Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Te acosan los despachos de cobranza? Conoce tus derechos

Si te acogiste a los planes que la banca lanzó hace unos meses por la crisis y aún tienes problemas para pagar es probable que te busque personal de estas empresas.
mar 29 septiembre 2020 05:49 AM

En septiembre se agotan algunos plazos que la banca dio a sus clientes para el diferimiento de los créditos y los clientes tendrán que pagar.

Los bancos tienen tres escenarios base en el cobro de los créditos: los que podrán pagar sin problema, pues solo tomaron en programa como un método preventivo; los que pedirán la reestructura del crédito y los que definitivamente no podrán pagar.

Publicidad

Para aquellos clientes que tendrán que pedir más tiempo para pagar, es posible que reciban la llamada del banco o de un despacho de cobranza contratado por la misma institución que invite a los clientes a ponerse al corriente.

Para ello es importante que los usuarios de la banca sepan que hay acciones que suelen tomar estos despachos que son ilegales.

Los primeros 90 días de atraso los va a cobrar directamente la unidad de cobranza interna del banco, normalmente esta comunicación tiende a ser más amigable y busca tener siempre una recuperación del saldo o de los pagos del saldo”, dijo Marco Torres, Gerente de Operaciones de Homie.mx.

Después de estos 90 días, el banco ya pasa la labor de cobranza a los despachos, que son contratados por la banca para reducir costos en el cobro de las deudas. Cabe destacar que la deuda no deja de ser del banco por lo que los depósitos siempre están a nombre del banco.

¿Qué sí y que no puede hacer un despacho?

Cuando un acreditado reciba una llamada a su celular o domicilio, el despacho tiene que mencionar el nombre y en representación de qué banco está.

Los horarios en que se pueden hacer llamadas es de las 7 de la mañana hasta las 10 de la noche, fuera de ese horario es ilegal y el acreditado deberá interponer su queja ante el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco) de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Marco Torres destaca que no está definido el número de llamadas que se pueden hacer al día pero recomienda interponer la queja cuando son más de 10 o 15 llamadas por día.

Hasta junio del 2020, la Condusef ha registrado 18,152 quejas de los despachos de cobranza de parte de los usuarios. La cifra es 18.4% menor a la registrada en 2019 aunque esto ha sido en gran medida por el cierre de oficinas, según ha informado la Condusef.

Las quejas por un abuso de parte de los despachos de cobranza ocupa el sexto lugar en el top 10 de las quejas que hacen los usuarios.

Torres añade que lo que está prohibido de parte de los despachos de cobranza es el envío de cartas que amenazan o amedrentan a los clientes.

“Estas cartas son famosas porque lo que buscan son intimidar o amedrentar al deudor, tienden a usar ciertas palabras que suelen espantar, por ejemplo, usan la palabra extrajudicial y realmente lo que quiere decir esta palabra es que es un procedimiento fuera de la ley; no hay ninguna demanda de por medio o acto jurídico real para hacer un embargo”, señala el experto.

El personal de un despacho de cobranza tampoco puede entrar al domicilio del deudor ni pedir pagos parciales en especie o efectivo.

Lo anterior no quiere decir que el banco no pueda entablar una acción legal en contra del deudor. En caso de que esto ocurra, cuenta Torres, será mediante un actuario, que es el responsable de notificar al deudor sobre una audiencia.

El experto señala que el banco siempre estará abierto a la renegociación de la deuda.

“Cuando tienen ese tipo de acercamientos en el inmueble es importante que siempre se maneje un discurso abierto a la negociación y en los límites del respeto”, destaca.

En caso de que el banco decida que es necesario tomar acciones legales o llegar a un embargo, hay objetos que no pueden llevarse y son todos los que la persona usa para trabajar.

“En caso de que te embarguen no pueden llevarse cosas que afecten a la familia, por ejemplo, no pueden llevarse tu coche o la computadora, es un proceso complejo y por eso los bancos no usan esta herramienta y va a depender de los valores en deuda que se tienen”, destaca Torres.

El especialista dice que para llegar a este punto debe haber un periodo largo de impago y debe ser un monto considerable para el banco porque el proceso legal que le va a costar.

Publicidad
¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad