Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México, ¿un mercado de autos eléctricos? La oferta crece 10 veces en cinco años

El país no es un mercado que impulse la adopción de esta tecnología con subsidios o con la instalación de infraestructura de recarga, pero la oferta ya suma 19 modelos a baterías.
vie 26 febrero 2021 05:00 AM
Tesla
La mayor cantidad de usuarios caga sus vehículos a través de puntos públicos y no utiliza su cable de carga individual.

Hace cinco años, la oferta de vehículos completamente eléctricos disponible en México se contaba con los dedos de la mano. Si alguien quería comprarse un modelo de baterías en 2015 solo podía elegir entre uno de Nissan u otro de BMW. Pero desde entonces las opciones se han multiplicado. Ahora hay 19 modelos eléctricos disponibles, entre SUV, sedanes, hatchbacks y furgonetas.

Un incremento impulsado, más que por subsidios o incentivos gubernamentales, por una explosión en la oferta global de los fabricantes de vehículos, que en los últimos dos años metieron el acelerador en el desarrollo de la tecnología. Tan solo en 2020, las marcas, tanto fabricantes de automóviles establecidos como empresas emergentes de alta tecnología, lanzaron al menos 11 vehículos eléctricos completamente nuevos.

A nivel global, la oferta ya abarca toda la gama de posibilidades, desde automóviles convencionales hasta utilitarios deportivos e incluso sedanes deportivos que prometen un rendimiento asombroso.

Publicidad

Las nuevas regulaciones de emisiones en Europa y China, que entraron en vigor en 2020 y que seguirán en 2021, explican en parte por qué los lanzamientos de modelos eléctricos han aumentado significativamente en el último año. Estas regulaciones plantean grandes desafíos para los fabricantes de automóviles, ya que se enfrentarán a posibles multas de hasta varios miles de millones de euros a menos que aumenten significativamente sus tasas de penetración de vehículos eléctricos.

El año pasado, en medio de la pandemia de coronavirus, varios fabricantes de automóviles intensificaron sus planes para alejarse del motor de combustión interna. En noviembre, General Motors dijo que invertiría 27,000 millones de dólares para ofrecer 30 modelos eléctricos a nivel mundial para 2025. “Vamos a escribir un nuevo capítulo en nuestra historia”, dijo Mary Barra a principios de año durante la edición virtual del Consumer Electronic Show.

También en noviembre, el director ejecutivo de Volkswagen, Herbert Diess, dijo que la compañía estaba reestructurando las fábricas y acelerando su movimiento hacia la electricidad y vehículos autónomos como parte de una “carrera con Tesla”. El año pasado, Volkswagen también comenzó a ofrecer un SUV eléctrico, el ID.4., para el mercado masivo.

A finales del año pasado, las acciones de Tesla se dispararon, catapultando su valor de mercado a 600,000 millones desde menos de 100,000 millones a principios de año, consolidando a su fundador, Elon Musk, en una de las personas más ricas del mundo. También los fabricantes de automóviles emergentes, como Rivian y Lucid Motors, recaudaron miles de millones de dólares y alcanzaron hitos de fabricación. Recientemente, Lucid Motors salió al mercado con una valoración de 24,000 millones de dólares.

Este ímpetu de los fabricantes de vehículos por la electrificación, lejos de frenar, está creciendo. En febrero, BMW reiteró su meta de lanzar 25 modelos electrificados a nivel global de aquí a 2023. Jaguar Land Rover dijo que dejará de vender autos 100% de combustión interna en 2025, mientras que Hyundai dijo esta semana que lanzará 23 nuevos modelos eléctricos en los siguientes cinco años.

Para 2022 habrá alrededor de 450 eléctricos adicionales disponibles a nivel global, según datos de la consultora McKinsey. La mayoría serán vehículos medianos o grandes montados sobre plataformas modulares y flexibles.

Publicidad

Aunque México no se ha distinguido por ser un mercado que impulse la adopción de esta tecnología, ya sea con subsidios fiscales o con la instalación de infraestructura de recarga, algunos de los nuevos modelos eléctricos ya figuran en los cronogramas de lanzamientos de las marcas en el mercado.

BMW, por ejemplo, dijo que lanzará tres modelos eléctricos en México este año: el iX3, el iX y el Mini eléctrico. Mercedes-Benz ya está levantando los primeros pedidos de su SUV eléctrico EQC 400 Sport en el país y Renault tiene programada la llegada del subcompacto Zoe.

Nissan está buscando el mejor momento para traer su eléctrico Ariya, lo mismo que Volkswagen su I.D.4.

“Lo estamos peleando. Yo espero que en los próximos cuatro meses ya me dejen hacer el lanzamiento (de Ariya) aunque no llegaría este año a los pisos de venta porque aún no está confirmado”, dijo Rodrigo Centeno, director de mercadotecnia de Nissan en México.

“Constantemente me preguntan: ¿por qué no traemos el I.D.3 o el I.D. 4 a México? Porque primero necesitamos tener toda la infraestructura necesaria para hacerlo”, dice Alfonso Chiquini, director de mercadotecnia de Volkswagen en México. “Obviamente hay mercados que están mucho más maduros y avanzados en electrificación, como Europa o Estados Unidos, pero en México aún tenemos algunas limitaciones para ofrecer esquemas de recarga en vías públicas y carreteras. Nosotros prevemos lanzar I.D. 4 en un par de años más adelante”, añade.

Publicidad
Publicidad
Publicidad