Síguenos en nuestras redes sociales:

(Obligatorio)
galeria_desktop.jpg
Publicidad

Nuestras Historias

#Expansión500 | Braskem Idesa: El proyecto más ambicioso... que depende de Pemex

Es la mayor inversión industrial privada en México en los últimos 20 años. Su CEO, Stefan Lepecki, cuenta las claves (y los retos) de esta planta petroquímica.
vie 12 julio 2019 05:04 AM
STEFAN LEPECKI
El CEO de Braskem Idesa destaca que la planta es una de las mayores de la industria en América Latina.

El brasileño Stefan Lepecki lleva más de 30 años en la industria petroquímica — ha trabajado en las áreas de ingeniería, planeación, finanzas y tecnologías de la información— pero esta experiencia no le ha hecho perder la capacidad para sorprenderse. Según afirma, todavía se asombra ante la magnitud del proyecto que hoy dirige en México: el complejo petroquímico de Braskem Idesa en Nanchital de Lazaro Cárdenas, Veracruz, que arrancó operaciones en 2016 tras una inversión de 5,200 millones de dólares.

"Es la inversión industrial privada más grande en México de los últimos 20 años, al menos. Y fue el mayor proyecto petroquímico hecho de una sola vez en América Latina", destaca el directivo.

Publicidad

La planta es el resultado de una asociación entre la brasileña Braskem (con el 75% de la participación) y la mexicana Idesa (25%) y un contrato con Pemex por 20 años para recibir el gas etano de la petrolera, que esta compañía transforma en polietileno, una materia prima empleada por múltiples industrias, de donde salen productos tan variados como bolsas de supermercado, cables, tuberías, juguetes, botellas y un largo etcétera.

Lee aquí todo lo relacionado con las 500 empresas más importantes de México

Expansión: ¿Cuál es la situación actual del proyecto?

Stefan Lepecki: Estamos justo celebrando tres años de operación y estamos de alcanzar tres millones de toneladas producidas de polietileno.

Yo diría que ha sido una historia de éxito, no solo de Braskem y de Idesa, sino de México, porque muchos dudaron de que un país en Latinoamérica tuviera las condiciones de soportar un proyecto y una inversión de esta magnitud. En el pico de la construcción, tuvimos cerca de 7,000 personas trabajando, era como una ciudad, con una logística enorme, y ha sido una demostración para la comunidad internacional de que sí se puede hacer una implementación de esta naturaleza en Veracruz.

Publicidad

E: El joint venture entre Braskem e Idesa nació para este proyecto. ¿Se plantean desarrollar otros negocios?

SL: Nuestra inversión es muy reciente, muy nueva, y ahora necesitamos regresarla a los accionistas y pagar una deuda enorme, que ya estamos pagando de manera muy disciplinada. El project finance, que fue el esquema financiero para sustentar el proyecto, fue muy complejo, pero logramos apoyo de un conjunto de seis bancos de desarrollo o agencias multilaterales, más otros 10 bancos comerciales.

¿Por qué Pemex es la petrolera más endeudada del mundo?

Entonces, el objetivo ahora es operar bien, tener resuelta nuestra situación de abasto de materia prima, y sin duda a partir de esto, nuestra visión es crecer.

E: ¿Cuál es la situación con Pemex? La petrolera es su proveedor de etano, pero parece que tiene problemas para cumplir al máximo con el suministro.

SL: En verdad, hoy tenemos una limitación, que es que no recibimos el 100% del etano por parte de Pemex. El promedio de producción el año pasado se quedó alrededor del 78% de nuestra capacidad, y el año 2017 estuvo un poco por arriba. Nuestras plantas están listas para trabajar al 100%, y por varios momentos hemos trabajado al 100%, pero tenemos este tema por resolver. Sin embargo, tenemos mucha confianza en que vamos, junto con Pemex, a subsanar la situación.

Publicidad

E: ¿Cuáles son las posibles soluciones? ¿El apoyo a Pemex del gobierno de AMLO les ayudará?

SL: Hay puntos muy importantes y muy positivos (en el plan del gobierno). Hay una voluntad, una intención, una acción clara de recuperar Pemex. Tener un Pemex fuerte es fundamental para el país, para la iniciativa privada y para nosotros, sin duda, porque es nuestro gran proveedor de materia prima.

Y yo me enfocaría en qué podemos hacer para contribuir en ese sentido, con diálogo y con algún tipo de trabajo coordinado entre Pemex y la iniciativa privada para recuperar la producción del país. Sabemos que no es una tarea sencilla, fácil, no va a hacerse de un momento a otro, y está claro que, con algunas de estas materias primas, la solución a corto plazo pasa por la importación, como ocurre con el gas natural.

Recomendamos: Televisa, Cemex y Mexichem, entre las firmas más atractivas en Bolsa para 2019

En el caso del propio etano, yo creo que la solución pasa por importarlo, en cuanto no logremos, como industria y como país, recuperar su producción local.

Pero la importación depende de la infraestructura, y en el tema del etano no es tan sencillo, por el transporte, que es muy complejo. Pese a ello, hubo una evolución fuerte en los últimos años, y Brasil e India ya importan etano, y hay un exceso enorme del gas en Estados Unidos. Es cuestión de implementar la infraestructura. Estamos abiertos a desarrollarla y trabajar con Pemex, porque es de interés común. Es parte de la contribución que creo que podemos hacer como industria privada, el viabilizar un proceso de importación adecuado.

E: Algunos expertos dicen que Pemex debería abandonar la petroquímica para enfocarse en la exploración y producción de petróleo, donde logra mayor rentabilidad. ¿Qué opina? ¿Es posible tener una petroquímica mexicana competitiva?

SL: Vamos a hablar independientemente de si es privado o público. El potencial, y la realidad, del mercado petroquímico en México es enorme. Primero, es una industria de capital intensivo, son inversiones muy altas, y con nuestro proyecto, demostramos que es posible lograrlo a cifras muy competitivas, en comparación con los complejos similares que se están haciendo en Estados Unidos, por ejemplo.

a_idesa.jpg

La segunda ventaja es el acceso a la materia prima: aunque sabemos que Pemex pasa por algunas dificultades en su producción de crudo y gas natural, y como consecuencia de etano, el potencial energético de México es todavía muy grande.

Y en tercer lugar, el mercado. México tiene una gran oportunidad de crecimiento en el consumo de polietileno. Nuestro producto ha tenido una penetración muy rápida en el país, y el 65% de lo que producimos ya está destinado al mercado doméstico, donde tenemos más 250 clientes.

Entonces yo veo, más que un potencial, una realidad enorme para la industria petroquímica mexicana.

E: Braskem es filial de la polémica Odebrecht [aunque el consorcio brasileño busca su venta]. ¿Esta relación a afectado a su reputación?

SL: El tema de imagen es muy importante, no solamente la imagen en los medios, sino con la sociedad, con los proveedores, incluso con nuestras familias y colaboradores, y hemos tenido diálogos muy tranquilos con todos ellos para aclarar sus dudas. Hemos tomado las acciones necesarias, tanto nosotros como nuestros accionistas, incluyendo investigaciones independientes, para garantizar que no tenemos ninguna relación con los hechos confesos de Odebrecht. Tenemos la seguridad de que hemos logrado un trabajo muy bien hecho, un orgullo para nosotros y para México.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad