Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Los fondos sustentables son ‘greenwashing’? BlackRock México lo niega

Sergio Mendez, director general de BlackRock México; y Nicolás Gómez, jefe de producto del fondo para América Latina, señalan que excluir empresas rezagadas en ESG golpearía a los inversionistas.
vie 12 marzo 2021 11:31 AM
BlackRock
Sergio Mendez, director general de BlackRock México, señala que la adopción de iniciativas ESG, por parte de las empresas, es paulatina.

Para BlackRock, el gestor de activos más grande del mundo, excluir a las empresas mexicanas que tienen un rezago en temas ambientales, sociales y gobernanza (ASG o ESG, por sus siglas en inglés) de instrumentos de inversión, representaría un golpe en los retornos en los portafolios de los inversionistas, como por ejemplo en las sociedades de inversión de las Administradoras de Ahorro para el Retiro (Afores).

Esta respuesta va dirigida hacia los cuestionamientos sobre las nueve empresas que cotizan en el mercado mexicano, que están incorporadas en su -recién lanzado- fondo cotizado (ETF) en México denominado como sustentable, iShares ESG MSCI México, y que tienen un rezago en elementos de sustentabilidad, según las calificaciones de MSCI.

Publicidad

Las dudas no se enfocan en la calificación final del ETF también conocido como ESGMex, que tiene una nota promedio de BBB -igual a la del índice que se usa como referencia, el Naftrac, que no se considera como ESG-, sino en su metodología, la cual permite incluir a empresas que no siguen los lineamientos ESG y contrarrestar su peso en el índice colocando acciones con mejores calificaciones. Una práctica que para algunas organizaciones y especialistas -como Urgewald o Edgar Guerra, experto en ETF- deja muy difusa la línea que divide el “greenwashing” y la sustentabilidad.

Los ejecutivos de BlackRock en México y América Latina niegan que exista greenwashing, pues, desde su perspectiva esta metodología, denominada como “optimización”, es la única vía para generar conciencia entre las empresas y avanzar en temas ambientales, sociales y de gobernanza.

“Yo sí creo que se deba de llamar ESG, porque se consideran estos factores para ponderar la cartera”, dice Sergio Mendez, director general de BlackRock México. “Si el que fabrica los índices decide sacar estas empresas, y hacemos un ETF en el que se excluya a estas empresas, la diferencia contra el comportamiento del índice es súper costosa”, señala Mendez. Los ETFs se construyen a partir de replicar la composición (más no el peso de las empresas que lo componen) de los índices bursátiles. Los ETF siempre buscarán obtener una rentabilidad igual o mayor al índice que siguen. La diferencia entre la rentabilidad del índice y el fondo se le conoce como tracking error, entre más alto sea, el costo será mayor.

En entrevista con Expansión, Mendez y Nicolás Gómez, jefe de producto de BlackRock para América Latina ahondan en las dudas en torno a estos instrumentos de inversión y la incorporación de las empresas.

Expansión: ¿Por qué meter estas empresas en la panza del ETF si no son ESG? ¿Hay otra posibilidad de cubrir este track error de retirar estas empresas?

Sergio Méndez (SM): Ese tracking error sería muy costoso para la persona que maneja (el portafolio de inversión). Si nosotros... bueno, no nosotros sino el que fabrica los índices decide sacar estas empresas y hacemos un ETF en el que se excluya a estas empresas, la diferencia contra el comportamiento del índice es súper costosa, porque acuérdate que las Afores, sus trayectorias de inversión, se guían con tracking errors máximos por parte de la Consar. Seguramente vamos a llegar a ese estadío y esa es experiencia internacional.

Publicidad

E: ¿Esta optimización se puede o no considerar ESG, en particular cuando hay nueve empresas al interior de un instrumento y que no tienen calificación satisfactoria? ¿Qué tanto hay de greenwashing?

Nicolás Gómez (NG): Yo creo que el tema aquí es si estás pensando en términos relativos o en términos absolutos. Creo que es un tema de semántica. Para nosotros mejorar en términos relativos en la exposición y rating de ESG es un adelanto para el inversionista, y la segunda derivada es que esto crea los incentivos para mejorar ratings.

SM: También hay que ver la trayectoria que es algo dinámico, la mejora que ha mostrado la calificación del índice habla de la reacción que tienen las empresas en esto. Si fuera un greenwashing y no se hablara con las empresas sería otra historia, porque no estaríamos acompañando al ecosistema, que es algo que si estamos haciendo.

E: ¿Hay alguna otra manera de ejercer presión en estos temas y que se genere un cambio mayor en lo particular y en lo general?

SM: Es algo que empieza en los boards y va bajando. Pero lo que hemos tenido son muchas empresas acercándose a los inversionistas para decir, ‘cómo mejoro, qué tengo que hacer para pertenecer a esa calificación y tener el acceso a un capital no tan caro’. Prueba de ello es que de los 90 productos ESG que lanzó BlackRock a nivel internacional prácticamente 80% de ellos tuvo mejor comportamiento al índice que no incorpora estos factores.

Tenemos muchas reuniones con las empresas para explicarles. Ahorita ya no preguntan ‘¿qué es esto de ESG?’, sino, ‘¿cómo mejoro?’.

E: Pero al hacer zoom dentro del ETF es el debate que se da. Es de urgencia con todo lo que vemos en torno al cambio climático, es lo que genera esta crítica, ¿por qué no incorporar empresas de calificación BBB en adelante?

SM: No puedes dar solo el paso, tampoco sería sano ni sería bueno para la sociedad fiduciaria que representan los inversionistas tomar un paso total, cortar de golpe, tienes que transicionar y tienes que gestionar lo que tienes en tu cartera. Es un fenómeno de demanda el cual poco a poco se va a ir dando. Estos temas llevan 15 años, nosotros llevamos 2 años. A mi me sorprende que tan rápido en México se van adoptando.

Publicidad

E: Y estos dos años de adopción que lleva, ¿qué dicen las empresa que no han mejorado la calificación?

SM: Ya no hay debate

E: ¿Ya no hay debate? Pero seguimos viendo empresas que tienen mala calificación, ¿por qué sucede esto?

SM: Porque son empresas que se van adaptando. Por ejemplo cuando salieron los ISO 9000, las empresas no llegaron y dijeron, ‘mañana soy ISO’. No, llegaba el ISO y decía, ‘espérate, para tú tener esta calificación debes primero suscribirte para que te podamos guiar’.

Yo lo que vería, fuera de 135 empresas o de 35 empresas que gestiona el IPC, el número de empresas que no están suscritas es bajo. Hace dos años era más alto. Es una transición.

E: Entonces ¿cuánto tiempo tendríamos que esperar?

SM: Yo te diría que si las Afores, el inversionista institucional más grande de México, tienen que ser todas ESG para 2022, yo te diría que esto lo vamos a empezar a ver a partir de 2022-2023.

E: ¿Cuál es el plan para cumplir la promesa de eliminar inversiones en industria de combustibles fósiles de sus portafolios, y que aún tienen invertidos 85,000 millones de dólares?

NG: En los casi 8 billones de dólares que manejamos, es importante entender que BlackRock es fiduciario, nosotros administramos el dinero. Nosotros estamos dándole opciones a los clientes y los clientes pueden invertir en estrategias de ESG en ESG Mex o Naftrac. Muchos inversionistas por sus índices o asset allocation siguen teniendo exposición a diferentes sectores y compañías, y algunas entran dentro de esos 85,000 millones de dólares que mencionas. Lo que queremos hacer es darles opciones. No somos nosotros los que tomamos la decisión sino que damos opciones.

Publicidad
Publicidad