Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Grupo Ferrero enfrenta el 'reto amargo' de la inflación

La compañía cierra el año con un incremento de 24% en ventas, pero vislumbra un 2022 retador debido a las interrupciones de la cadena de suministro y al alza en los precios del azúcar y de la energía.
mar 28 diciembre 2021 05:00 AM
Paolo Cornero
Para Paolo Cornero, Ferrero es lo que es actualmente, gracias a las acciones de marketing y responsabilidad social del grupo.

A Paolo Cornero, director general de Grupo Ferrero México, le emociona saber que su portafolio de marcas está presente en las fiestas decembrinas, pues ello dará el empujón para que el grupo italiano cierre el año con un crecimiento en ventas de 24% contra 2020. No obstante, al empresario le preocupa la tendencia inflacionaria en el país.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico), la inflación cerrará 2021 con 7.63%, mientras que para 2022 se espera una tasa de 4.36% y para 2023 una de 3.72%. Es decir que, con todo y la política monetaria para contener la inflación, no será suficiente para alcanzar una tasa de 3% como se esperaba.

Publicidad

“No es algo mexicano, sino un problema de oferta mundial. Hay poca oferta y mucha demanda, entonces cuando no hay material evidentemente hay aumento de precios. Esto podrá durar entre 18 y 24 meses, después de este diciembre”, dice Cornero.

Los principales retos para 2022

Según datos de IHS Markit, las ventas minoristas de dulces y chocolates están 20% arriba de 2020, y los minoristas esperan continuar con este dinamismo al cierre de este año, ya que celebraciones como el Día de Muertos, Halloween y las fiestas decembrinas generaron un pico en la demandada de este tipo de productos. Ferrero México no es ajeno a esta inercia positiva.

“A pesar de que al inicio de la pandemia nuestras marcas tuvieron una depreciación, por ser premium, logramos un nuevo récord en ventas. Los consumidores empezaron a comprar otros productos. Con los hijos en casa, algunos padres dejaron de gastar en útiles para la escuela, por ejemplo, pero los consintieron con otra cosa y nuestros productos fueron la opción, sobre todo la marca Kínder”, detalló Cornero en una entrevista, tras la inauguración del proyecto Santuario Jaguar.

Pero las interrupciones de la cadena de suministro global, sumado a un incremento de entre 3% y 4% en los precios del azúcar y a los elevados precios de la energía, han encarecido el precio de los dulces un 2.5%, con respecto al año anterior, según cálculos de IHS Markit.

Aunque este ajuste en los precios fue inferior a lo esperado, que era de alrededor de 5%, la firma de análisis vislumbra que comprar dulces en el primer trimestre de 2022 podría ser más caro que en 2021.

“Sabemos que el bolsillo del consumidor estará bajo presión y no solo nuestro producto, que además no es de primera necesidad, sin embargo, cuidamos la calidad y empaque, ése es el diferenciador”, dijo Cornero.

El directivo, que es consciente de los retos que enfrentará el sector durante el arranque de 2022, vislumbra que la compañía será cauta en los proyectos y estrategias que impulsará durante la primera mitad del año. “Debemos ser cuidadosos. Focalizar las acciones en los proyectos que son más importantes y que sabemos que pueden generar más resultados en el mediano o corto plazo y que garantizan el trabajo de la gente”, dijo.

Grupo Ferrero programó lanzamientos de nuevos sabores y productos del portafolio para la segunda mitad de 2022. “Entendemos que estas son curvas y periodos”, concluyó.

Publicidad
Publicidad
Publicidad