Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El plan estrella de Pemex lleva 3,517 mdd en licitaciones restringidas

La petrolera tiene contratadas casi el total de las empresas que se encargarán de construir la infraestructura y la perforación.
Pemex Tabasco
Contratos. Pemex asegura que ha ahorrado 17,500 mdp con el esquema de invitación restringida, donde elige a una compañía que a su vez va a subcontratar los servicios que requieran los campos para producir.

El plan estrella de Pemex para elevar la producción de crudo en el corto y mediano plazo pasa por desarrollar campos descubiertos por administraciones pasadas de la compañía; pero que entrarán en producción en unos meses con la inyección de capital que suma hasta ahora 3,517 millones de dólares a través de cinco adjudicaciones.

La petrolera que dirige Octavio Romero Oropeza busca desarrollar 22 campos para impulsar su estrategia de producción. Estos bloques tienen algún tipo de avance en su trabajo, como la perforación de algún pozo que haya mostrado que tienen al menos reservas o están prácticamente listo para iniciar su explotación.

Lee: Las calificadoras se muestran escépticas ante el plan energético de AMLO

La petrolera nacional ha adjudicado, vía invitación restringida, tres contratos para la perforación que suman 2,487 millones de dólares (mdd) a los consorcios y empresas Marinsa y Grupo R, Mexoil y Perfolat y OPEX. Estas tareas dejarán 74 pozos para el desarrollo de estos campos. Además, espera adjudicar la perforación de otros 54 pozos antes de finalizar mayo.

La compañía también colocó, por la misma vía de la invitación restringida, 1,030 mdd en dos contratos, a los consorcios ESEASA-Permaducto y Bosnor Permaducto, para la construcción de 13 plataformas de producción, y el tendido de 14 ductos para la puesta en producción de sus campos. Además, dará el fallo el 8 de julio de otras dos plataformas y dos ductos.

Lee: Pemex regresa a la vieja práctica de las licitaciones restringidas

Publicidad

La petrolera nacional asegura que se ha ahorrado 17,500 millones de pesos con este tipo de esquemas de contrataciones, donde elige a una compañía que a su vez va a subcontratar los servicios que requieran estos campos para producir, aunque no ha detallado cómo se hizo esta comparativa. Algunas organizaciones sociales y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) han criticado este tipo de licitaciones porque no fomentan la competencia para conseguir los mejores precios.

Los campos de Ixachi (que ocupa la quinta posición en la lista de los campos con más reservas de Pemex), Xikin (octava posición), Onel (10),Tekel (14), Pokche (15) se encuentran entre los cinco proyectos con mayores reservas probadas de Pemex, según su reporte anual de 2018. Esto quiere decir que las administraciones pasadas invirtieron y perforaron pozos para demostrar su potencial y ponerlos en la lista de salida para su puesta en producción.

Los campos que completan la lista de 22 proyectos (Esah, Chocol, Valeriana, Cibix, Ixachi, Mulach, Tlacam, Manik, Hok, Octli, Jaatsul, Cahua, Cheek, Tetl, Tekit, Yaxché, Koban) también muestran un grado de avance en la incorporación de reservas probadas, aunque otros aún no cuentan con más pozos perforados para mostrar su verdadero tamaño o viabilidad económica.

Lee: Pemex ‘pellizca’ a las finanzas públicas…otra vez.

“Hay un riesgo de presumir algunos de estos campos porque ni siquiera tienen pozos delimitadores”, dice Gonzalo Monroy, director de la consultora GMEC.

En los casos como Octli, Cahua o Tekit, sólo se hicieron pozos para mostrar que tienen reservas posibles, por lo que aún requieren de más perforaciones para ponerlos en la lista de arranques próximos.

Las expectativas del Gobierno es que Pemex pueda agregar 320,000 barriles promedio diario de crudo y hasta 400,000 barriles si se suma el petróleo y gas natural, para 2021, con lo que duplicarán la cifra que puedan poner las petroleras que han ganado bloques en las licitaciones del sexenio pasado.

Pero esta apuesta puede perjudicar las expectativas hacia futuro sobre la incorporación de nuevas reservas, debido a que la mayor parte de la inversión se destina al desarrollo de campos descubiertos, sin dejar claro cómo irán reponiendo estos bloques con nuevos hallazgos, cuestiona Monroy.

“México se está rezagando en los nuevos descubrimientos y puede que en 2024 veamos un fuerte declive”, dice el especialista.

La compañía tiene presupuestado invertir 98,226 millones de pesos (mdp) en tareas de exploración y desarrollo de crudo para 2019, un alza del 38.1% respecto al ejercido el año pasado. Pero las tareas de exploración recibirán 11.4% anual menos de presupuesto para este año , con 21,172 mdp. Este rubro se ha visto castigado al menos desde 2017. En cambio, las tareas de desarrollo verán incrementado su presupuesto en 63.2% anual en 2019.

Subir el ritmo

La empresa espera desarrollar de 20 a 40 campos entre 2019 y 2024, mientras que en 2014 a 2018 prácticamente no se dieron desarrollos de este tipo.

En cuanto al gas natural, este plan permitirá agregar hasta 908 millones de pies cúbicos diarios en 2021, con una aportación mayoritaria de Manik. Para 2024 su aportación será de 612 millones de pies cúbicos.

Para cuando se comience a dar la declinación de estos campos, Pemex espera que otro grupo de 148 desarrollos entre 2020 y 2024 puedan aportar nueva producción que lleve el número de barriles nuevos hasta los 1.15 millones extras para alcanzar los 2.65 millones de barriles promedio diario en el último mes de 2024.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad