Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿La inflación meterá freno al consumo durante el fin de año?

En la recta final de 2021, los mexicanos alistan las últimas compras para las fiestas de Navidad, mientras el alza de precios amenaza con reducir su cartera.
mié 15 diciembre 2021 05:00 AM
La inflación meterá freno al consumo durante el fin de año (Un hombre observa la vitrina de una zapatería)
El sector terciario tuvo un incremento anual de 1.6% durante febrero de 2022.

El impacto de la inflación en los bolsillos puede causar un gran agujero. Sin embargo, parece que los mexicanos no dejarán de lado las compras de ropa, zapatos y los regalos del intercambio para celebrar las fiestas navideñas, que el año pasado se limitaron debido al confinamiento por la segunda ola de contagios de COVID-19 en algunas zonas del país.

Artemisa Montes, especialista en Economía de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, comenta que por ahora es posible que centros comerciales, tiendas departamentales y de autoservicio no tengan un impacto, ya que una parte importante de los trabajadores recibe su aguinaldo, prestación que les permite afrontar los gastos de cierre de año.

“Podremos ver una disminución en las compras en centros comerciales y tiendas, pero se verá en enero, porque ahora la gente tiene este ingreso extra y lo compensa”, afirma la especialista.

Publicidad

En noviembre, la inflación se ubicó en 7.37% anual y 1.14% mensual, de acuerdo con datos del Inegi. Este es el mayor incremento en 21 años. Con una inflación alta, se reduce la capacidad de compra de los consumidores, es decir, pueden comprar menos productos con el mismo salario.

Y aunque no se prevé que las compras se dejen de lado, las especialistas consultadas por Expansión coinciden en que los mexicanos suelen hacer un consumo alternativo en las etapas de precios altos. Y esto se puede aplicar en las compras para las fiestas, es decir, tratarán de comprar los productos que no han subido de precio o llevar en sus compras aquellos que son similares, pero que tienen un precio significativamente menor.

Fernanda González, directora de operaciones y cofundadora de la agencia de publicidad online EPA Digital, comenta que 70% de los mexicanos cambiará de marca o minorista si el producto está agotado o tiene un precio más elevado. Sin embargo, el 61% de los ingresos de fin de año se destinan a las compras navideñas, además que tres de cada 10 compradores aumentará su gasto en comparación con el año pasado.

De acuerdo con el análisis de EPA Digital, las categorías con un mayor crecimiento durante la temporada serán juguetes, con 215%; seguida de ropa y accesorios, con un avance de 122%, y joyas y relojes con un aumento de 88%. A esto se suma que ocho de cada diez consumidores cerrará su compra de acuerdo a las ofertas y descuentos que encuentre en los puntos de venta.

Publicidad

“A diferencia del Buen Fin, en el que las personas aprovecharon para comprar lavadoras, pantallas y otros electrónicos, en las compras de fin de año las compras son de un ticket más bajo. Las categorías que se buscan son grocery, porque la gente está haciendo más reuniones y por eso son los supers en donde hay un mayor consumo“, señala Fernanda González.

La cuesta de 2022

México inició 2021 en confinamiento y con cierres en gran parte de los comercios, y fue hacia el segundo trimestre cuando se reportó una recuperación, que se mantuvo constante. De enero a noviembre, las departamentales y autoservicios que integran la Asociacion Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportaron ventas por ​​1,169 millones de pesos, un incremento de 1.3% respecto al mismo periodo del 2020, cuando ascendieron a 1,153 millones de pesos.

Sin embargo, el alza de precios puede borrar estos indicios de recuperación. Artemisa Montes proyecta que hacia el arranque de 2022 la cuesta de enero será más dura y uno de los impactos será una menor compra a crédito de bienes durables, como estufas o muebles, dado que es posible que los compradores sean más precavidos con su gasto para poder mantener las compras de productos básicos.

Por ahora ya hay signos de un freno en el consumo, después de que el Buen Fin 2021 queda lejos de su meta en ventas, que se fijó en 239,000 millones de pesos y acabó en 191,900 millones de pesos en su edición de este año, que duró cinco días menos.

“Con los precios altos se ven tickets más bajos. La realidad es que la gente es más consciente con las marcas premium, que lo tienen más complicado porque la gente adquiere otros productos por temas de ahorro. Pero no se van a dejar de comprar algunos productos que las personas adquieren siempre por el tema de referencia”, declara González.

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad