Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Pemex: ¿perderá el grado de inversión la petrolera más endeudada del mundo?

La firma, que carga con 106,000 mdd de deuda sobre su espalda, puede perder el grado de inversión si las calificadoras bajan su nota a la categoría de bonos 'basura'.
lun 10 junio 2019 05:00 AM
petróleo
Pilar fiscal. Pemex llegó a aportar el 45% del presupuesto de la federación hace poco más de una década, pero su pes en las finanzas públicas ha caído cerca del 15%.

La petrolera nacional Pemex está más cerca de convertirse en la firma con la mayor cantidad de deuda que pierde el grado de inversión, un hito negativo que hasta ahora ostenta su compañera brasileña Petrobras.

La semana pasada, la agencia Fitch consideró tener los argumentos suficientes para bajar la calificación de Pemex por debajo de la escala en la que una firma tiene el grado de inversión, al pasar de BBB- a BB+.

Publicidad
"Pemex está mejor que en los últimos 30 años", así respondió AMLO a Fitch

Aunque el movimiento significó sólo una posición hacia atrás, la nota de la petrolera mexicana justo cruzó la línea que divide a las empresas que tienen la mayor confianza de los inversionistas, a pasar del lado donde comienzan las alarmas sobre un posible impago hacia sus acreedores.

Lee: Calificación AAA, BB o C: ¿qué significa y por qué es importante?

La compañía aún se mantiene en la zona de grado de inversión debido a que las otras dos agencias más importantes, Moody’s y S&P, la colocan con esa etiqueta. Pero ambas firmas, sobre todo la primera, tienen en el alambre la perspectiva de la compañía, con miras a pasarla al área conocida como de bonos basura o chatarra.

Si estas agencias también dieran el paso, Pemex se convertiría en la compañía con una mayor cantidad de bonos en el mercado financiero en perder el grado de inversión, un lugar que ahora ocupa la también petrolera estatal Petrobras.

“Si Pemex pierde el grado de inversión, eso va a ser un enorme problema, sobre todo cuando eres la petrolera más endeudada del mundo. Será como una avalancha”, dice Pablo Medina, vicepresidente de la consultora Welligence Energy Analytic.

Publicidad

El grado de inversión ha permitido a la compañía que ahora dirige Octavio Romero Oropeza acceder a mejores tasas de interés y una cartera más amplia de inversores. Todos estos beneficios se evaporarían en caso de que alguna de las otras agencias decidiera bajar a grado especulativo la calificación sobre la deuda de Pemex.

Lee: Pemex ‘pellizca’ a las finanzas públicas… otra vez

“Hay algunos inversionistas grandes, internacionales, que tienen restricciones y que no pueden tener bonos con grado especulativo. Ellos van a tener que vender la deuda que tengan de Pemex en caso de perder el grado de inversión”, dice Lisa Viscidi, directora de Energía, Cambio Climático y de Industrias Extractivas en The Dialogue.

La deuda financiera de Pemex se aceleró en los últimos años al pasar de 59,600 millones de dólares (mdd) en 2012 a 106,502 mdd en 2019. Si bien la administración de Andrés Manuel López Obrador no ha contribuido a esta alza, su política entorno a la compañía ha puesta en alerta a las calificadoras sobre su capacidad para hacer frente a sus deudas.

“Están viendo a un Pemex donde la tendencia ya era negativa desde hace tiempo, y eso no es responsabilidad de López Obrador, pero pusieron el último clavo porque ahora se quieren enfocar a que Pemex lo haga todo”, dice Medina.

Publicidad

Los especialistas consideran que la política actual en materia de energía del Gobierno no convence a las calificadoras. Jaime Reusche, analista soberano para México de la agencia Moody’s, incluso señaló la semana pasada, después de que la agencia cambiase su perspectiva de la nota crediticia del país de estable a negativa, que preocupaba más la estrategia energética de la administración que la ya superada amenaza de imposición de aranceles del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Así que, para evitar la caída, necesitan enfocarse en proyectos que generen más rentabilidad. “Las calificadoras entienden que para elevar la producción requieren capital privado, y no están convencidas de que las medidas que toma la administración de López Obrador sean suficientes”, dice Viscidi.

El gobierno ha respondido a las anteriores advertencias de las calificadoras aumentando su apuesta por centrar toda la estrategia en Pemex. La administración mantiene su proyecto de buscar la autosuficiencia energética a través de aumentar la producción petrolera de Pemex, construir la nueva refinería de Dos Bocas, y dar mantenimiento al actual sistema de refinación de la petrolera nacional.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad