Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mezcal Amores unifica su identidad para crecer en el mercado internacional

La casa mezcalera unificó la identidad de las marcas para fortalecer la presencia de sus productos en el mundo, dado que las exportaciones representan 40% de su producción anual.
mié 17 marzo 2021 05:01 AM
Mezcales de la casa Amarás. (Cortesía)
Mezcales de la casa Amarás. (Cortesía).

El 12 de diciembre de 2011, día de la Virgen de Guadalupe, Santiago Suárez comenzó con la distribución 50 cajas del mezcal Amores en algunas tiendas de La Europea en la Ciudad de México. Diez años después, la destilería cambia de nombre a Amarás para integrar su portafolio de bebidas bajo una sola identidad en el mundo.

Suarez, fundador y presidente de Amarás, relata que cuando echó a andar destilería, la distribución de su mezcal era sólo local y ahora cerca del 40% de su producción total cruza fronteras para llegar a 22 mercados, entre ellos Estados Unidos, Colombia, República Dominicana y Japón. El emprendedor comenta que uno de los puntos a favor en la expansión de su portafolio de mezcales es que han logrado cumplir con las diferentes normas mundiales.

Ahora, con una plantilla que creció de 2 a 130 personas, la empresa considera que en los mercados internacionales logrará un crecimiento hasta de doble dígito con sus mezcales, que agrupan las marcas Amarás y Amarás Logia, con los que buscará abrir caminos en nuevas regiones, como China, país al que comenzaron a exportar durante este año.

Publicidad

“El mezcal se está posicionando como una industria que tiene mucho valor percibido, por la artesanía, la tradición y un poco por la forma en la que se elabora. (…)La apreciación que está teniendo fuera de México es de una bebida de con mucha rareza, con muchas características que la hacen única, con muchas diferencias en sabores, en regiones, en terruño”, declara.

La destilería tiene presencia en 22 países, labor que hace de la mano de importadores, no obstante considera que han logrado enamorar a mercados más exigentes por el modelo de producción de sus mezcales, que buscan tener un impacto social con una bebida hecha a mano.

Sólo en Estados Unidos es en donde la casa mezcalera se encarga de los envíos y la distribución. Es este país uno de los mercados más importantes para la bebida mexicana, ya que recibe el 71% de los envíos totales de las destilerías nacionales. “En Estados Unidos yo te diría que la aceptación del mezcal va muy bien. Es un mercado muy competitivo, es un mercado muy caro, no es un mercado barato para arrancar”, dice Suárez.

Las exportaciones de Mezcal Amarás se integran a los 7.4 millones de litros de mezcal que desde México se envían a otros países, de acuerdo con datos del Consejo Regulador del Mezcal (CRM).

La tradición del mezcal

Mezcal Amarás inició de la mano de un maestro mezcalero de Oaxaca y en la actualidad trabaja con 20, que eventualmente podrían aumentar, con el objetivo de mantener las tradiciones locales en la producción de la bebida, además de generar un impacto social positivo, que va de la mano con el crecimiento de la casa mezcalera. Esta cadena de producción también considera a un grupo de maestras mezcaleras que producen 60 litros por año de la bebida.

“Nos hemos ido adaptando de la mano con el crecimiento. Hay indicadores a los que damos seguimiento, desde las comunidades en las que trabajamos, el precio justo que se paga a los productores y generar empleos locales”, cuenta.

Publicidad

Mantener el camino independiente tampoco ha sido sencillo, sobre todo ante el crecimiento de las grandes marcas en esta categoría, a la que han entrado a través de la compra de productoras de mezcal, como es el caso de Diageo que adquirió a Pierde Almas en 2018.

Para Suárez, la entrada de estos jugadores de mayor peso valida la categoría, hace que sea más dinámica y en donde competir es complicado, por lo que las casas como Amarás deben de ser más ágiles y astutas para mantenerse en el mercado.

“Ha sido difícil el crecimiento y sobretodo ha sido difícil el mantenernos independientes. Nosotros somos de las marcas independientes que quedan en México. Muchas han sido adquiridas por corporativos extranjeros, cosa que es bueno, pero también para nosotros ha sido difícil mantener la competencia y mantenernos firmes. Lo hemos logrado, hemos dado nuestra buena batalla, aunque somos muy pequeños”, dice el fundador de Amarás.

Por ahora, para el emprendedor el desafío principal de la destilería es principal es fortalecer los los mercados en los que tiene presencia a través del portafolio y orientar a los consumidores sobre las diferencias de cada uno de los mezcales que su casa produce.

La destilería cuenta con los mezcales Amarás, que considera el espadín, espadín reposado y cupreata; el Amarás Logia con los mezcales cenizo, sierra negra y tobalá; y el mezcal Verde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad