Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Más del 50% de las empresas familiares no llegan a la siguiente generación

La dificultad para organizar la transición del mando es un factor de alto riesgo para lograr la sucesión y la sobrevivencia de las empresas familiares.
mar 15 febrero 2022 05:01 AM
Dos manos pasándose un bastón de relevo
En México, menos del 60% de las empresas tienen un plan de sucesión para su continuidad.

La falta de comunicación, de expectativas y de visión a largo plazo, son los principales factores que provocan que más del 50% de las empresas familiares no logren llegar a la siguiente generación.

El hecho no sólo afecta a las empresas, también repercute en la economía mexicana, que mayoritariamente está conformada por negocios familiares, principal fuente de ingresos, empleos, innovación y riqueza del país, al representar aproximadamente el 90% del Producto Interno Bruto (PIB) y de las unidades productivas en México, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Publicidad

En México, menos del 60% de las empresas tienen un plan de sucesión para su continuidad, a pesar de que existen datos que comprueban que alrededor del 90% de las que sí lo tienen, llevan a cabo un proceso exitoso que las hace trascender e impactar positivamente en su continuidad y en la economía, señaló Fernando Sandoval, director Académico del Instituto de Familias Empresarias del Tecnológico de Monterrey, en la presentación del libro “Sucesión en la Empresa Familiar: Historias de Éxito”.

La dificultad para ponerse de acuerdo es un factor de alto riesgo para lograr la sucesión y la sobrevivencia de las empresas familiares, seguido por la dificultad para encontrar las futuras tareas del director y problemas para organizar la transición del mando. Esto es signo de que las empresas familiares no tienen la intención de trascender, por lo cual no están preparándose y no le dedican tiempo y voluntad al proceso de sucesión, señaló María Fonseca Paredes, directora del Instituto de Familias Empresarias para México y Latinoamérica del Instituto Tecnológico de Monterrey.

En una empresa familiar de primera o segunda generación lo que puede desestabilizar la continuidad, con más frecuencia, son los temores del patriarca que no se decide a soltar el mando a tiempo o bien por conflictos entre los principales herederos, de acuerdo con Carlos Núñez Urquiza, director ejecutivo del centro Citibanamex para el Desarrollo de la Empresa Familiar.

En el caso de empresas muy longevas, de tercer o cuarta generación en adelante, lo que puede descarrilar el proceso es la falta de una buena atención a los accionistas que no participan en la administración, pues al sentir que no son tomados en cuenta podrían escindir la empresa o provocar que la mayoría vote por la venta de la misma, agregó Núñez.

 

Potencial para tomar las riendas

En cuanto a sucesión empresarial en las firmas familiares, México está por detrás de países como Estados Unidos, Canadá y España. Sin embargo, la pandemia amplió el interés y abrió la oportunidad para fortalecer el gobierno corporativo de las empresas, de acuerdo con Fernando Pino Marín, director de la Empresa Familiar de Citibanamex.

Las compañías que libraron mejor la pandemia se caracterizan por tener un gobierno corporativo formal en el que: se tratan con franqueza todas las problemáticas, la digitalización ya estaba integrada o se adoptó rápidamente, la buena comunicación permitió resolver problemas, y había una baja dependencia de proveedores y cadena de suministros indicó Núñez.

Esto aunado a que en México, a diferencia de otras muchas partes del mundo, la generación millennial ya está tomando el mando de las empresas y tiene una propensión a generar estos órganos de gobierno, dada la educación que han recibido. Tendencias a las que México va a adaptarse rápidamente.

Para María Fonseca la sucesión familiar de las empresas es la prueba de fuego a la posible continuidad de un legado que pueda trascender múltiples generaciones, de ahí que se considere un proceso estratégico e integral, no aislado y que merece una la alta atención para su conducción.

 
Publicidad
Publicidad