Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las empresas en México no emiten acciones, pero sí deuda

El mercado de capitales lleva casi dos años sin una nueva empresa, pero las compañías siguen llegando a la Bolsa para emitir deuda.
vie 30 agosto 2019 05:00 AM
BMV
En el primer semestre del año, el número de colocaciones fue 32% superior al del mismo periodo de 2018.

Un año, diez meses y 20 días es el tiempo que llevan las Bolsas en México sin que una nueva empresa emita acciones. Pese a esta sequía, las compañías se siguen financiando en el mercado mexicano, pero optan por el mercado de deuda.

Publicidad

La emisión de deuda es un proceso en el que una empresa pide un préstamo a los inversionistas bajo la promesa de que les pagará en un futuro el monto prestado más el interés.

“Estamos observando una reactivación del mercado de deuda y es un signo de que empresas y organismos gubernamentales necesitan recursos para hacer frente a sus necesidades financieras y emprender nuevos proyectos”, comentó José-Oriol Bosch, director general de la BMV, tras la colocación de Fovissste e Infonacot, a finales de agosto.

Lee: Las 5 firmas con el mayor nivel de deuda en México

Al cierre de julio, el número de emisiones, tanto de largo como de corto plazo, fue 32% superior al mismo periodo de 2018, de acuerdo con datos de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Publicidad

“Hemos visto muchos emisores recurrentes. Los que ya habían colocado en años anteriores están refinanciando su deuda, porque es un proceso más sencillo, porque ya cuentan con un prospecto que fue aprobado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) “, dice Tania Abdul Massih, directora de Deuda Corporativa de Banorte.

Para la especialista, no hay comparación entre el mercado de acciones y el de deuda, ya que en el de deuda, el proceso de colocación es más sencillo.

También lee: El atracón de deuda de las empresas amenaza a la economía de EU

Pese al incremento en el número, por monto el escenario es otro: en los primeros siete meses de este año, el valor de las emisiones fue 17% inferior frente al mismo periodo de 2018.

Publicidad

“Ha sido un año complicado por varios factores: el primero es que al ser 2018 un año electoral, muchas empresas adelantaron sus emisiones anticipándose a la volatilidad que genera un cambio de administración. Y temas internacionales y la volatilidad que generaron en el mercado que afectaron la percepción de las empresas sobre salir a emitir deuda”, señala Abdul Massih.

Sin ser un año espectacular en el mercado de deuda, aún podrían verse cosas interesantes. Para la especialista de Banorte, en septiembre se verán varias emisiones. “Hay mucho apetito por emisiones de mediano plazo a tasas variables”, asegura.

La deuda bursátil aún tiene un buen camino por recorrer. Esta vía representa alrededor de 10% del financiamiento total de las empresas; en contraste, el sector bancario representa más de un tercio, de acuerdo con datos de BBVA.

Lee: La Cofece revelará los resultados de su investigación sobre el mercado de bonos

Pero Gustavo Méndez, socio de la Industria de Servicios Financieros de Deloitte, confía en que “conforme las organizaciones vayan visualizando nuevas oportunidades de crecimiento, recurrirán, indudablemente, a esta fuente de financiamiento para fondear los proyectos que tendrán en puerta”.

Esto será de vital importancia para la economía, señaló Méndez en un documento, pues la reactivación en la emisión de deuda es señal de una mayor inversión que podría ser el inicio de un aumento en el crecimiento económico.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad