Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Malteurop invierte 120 mdd en una maltera que suministrará a Heineken

La nueva planta tiene una capacidad para procesar 120 toneladas anuales de granos de cebada.
mié 18 octubre 2023 04:12 PM
Malteurope
En promedio una de cada 10 cervezas en el mundo tienen malta de Malteurop.

Meoqui, Chihuahua. - Malteurop inicia sus operaciones en México con la inauguración de su primera planta de procesamiento de malta en el país. Esta instalación, ubicada en Meoqui, Chihuahua, marca un paso significativo para la empresa francesa, ya que fortalecerá el suministro de un componente vital para la producción de cerveza en la planta de Heineken Cuauhtémoc Moctezuma, situada a tan solo 300 metros de distancia. De esta manera, el estado de Chihuahua consolida su presencia en la industria cervecera.

La nueva instalación requirió una inversión de 120 millones de dólares (mdd). Con una capacidad anual para procesar 120 toneladas de granos de cebada, la planta lleva a cabo un proceso de germinación y secado que transforma estos granos en malta. Posteriormente, la malta se transporta mediante un tren que conecta directamente con la cervecera de Heineken, la cual fue inaugurada en 2017.

"Es nuestra planta número 27 y la primera inversión en México, y es muy importante porque significa la entrada de la empresa en Latinoamérica”, dijo Oliver Hautin, CEO global de la empresa francesa, durante el evento de inauguración.

Publicidad

En promedio, una de cada 10 cervezas en todo el mundo contiene malta producida por Malteurop. Actualmente, la cebada procesada en sus nuevas instalaciones está destinada exclusivamente a abastecer las operaciones de Heineken. No obstante, la empresa tiene en sus planes la expansión de su presencia para atender a los productores artesanales, siguiendo el enfoque que han implementado con éxito en otros países.

Gustavo Strasser, director general de Malteurop para Norteamérica, explica que, en este momento, la prioridad de la empresa es consolidar su infraestructura, con miras a abastecer en el futuro a todas las regiones del territorio nacional, especialmente en el sureste de México, donde la industria cervecera está experimentando un crecimiento significativo.

"Vemos excelentes oportunidades para desarrollar productos nuevos", dijo Streasser en un encuentro con medios. "Tenemos la visión de crecer en México y Latinoamérica a través de partners de largo plazo", añadió.

La planta tiene espacio para aumentar su capacidad de producción en un 30%, aunque este crecimiento se materializará a mediano plazo.

Impulsar la producción de cebada

La llegada de Heineken a Meoqui en 2017 marcó un hito significativo para la industria cervecera en la región. Desde el principio, se planteó un enfoque en el desarrollo de la cadena logística. Dos años más tarde, comenzaron las conversaciones con Malteurop para la instalación de una planta de producción de cebada. En ese momento, el desafío que el grupo francés presentó en su momento fue el fomento del cultivo de cebada entre los agricultores locales, que previamente no se dedicaban a esta cosecha.

Gustavo Strasser comenta que abordar a los agricultores para promover el cambio de cultivos, reemplazando, por ejemplo, el maíz por la cebada, fue un desafío. Sin embargo, la cebada se caracteriza por un menor consumo de agua en su proceso de producción, lo que resulta beneficioso en un contexto de sequía que ha afectado al estado en este año.

En la actualidad, en colaboración con la empresa Pelek, Malteurop ha establecido vínculos con 26 productores locales de cebada, quienes suministran el grano para satisfacer las necesidades de producción hasta finales de este año. Además, se encuentran en negociaciones para la adquisición de la cosecha del año 2024. Como resultado, Chihuahua ya se posiciona como el quinto mayor productor de cebada a nivel nacional.

El director general de Malteurop en Norteamérica enfatizó que para mantener una cadena de suministro sostenible en la producción de cebada, trabajaron estrechamente con los agricultores, quienes reciben un pago que oscila entre los 280 y 360 dólares por tonelada de cebada.

"Este proyecto se alinea con la visión de Heineken de crear un clúster en Meoqui. Nuestra colaboración se centra en la construcción y consolidación de un ecosistema en torno a la cebada y la malta para la producción de cerveza, con un potencial impacto significativo en la economía y el medio ambiente", afirmó Strasser.

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad