Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué el precio de los autos usados sube en lugar de bajar?

Normalmente, un vehículo pierde el 30% de su valor en el primer año y este continúa bajando conforme pasa el tiempo. Pero en el último año, los modelos usados han incrementado su valor.
mié 03 agosto 2022 08:55 PM
Un Toyota Sienna en movimiento. Estos son los mejores autos usados para comprar.
Un modemo que se compró en 2015 por 167,000, se vendió en enero de este año por 107,000 pesos. Es decir con una depreciación de 35.9% después de siete años. Y este no es el único ejemplo.

Alberto recibió en agosto de 2021 una oferta, a través de un mensaje de texto a su celular. La agencia donde compró su vehículo seminuevo un par de meses atrás le ofrecía recomprarle su Honda City 2018 por 200,805 pesos. Entonces él lo dejó pasar. Pero en julio pasado recibió una nueva oferta del mismo concesionario. Era mejor: 240,000 pesos.

El que le hayan ofrecido casi 40,000 pesos más por su auto se debe a que la falta de unidades nuevas no solo detuvo la depreciación natural de los autos usados, sino que incluso ha aumentado su valor. La consultora J.D. Power calcula que los precios han subido 14.8%, en promedio, en lo que va de este año, sin embargo, especialistas del sector destacan que en algunos modelos o versiones la apreciación ha sido mayor, de hasta 30% o más.

Una de las primeras unidades que Suzuki comercializó en México de su modelo Jimny, con un precio de 405,000 pesos, ahora se ofrece en el mercado en 1.4 millones de pesos, mientras que otras se ofertan en 600,000 pesos. Este precio incluso supera al que tienen las unidades nuevas, que ronda los 450,000 pesos, según datos proporcionados a Expansión por la marca japonesa.

Marcas y representantes de la industria resaltan que lo anterior es consecuencia de que los consumidores en el país están volteando a los autos usados ante la escasez de vehículos nuevos, lo que podría generar nuevas oportunidades de negocio para las armadoras, e incluso dar un beneficio monetario a los propietarios por la venta de su auto usado.

Publicidad

¿Por qué los autos seminuevos y usados están tan caros?

El sector automotriz se ha enfrentado a un panorama complejo global desde que inició la pandemia por el Covid-19. Primero, por los paros en la producción de 2020; luego por la falta de semiconductores que se ha reducido conforme ha aumentado la fabricación de equipos electrónicos, como celulares y tablets. Finalmente, el encarecimiento de las materias primas y fletes marítimos ha elevado considerablemente los precios.

Dichos escenarios llevaron a que, a lo largo de 2021, dejaran de producirse 9,580,911 vehículos a nivel global, de acuerdo con la consultora internacional IHS Markit. Esta reducción en la oferta aumentó el precio de las unidades disponibles.

Eric Ramírez, director regional para LATAM de Urban Science, dice en entrevista que se ha observado una mayor revaloración en el segmento de los vehículos usados, pues los consumidores han volteado a ver a estos modelos como una alternativa de movilidad ante la falta de unidades recién salidas de las plantas de ensamble. Esto ha hecho que prácticamente todos los modelos de todos los segmentos se hayan apreciado.

"Todos los vehículos usados se están incrementado: premium, de carga, comerciales. Todos", reitera David Placencia, presidente de la Asociación Nacional de Comerciantes en Automóviles y Camiones Nuevos y Usados.

Lucien Pinto, director de ventas y Mercadotecnia de Ford en México, considera que los precios al alza de las unidades seminuevas y usadas se detendrá cuando los niveles de oferta de los vehículos nuevos se normalicen.

“Eso está pasando en todo el mundo y es una consecuencia o un efecto colateral de la escasez del vehículo nuevo, cuando no los tienes volteas a ver el vehículo seminuevo, precios que se han venido incrementado de manera importante, es una realidad”, añade.

 

¿Es buen momento para vender un auto usado?

Horario Chávez, director General de KIA México, prevé que el negocio de unidades seminuevos certificados cerrará el año en curso con "cifras récord", con la comercialización de poco más de 6,000 vehículos, de los cuales el 40% serán de la firma de origen surcoreano, el resto serán unidades de otras marcas.

También la instituciones financieras están viendo beneficios por una mayor demanda de créditos para la compra de este tipo de modelos. “Las ventajas que ven son varias: se han revalorado sustancialmente y el crédito automotriz sigue siendo la cartera vencida más baja de todos los créditos que hay, entonces es una gran oportunidad de orientar esfuerzos y poner atención”, argumenta Ramírez, de Urban Science.

Pero no solo las armadoras, e instituciones financieras prevén un ingreso adicional por la venta de autos usados. Los propietarios pueden obtener más dinero por su auto usado, comparado con un contexto de no escasez e inflación.

Normalmente, un vehículo pierde el 30% de su valor en el primer año y este continúa bajando conforme pasa el tiempo, hasta perder la mitad de su valor inicial entre el tercer y quinto año. Pero una propietaria de un Volkswagen Vento, que compró el modelo en 2015 por 167,000, lo vendió en enero de este año, por 107,000 pesos. Es decir con una depreciación de 35.9% después de siete años.

En el caso de Alberto, la depreciación de su Honda Civic no solo se detuvo sino que incluso el modelo ahora vale 20% más que hace un año.

 
Publicidad
Publicidad