Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La AFAC peleará la Categoría 1 con el menor gasto para operar en una década

En 2020 el presupuesto para operación disminuyó 63%, una tendencia a la baja que presiona su capacidad para atender la reciente recategorización de la FAA.
vie 28 mayo 2021 05:00 AM
FAA México
Entre los factores que han presionado la asignación de recursos a la AFAC, los especialistas apuntan al debilitamiento de la economía y la cancelación del NAIM.

La Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) tendrá el reto de devolver a México a la Categoría 1 del programa de evaluación de seguridad de la Administración Federal de Aviación (FAA) con una capacidad limitada, al menos en términos presupuestarios. Con el menor gasto de operación en una década, la institución tendrá que atender las observaciones de la autoridad estadounidense, lo que haría necesaria una reasignación de recursos a ojos de los especialistas.

Luego de una auditoría realizada entre octubre de 2020 y febrero de 2021, la FAA determinó que México no cumplía los estándares mínimos de seguridad de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), por lo cual degradó al país en su programa de Evaluación de Seguridad Operacional de la Aviación Internacional (IASA, por su sigla en inglés) de Categoría 1 a Categoría 2.

El programa IASA evalúa el nivel de supervisión aérea de parte de las autoridades de cada país, con base en ocho elementos críticos como el nivel de vigilancia de seguridad operacional, la capacitación y capacidad del personal técnico, y el uso de herramientas y suministro de información, una serie de obligaciones que difícilmente pueden cumplirse sin recursos.

Publicidad
EU degrada la calificación de México en seguridad aérea

En este ámbito, la AFAC está más presionada que nunca. Presupuestalmente, la entidad tuvo 22% menos recursos en 2021 que el año previo. Pero la partida más afectada ha sido la de gasto de operación –que engloba los recursos disponibles para que una institución pueda desempeñar sus funciones–, que en el ejercicio fiscal de 2020 tuvo 63% menos recursos, continuando a la baja a tal nivel que el gasto de operación de 2021 es apenas 12% de lo presupuestado en 2011.

“Este tipo de gastos son gastos corrientes, recursos destinados al funcionamiento cotidiano de una institución”, explica Christopher Cernichiaro Reyna, coordinador de finanzas públicas locales del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP). “Una fluctuación en ese tipo de recursos impacta en su operación cotidiana”.

El efecto de la economía… Y el NAIM

Respecto al presupuesto total, si bien de 2016 a 2018 hubo un incremento de 68%, esta variación respondió al Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), y ante su cancelación, los recursos volvieron a disminuir, considera Sofía Ramírez, directora general México, ¿Cómo Vamos?.

“Este incremento está íntimamente ligado con el aeropuerto que se iba a construir en texcoco, y que fue finalmente cancelado en 2018. Pareciera que entra nueva administración, y 2019 cae a niveles de 2017, y para 2021 se le asignó un presupuesto similar a 2016”, explica.

A un presupuesto a la baja se suma que los recursos para la AFAC –antes Dirección General de Aeronáutica Civil, DGAC– suelen recortarse. En los últimos cinco años, el monto aprobado para la institución ha sido modificado a la baja en 22% anual en promedio, y sólo en 2016 se aumentaron recursos.

“Los montos ejercidos no se han incrementado de manera considerable prácticamente desde 2011. Creo que más bien tiene que ver, sí, con un tema de administracion de recursos disponibles, y con que no puedes tener austeridad en todo”, explica Ramírez.

“Muchas veces lo que acaba pasando es que apruebas montos muy superiores a los que sabes que vas a ejecutar, porque de esa manera te quedas con un colchoncito al interior de la secretaría, y en la Secretaría de Hacienda, para reasignarlo a otras labores”.

Para Cernichiaro Reyna, el desempeño de la economía también ha tenido un impacto en la asignación de recursos, concretamente en el último par de años. “México tuvo un crecimiento negativo; si la economía se contrae está relacionado con los ingresos disponibles para el sector público”.

Publicidad

¿Aumento de recursos? Probable, y urgente

Ante este panorama, un aumento de recursos para la AFAC podría esperarse dados los requerimientos de la FAA, que, pese a no ser públicos, apuntan a una escasez de personal especializado, como ocurrió cuando se degradó a México a Categoría 2 en 2010.

Para la directora de México, ¿Cómo Vamos?, habría espacio fiscal para que desde la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se reasignaran recursos a la agencia, que concentra apenas 0.67% del presupuesto asignado a la SCT, por 55,919 mdp.

“Hay recursos porque no hablamos de montos exorbitantes. Si duplicaras el presupuesto [de la AFAC] realmente a la SCT no le haría ni cosquillas”, dice.

Para el especialista del CIEP, un aumento de recurso es complicado dado el entorno económico, y que anualmente parece haber una tendencia a la baja. “En los últimos años se han recortado recursos en varios rubros. Comparándolo con las transferencias a entidades federativas, por ejemplo, que han venido a la baja, se me hace complicado dar más recursos a cierto rubro cuando está la inercia de la contracción economica y apenas estamos viendo si termina”, afirma.

De no resolverse pronto, se esperaría una consecuencia mayor en términos de la imagen del país como destino turístico, considera Gerardo Herrera, académico de la Universidad Iberoamericana. “Recordemos que el turismo es mercadotecnia, y mercadotecnia es percepción. Para mucho turista americano o público que no está leyendo diarios o contenido especializado, con lo que se va a quedar es que la FAA rebaja la seguridad de México al nivel de Venezuela. El daño mercadológico ya se hizo”.

“Demorar en resolver esto sería ponerle una raya más al tigre de los problemas que enfrenta el turismo en este momento”, advierte.

Publicidad
Publicidad
Publicidad