Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El temor a una crisis lleva a los inversionistas a pensar en un futuro lejano

La curva de rendimiento de los bonos de Estados Unidos está invertida, señal de que se avecina una recesión.
jue 15 agosto 2019 05:02 AM
Bonos
La curva de rendimientos de los bonos es vista como un indicador de la salud de una economía, si está invertida es una señal de recesión.

Al igual que un monstruo que aguarda bajo las sombras, una recesión acecha a la economía o, al menos, esas son las señales que dan los inversionistas en el mercado de bonos gubernamentales.

La sospecha no es en vano, la curva de rendimientos está invertida. Para alguien que no está familiarizado con estos términos, la frase no significa nada, pero son palabras que ponen a temblar a más de un economista. Y es que históricamente es un comportamiento que indica que una recesión económica está en la puerta.

Publicidad

Lo normal es que entre mayor sea el plazo de vencimiento del bono, mayor también sea el rendimiento. Es como una recompensa a los inversionistas por el tiempo de espera. Se dice que la curva de rendimientos está invertida cuando los bonos gubernamentales de largo plazo tienen una tasa inferior a los de corto plazo. Y es justamente lo que ha pasado con los papeles gubernamentales de Estados Unidos, la mayor economía del mundo.

"Históricamente, la curva en Estados Unidos se ha visto siempre como una señal de recesión y está por ver si sigue siendo el caso. Sin duda, el mundo parece un lugar menos seguro", dijo Tim Graf, estratega de State Street Global Advisors.

Lee: Malas noticias: Alemania está al borde de la recesión económica

La tasa de los bonos se mueve al revés de su precio. Si la tasa baja es porque su precio subió. Con los bonos a largo plazo con una tasa inferior a la de los de corto plazo, lo que está pasando es que los inversionistas están vendiendo los de corto plazo y comprando los de largo, lo que hace que las tasas a corto suban y las de largo plazo bajen provocando la curva invertida.

Publicidad

Este comportamiento sigue una lógica. Ante una recesión económica, los bancos centrales disminuyen su tasa de referencia (la que rige las tasas en el mercado) con el fin de desincentivar el ahorro y que exista más dinero en circulación. Con más dinero, las personas consumen más y se reactiva la economía.

Los inversionistas, adelantándose a que les paguen menos por esos bonos (por la baja en la tasa), deciden vender y comprar a largo plazo para protegerse de ese riesgo.

También lee: Una recesión económica en EU es poco probable, afirma Goldman Sachs

“Esto refleja una terrible preocupación por el futuro. La rápida caída en las tasas de interés es simplemente una señal de la percepción del futuro. Esto no es exclusivo de los profesionales de las finanzas. La recesión en Estados Unidos sin duda tendrá lugar en 2020”, advierte Philippe Waechter, economista en jefe de Ostrum Asset Management, filial de Natixis.

Con información de Reuters

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad