Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las aerolíneas latinas que se abrieron paso entre las más puntuales del mundo

La firma panameña Copa Airlines ocupa el segundo lugar en el ranking a nivel mundial, mientras que Aeroméxico y Volaris destacaron en el top regional.
jue 16 enero 2020 05:00 AM
Copa Airlines Boeing 737-86N
Aerolíneas latinas como Copa Airlines han logrado utilizar productivamente su flota sin descuidar sus horarios, refiere OAG.

La puntualidad es uno de los rubros más valorados por los usuarios de una aerolínea, pero para las empresas alcanzar un buen índice de vuelos a tiempo puede ser difícil e, incluso, costarles dinero. Dos factores que en Latinoamérica se acentúan por la situación de la infraestructura aeroportuaria, así como para las firmas del segmento de bajo costo.

Publicidad

Sin embargo, en el estudio ‘Punctuality League 2020’ de la proveedora inglesa de datos de viaje OAG, aerolíneas como la panameña Copa Airlines se han logrado abrir paso en el top 10 de las más puntuales del mundo, en la segunda posición, mientras que el gigante sudamericano LATAM Airlines ocupó la novena.

Para que una aerolínea alcance un alto estándar de puntualidad tiene que hallar un equilibrio entre maximizar la productividad de sus activos –los aviones, esencialmente–, pero sin excederse para evitar caer en demoras, algo que puede ser muy difícil de lograr, explica John Grant, analista senior de OAG.

“Hay un balance muy delicado en ello, y el mejor ejemplo de ello es Garuda Indonesia –la más puntual del mundo–, que de hecho ha reducido su tiempo de vuelo en 20% en sus operaciones de 2019 respecto a 2018, y como resultado mejoró significativamente en puntualidad, porque no le están dando un uso tan intensivo a sus aviones como en años previos”, indica en entrevista.

Sin embargo, volar menos para ser más puntual tiene un inconveniente: le cuesta dinero a una aerolínea, matiza el especialista, debido a que no se está operando a la productividad máxima. Para contrarrestar este factor, una aerolínea requiere de una mayor flota, lo cual implica importantes gastos. Por eso, la infraestructura aeroportuaria juega un rol importante.

Publicidad

En el caso de Copa Airlines, tiene a su favor ser una aerolínea cuyo negocio está en conectar a varias ciudades cercanas a través de Panamá, un caso similar al de LATAM Airlines que, con operaciones en Lima, Sao Paulo y Santiago de Chile, dispone de los recursos para absorber una demora con tan sólo sustituir aviones. “Si tienen un avión que llega antes a su destino y tienen otro llegando tarde, puedes tener mayor flexibilidad para intercambiar la flota cercana y mantener sus operaciones en tiempo”, refiere el especialista.

Sin embargo, una aerolínea pequeña o del segmento de bajo costo puede verse limitada para hacer estos cambios. “Es absolutamente más difícil, ya que tienen una red mucho más fragmentada y una flota menos robusta, atendiendo muchos destinos con una gran frecuencia, por lo que si tienen una demora su capacidad para ponerse al día con su programa operativo diario puede ser limitado”, indica Grant.

Recomendamos: Las aerolíneas latinas están entre las que menos ganarán en 2019

De ahí que el caso de Aeroméxico y Volaris –que ocupan el sexto y noveno lugar en el top 10 de Latinoamérica, respectivamente– sea positivo para la consultora, debido a que tienen que lidiar con los retos de capacidad del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que les dificultan ser tan puntuales como podrían ser.

“Lo que es muy interesante para muchas aerolíneas alrededor del mundo es que aquellas que operan en aeropuertos sumamente congestionados, como el de la Ciudad de México, Nueva York o Heathrow, tienen que ser puntuales, porque si no lo son corren el riesgo de perder la puerta para que el avión pueda desembarcar (…) Alcanzar los niveles de puntualidad de Aeroméxico y Volaris usando un aeropuerto tan congestionado, en ese contexto, es un muy buen desempeño”, considera.

Publicidad

¿Y con tres aeropuertos?

El proyecto del gobierno federal de un sistema de tres aeropuertos –en la Ciudad de México, Toluca y Santa Lucía– es una “clásica” solución que se utiliza en otros aeropuertos del mundo, apuntó Grant, como en Londres (con seis), Nueva York con tres y París con dos. Sin embargo, el reto es hacer que a la gente y a las aerolíneas les resulten conveniente utilizar los aeropuertos que están fuera de la ciudad.

“La historia de Toluca ha sido atender más las aerolíneas low-cost, y si miras lo que pasó en Londres, por ejemplo, los viajeros de negocios tienen una gran preferencia por volar desde Heathrow a Nueva York, y por ello las aerolíneas tienen 20% más ingresos por pasajeros al volar desde Heathrow que volando de otros aeropuertos”.

Aunado a esto, si empezara a utilizarse Toluca y Santa Lucía de manera regular, el especialista consideró que tampoco implicaría vuelos a tiempo necesariamente. “No creo que haya una mejora significativa en la Ciudad de México teniendo tres aeropuertos, sería un argumento erróneo decir que tener capacidad adicional resultará en una mejora significativa en la puntualidad, porque al final se trata de cómo las aerolíneas utilizan sus aeronaves y cuánta rentabilidad quieren tener”, concluye.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad