Síguenos en nuestras redes sociales:

(Obligatorio)
galeria_desktop.jpg
Publicidad

#Expansión500 | JinkoSolar, en busca del petróleo del futuro

La empresa china fue el proveedor del parque solar más grande de América. Hoy, busca nuevas oportunidades ante el cambio de la política energética.
mié 24 julio 2019 05:04 AM
Enel Villanueva
Mar de sol. El parque fotovoltaico inaugurado el año pasado en Villanueva, Coahuila, es el más grande de América.
Édgar Sígler
@edgarsigler

Desde lejos, los paneles solares del parque fotovoltaico más grande de América crean la ilusión de que en el desierto de Coahuila ha vuelto a nacer una de las lagunas que habitaron hace cientos de años la región.

El proyecto, en Villanueva, inaugurado en 2018, es quizás el más emblemático, por sus dimensiones sin precedentes en el continente, de una serie de licitaciones que ha generado una ola de parques fotovoltaicos que comienzan a suministrar energía a hogares y empresas en todo el país –al primer semestre de 2018 habían entrado en operación seis de estos proyectos–. Y JinkoSolar, uno de los mayores productores de paneles solares del mundo, se ha subido a ella.

Publicidad

“México es un país que necesita energía, tiene un desarrollo industrial muy importante. Además, tiene el petróleo del futuro, que es el sol”, dice Alberto Cuter, gerente general para América Latina de la empresa. Las subastas de largo plazo le permitieron a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) adquirir producción eléctrica de energías limpias, en su gran mayoría con tecnología solar y eólica. Estas licitaciones comprometieron inversiones por 8,600 millones de dólares entre 2018 y 2021.

Lee: El sector solar en México crece 32% en el primer semestre

Para el proyecto de Villanueva, JinkoSolar proveyó cerca de 2.3 millones de módulos en una planta con capacidad de más de 800 MW. Hasta ahora, ha participado en la instalación de 1.5 GW de generación de energía solar en el país y espera suministrar a otros 700 MW este año. “Hay mucho lugar donde se puede instalar y mucha necesidad de energía limpia. México es una de las regiones más importantes para desarrollar proyectos fotovoltaicos”, dice Cuter.

Publicidad

El inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador supuso la cancelación de las próximas subastas de largo plazo; un duro golpe que, sin embargo, no ha desanimado a la industria, que opina que el impulso de las energías renovables no se puede frenar.

Los especialistas del sector eléctrico siguen cautelosos el futuro de este mercado, sobre todo, porque el gobierno no ha presentado aún un plan concreto sobre cómo sostendrá el crecimiento de la generación eléctrica sin las subastas.

La CFE ha volteado de nuevo a tratar de generar más electricidad por su cuenta, lo que no deja claro, por el momento, si esto supondrá menos espacio para que los privados puedan cooperar con la eléctrica nacional. “No sé por qué el gobierno decidió cancelar la subastas, sobre todo, las últimas dos fueron muy exitosas, porque es mucho menor el precio a lo que la suministradora de gobierno compraba energía”, señala Cuter.

Publicidad

Esto ha provocado que la compañía ahora considere otro tipo de proyectos, como la construcción de parques de menor escala, para ofrecer una alternativa de suministro a los grandes industriales. “Hablamos de las subastas, pero no nos olvidemos que sigue existiendo el mercado spot con precios muy atractivos y contratos bilaterales”, dice Juan Manuel Carbajosa, director de Desarrollo de Negocios de Prodiel México.

Lee: 8 puntos que debes conocer de la relación México-China

Las empresas que han crecido cobijadas por los cambios de la reforma energética creen que este paréntesis será momentáneo, porque el país requerirá más electricidad en los próximos años y las renovables han demostrado que pueden ofrecer menores precios. “En 10 años, el precio del módulo ha bajado más de 90%. En 2008, el precio del módulo era de 13 dólares por watio pico, ahora estamos por debajo de 30 centavos de dólar”, explica Cuter.

La próxima innovación de esta industria vendrá de los llamados paneles bifaciales, una tecnología que permite que los módulos dupliquen su eficiencia debido a que pueden generar electricidad por las dos caras. La apuesta de México puede cambiar en los años por venir. Tal vez no veamos pronto otro parque de las dimensiones de Villanueva, pero el sector de las energías renovables sigue creciendo (90% lo hará entre 2018 y 2022, según proyecciones de la Agencia Internacional de Energía) para convertirse en el sostén eléctrico del mundo en las siguientes décadas.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad