos y los de su perro o gato. Busca al anfitrión que se adecue a sus necesidades y contrata uno o más servicios: hospedaje, guardería de día, paseo diario, entrenamiento, baño y transporte. El anfitrión estipula sus precios y recibe el pago una vez que la mascota regresa con su dueño. Al mes, gana en promedio 10,000 pesos, estima Jiménez. La start-up cuenta con un seguro de cobertura amplia.

NOTA DEL EDITOR: Esta nota fue publicada en la edición 1247 de la revista Expansión (15 de diciembre).

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad