Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El cigarro electrónico, ¿tendrá luz verde para su comercialización en México?

La diputada federal Lorenia Valles Sampedro registró una propuesta que pretende regular la comercialización y el uso de cigarros electrónicos.
jue 07 noviembre 2019 04:49 PM
cigarro electronico humo smoke
En México. El 5.8% de la población ha probado alguna vez un cigarro electrónico en el mercado ilegal.

En México, ya no es una sorpresa que puedas comprar fácilmente cigarros electrónicos o dispositivos similares a estos, sin nicotina, en centros comerciales, puestos de periódicos o plataformas de comercio electrónico. Incluso en Whatsapp. Por ello, la diputada federal Lorenia Valles Sampedro, de Morena, registró una iniciativa de ley que pretende regular su comercialización y uso en el país, para evitar el consumo en menores de edad y frenar la ilegalidad.

Publicidad

“Queremos generar un marco regulatorio para lograr un mejor control en la importación, producción, distribución, verificación, importación y el uso de los vaporizadores. Ese es el objetivo fundamental, pues hay que reconocer este problema, y no puede ser posible que estén al alcance de todos, incluso a menores de edad”, señaló en entrevista Valles Sampedro, quien presentó este jueves la propuesta en la Cámara de Diputados.

En la actualidad, la producción y comercialización de los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) y los Sistemas Similares Sin Nicotina (SSSN), conocidos comúnmente como “vaporizadores” o “cigarros electrónicos”, está prohibida en México. Pero su consumo no es ilegal, y se calcula que casi un millón de usuarios ya utiliza frecuentemente estos dispositivos en el país.

Lee: ¿Cuál será el futuro para la industria del vapeo y el cigarro electrónico?

Esto hizo crecer el mercado ilegal y causó la entrada de líquidos o materiales provenientes de China, Taiwán y Estados Unidos que no están elaborados con los mejores estándares de calidad, y que incluyen mezclas (con THC) que pueden ser altamente nocivas para la salud de las personas.

Publicidad

“En México, (muchos vaporizadores) se están abasteciendo del mercado ilegal. Pero con una correcta legislación, podrías garantizarle al usuario que sean productos con grado médico elaborados con estrictos lineamientos, a diferencia de lo que venden en cualquier lugar, donde no están correctamente regulados ni en las proporciones ni en las cantidades que se deben de hacer, y mucho menos en la calidad, porque las mezclan con THC y CBD. Lo anterior ha provocado las muertes en los últimos meses”, asegura José Manuel Mier, Cirujano experto en cáncer de pulmón y director del Instituto de Cirugía Torácica.

¿Los cigarros electrónicos causan daños a la salud?

Por ello, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) implementó alertas sanitarias y prohibió el ingreso al país de ese tipo de artefactos. Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional esas medidas, porque atentaban contra el derecho al libre comercio y al libre desarrollo de la personalidad.

Recomendamos: Walmart frena venta de cigarros electrónicos en Estados Unidos

Publicidad

Por su parte, la industria tabacalera en México lleva años buscando un diálogo con la Cofepris para que el uso de este dispositivo y sus derivados sean legalizados. Hasta el momento no ha tenido éxito y los recientes decesos en Estados Unidos han evaporizado las conversaciones.

Ahora, según explica Valles Sampedro, “es el articulo 16 de la Ley General para el Control del Tabaco el que pretendemos modificar, y en ese sentido la Suprema Corte de justicia ha otorgado tres amparos: uno en el 2015, otro en el 2017 y el más reciente en 2019, donde ha declarado que esa prohibición es inconstitucional porque atenta contra el libre comercio y el derecho al libre desarrollo de la personalidad”.

¿Más sano que el cigarro convencional?

Además de alejar estos dispositivos de menores de edad, la propuesta también incentiva a que los fumadores de cigarros convencionales dejen su hábito. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco de 2016-2017, el tabaco es responsable del 8.4% de las muertes en el país, 43,000 personas cada año.

Según la misma encuesta, citada por la legisladora, actualmente 14.9 millones de mexicanos son fumadores, de los cuales el 73.6% está interesado en dejar de fumar y 9.9 millones han intentado dejarlo en por lo menos una ocasión. “La intención (de la legislación) es restringir el uso para menores de edad y que los adultos que decidan utilizarlo puedan tener productos de calidad con reglas sanitarias, con un etiquetado claro y que sepan qué están consumiendo, para que en un futuro se pueda disminuir el consumo el cigarro en general”, destaca.

Según un reporte de la Cámara de Diputados, en el mundo ha habido diversos esfuerzos dirigidos a regular el comercio y el uso del cigarro electrónico y los vaporizadores. Reino Unido y Nueva Zelanda ya reconocen el uso de los vaporizadores como una alternativa para dejar de fumar.

En el país, los estados de Aguascalientes, Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Coahuila y Guanajuato también han promovido iniciativas para incorporar el cigarro electrónico dentro de los productos prohibidos en espacios 100% libres de humo. Este año se hizo ley en Aguascalientes y Chiapas.

“El cigarro combustible o convencional es el responsable de todas estas enfermedades. Nosotros abogamos por un cigarro electrónico, porque es menos malo que el cigarro combustible”, agrega el doctor Mier.

¿Por qué causan tanto debate?

Hace un par de meses, la industria tabacalera se vio envuelta en una ola de críticas y ataques, luego de que se registrara la muerte de al menos 16 personas asociadas con el ‘vapeo’ en Estados Unidos. Esto ocasionó que también en México se viera afectado el dialogo para una posible discusión para legalizar la producción y venta de estos dispositivos.

Hasta este momento, la Cofepris no se ha pronunciado respecto a esta propuesta de Ley. Sin embargo, en meses anteriores su postura ha sido la de mantenerse en contra de los cigarros electrónicos. En mayo, junto a los Institutos Nacionales de Salud y los hospitales federales, emitió un posicionamiento en contra bajo los argumentos de que no se cuenta con información científica independiente suficiente para documentar su efectividad para dejar de fumar, ni se ha demostrado su seguridad a corto y largo plazo.

Expansión también busco a la Conainta, sin recibir una pronta respuesta, y a tabacaleras como Philip Morris International, que prefirió esperar a que fuera publicada la iniciativa de ley para dar una opinión al respecto.

El vapeo, como se conoce al hábito de utilizar cigarrillos electrónicos, se ha convertido en un gran negocio, con un mercado global proyectado de 48,000 millones de dólares para 2023.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad