Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Burger Boy y Tomboy: dos cadenas que soñaron con conquistar México

Ambas empresas no lograron sobrevivir al furor que generó la llegada de McDonald’s a México y terminaron por bajar la cortina.
sáb 28 mayo 2022 09:00 AM
burger boy Fotoarte: Salvador Buendía / iStock
Burger Boy fue una de las marcas más icónicas de los 80. (Fotoarte: Salvador Buendía / iStock)

Las hamburguesas forman parte del menú de los mexicanos desde hace décadas. A lo largo del tiempo, diferentes cadenas han buscando hacerse un hueco dentro de esta categoría, pero sin tener mucho éxito. En parte porque no pudieron competir con el furor que generó McDonald's tras su llegada, en parte porque no lograron encontrar nuevos diferenciadores que les permitieran mantener cautivos a los clientes.

Hoy la mayoría de los restaurantes en México tienen a este platillo en su menú, y cada uno le imprime su sello particular, lo que atrae o aleja a los consumidores. “Las cadenas no sólo compiten con otras de la misma categoría, sino con otros restaurantes, puestos o carritos ambulantes que venden hamburguesas y ahora también con las dark kitchen, que crecieron muy fuerte durante la pandemia, tendencia que se va a quedar ya en esta nueva normalidad “, considera Iván Vázquez, consultor de negocios independiente.

Desde Burger Boy, Tomboy, Wendy's y Popeyes, hasta Carl's Junior, Johnny Rockets, McDonald's y Burger King han probado suerte en el mercado mexicano. En el Día Internacional de la Hamburguesa, recordamos a las cadenas que no lograron sobrevivir en el mercado mexicano.

Publicidad

Burger Boy: nostalgia ochentera

Burger Boy fue, probablemente, una de las primeras cadenas de hamburguesas que operó en México. Su existencia aún está fresca en la memoria de los “niños setenteros y ochenteros”, conocida por sus hamburguesas brontodoble o dinotriple, además de sus ‘locopopotes’, unas pajillas de plástico en forma de espiral que acompañaban sus refrescos y malteadas.

La cadena abrió por primera vez sus puertas en 1968, idea de empresarios extranjeros, como una referencia de las cadenas estadounidenses, quienes abrieron cuatro restaurantes. Y tras probar el éxito, Grupo Industrial Maseca, del empresario regiomontano Roberto González Barrera, compró la marca en 1974 y entonces el crecimiento fue exponencial.

De la mano de Grupo Maseca, Burger Boy llegó a tener cerca de 50 restaurantes en el país. Parte de su popularidad, declara Luís Felipe Díaz Muñoz, académico de la Escuela Bancaria Comercial (EBC), se debió a la publicidad, pues las hamburguesas aparecían en el programa En familia con Chabelo, incluso existía un rumor que apuntaba al presentador como dueño de los restaurantes.

También era común ver los comerciales de Burger Boy entre la programación de ese entonces, uno de ellos protagonizado por Salma Hayek. Para los expertos, fue esta labor de publicidad uno de los puntos que afianzaron el éxito de la hamburguesería en la década de los 70 y 80.

Ángeles Rodríguez, quien fue cajera a inicios de los 80 en la sucursal que se ubicaba en la esquina de Eje Central y Ricardo Flores Magón, en donde hoy se ubica la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), cuenta que al momento de cobrar “cantaban” en un altavoz los pedidos, que momentos después se entregaban a los comensales en el mostrador.

 

Rodríguez relata que el público que llegaba era muy diverso, pues eran muchas familias que buscaban las promociones que se anunciaban en televisión, porque se obsequiaba un juguete o los ‘locopopotes’, también asistían grupos de jóvenes, por la curiosidad que desprendía el concepto, que era muy innovador entonces.

La cadena mexicana no logró sobrevivir al furor que generó la llegada de McDonald’s a México en 1985, y comenzó a cerrar tiendas. En 1994, Grupo Maseca dio un giro en el timón y remodeló los restaurantes y el menú, sin mucho éxito. Dos años más tarde, en 1996 cuando el grupo vendió Burger Boy a una cadena estadounidense, que bajó la cortina de los restaurantes de forma definitiva.

“La empresa no aguantó la llegada de Mc Donald's, por la expectativa que causó entre los mexicanos por comer una marca de Estados Unidos, era muy aspiracional y entonces los Burger Boy comenzaron a quedarse vacíos, aunque comer en estos restaurantes tampoco era barato”, comenta el acadèmico de la EBC.

En 2015, en medio de la apuesta que las marcas hacen por el mercado de la nostalgia, se anunció que la empresa regresaría de nuevo al juego, primero con la venta de carne para hamburguesas, hot dogs, papas y malteadas en los supermercados, y se esperaba que en 2017 el primer restaurante de esta segunda generaciòn de Burger Boy abriera sus puertas, lo cual no ocurrió.

Tomboy: hamburguesas en tu auto

En 1973, antes del furor por Burger Boy, otra cadena de hamburguesas gozó de la gloria con la venta de hamburguesas y malteadas: Tomboy, cuya sucursal se ubica en a Insurgentes Sur entre Magnolias y Millet, frente al Parque Hundido. También había una sucursal en Acapulco, que entonces era el destino estrella de México.

Este lugar tenía una particularidad: se podía solicitar el servicio para comer en el auto, aunque también tenía mesas con sombrillas en el área conjunta al estacionamiento. Expansión no encontró el año en el que esta cadena cerró sus restaurantes, en los que también se vendían papas fritas y malteadas, de forma definitiva. .

“Trabaje más de 10 años, en diferentes sucursales, sus productos eran muy buenos, una verdadera lastima que no se pudo con los grandes monopolios del ramo, bien recuerdo con afecto y respeto a Don Beto", escribió un usuario en una publicación en Facebook que acompaña una fotografía del restaurante.

 

Arby’s va por otra oportunidad

Arby’s tuvo su primer 'Mexican moment' a principios de los años 90, con la llegada de otras cadenas que veían en México un mercado atractivo, con la apertura que entonces generó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que se firmó en 1992.

La empresa, que nació en Ohio, Estados Unidos, en 1964, poco gozó de las mieles del prometedor mercado, y abandonaron el país en 1994, el año de la crisis económica conocida como “El error de diciembre”. Pero esto no frenó sus intenciones de hacerse un espacio en el asador.

La cadena de hamburguesas regresó al país en octubre de 2020, en medio de la pandemia. La primera sucursal de esta segunda etapa de Arby’s se inauguró en Guadalajara, Jalisco y en marzo de 2022, la meta en el mercado mexicano era extenderse desde el centro hacia el occidente y sur del país.

Arby’s compartió con Expansión que en los primeros cinco años cortará el listón de 18 restaurantes en Jalisco mientras que en Querétaro serán 12; en este periodo también analizará la incursión en otros estados, Veracruz, Chiapas, Tabasco y Campeche entre ellos, como parte de su consolidación en el país. Aunque el camino tampoco será sencillo.

“Las empresas deben remarcar los diferenciadores, como de dónde viene su carne y la calidad de sus productos, lo que haría que cualquier cadena de hamburguesa pueda comenzar a tener presencia en el mercado, que va a seguir creciendo y recibiendo marcas nuevas”, dice Díaz Muñoz, de la EBC.

Publicidad
Publicidad