Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

América Móvil es la empresa más grande de México, ¿por qué no de la Bolsa?

La empresa de Carlos Slim se ha convertido en un gigante de la economía mexicana, pero los inversionistas no la han premiado en Bolsa: en los últimos 10 años, su valor de mercado cayó 30%. ¿Por qué?
mié 14 julio 2021 05:04 AM
El valor de América Móvil en Bolsa cayó 30% en los últimos 10 años
Aunque es la empresa más grande México por monto de ventas, el valor de América Móvil en Bolsa, en los últimos 10 años, cayó 30% a 988,237 millones de pesos. Es la segunda posición de las 145 que cotizan en el país.

América Móvil es la empresa más grande de México, como revela la edición 2021 del listado de ‘Las 500 empresas más importantes’ del país de Expansión. En los casi 50 años de historia del ranking, la firma de Carlos Slim logró por primera vez estar a la cabeza, superando a Pemex como la compañía con más ventas anuales. Sin embargo, en la Bolsa la historia es diferente: el valor que los inversionistas le dan a la compañía de telecomunicaciones se ha quedado estancado en la última década.

En los últimos 10 años, incluso ha decrecido. Su precio en el mercado ha caído 30%, a 988,237 millones de pesos (mdp), y se encuentra en la segunda posición de las 145 que cotizan en México. En el mismo periodo, empresas como Walmart (la de mayor valor) y Grupo México (en el tercer lugar) han subido 72% y 142%.

Publicidad

La caída en el valor de mercado de América Móvil también se refleja en el peso que tiene dentro del índice bursátil más importante de la Bolsa en México, el S&P/BMV IPC. Este índice está compuesto por las 35 empresas más importantes del mercado. Y si bien América Móvil sigue siendo la principal, su ponderación —el 'peso' que el valor de sus acciones tiene sobre el total— ha bajado: hace diez años, la empresa de Slim suponía el 25% del IPC, y ahora es de alrededor de 11%.

¿Por qué ha ocurrido esta pérdida de 'peso' bursátil? Hay muchas causas que están involucradas en el desempeño de una compañía en el mercado. Algunos tienen que ver con la dinámica de la propia Bolsa mexicana, y otros con los resultados financieros de la empresa y cómo se reflejan en el valor de las acciones.

Buenos resultados...

Una cosa es innegable: a la empresa le va bien.

En los últimos 10 años, las ventas de América Móvil crecieron 67%, al pasar de 607,855 millones de pesos a 1 billón 16,887 mdp. Esto se debió a la transición del negocio de la telefonía fija a los datos móviles y la banda ancha y a la manera en que supo aprovechar su posición de predominio en el mercado. La empresa de Carlos Slim es un ex-monopolio que, en México, conserva más del 60% de las líneas de celulares.

“El mercado, el consumo y la fuente de recursos para la empresa ha cambiado. La telefonía fija, que era su principal fuente de ingresos, ya no está creciendo como antes, ahora los principales segmentos de auge de América Móvil en México son los datos móviles, la voz móvil y la banda ancha fija. Y en el resto de la región hay que agregarle la televisión de paga”, explica Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi). “Es una empresa muy focalizada en generar ingresos, lo tiene en su ADN. Ha sabido invertir en los mercados más dinámicos, y no ha desaprovechado la oportunidad de apostar por países que le han dado la opción de crecer y consolidarse”, agrega.

Publicidad

Por ejemplo, una de las inversiones más relevantes en el año de la pandemia fue la compra del negocio de telefonía móvil de Grupo Oi en Brasil. América Móvil unió fuerzas con Telecom Italia y Telefónica, y el trío pagó alrededor de 3,200 millones de dólares por el cuarto operador móvil del país sudamericano. De esta manera, la firma de Carlos Slim incrementó su participación en ese mercado hasta 31%, de acuerdo con estimaciones de Monex.

“Es una empresa que ha sido administrada de manera responsable, se ha movido con las tendencias generales de telecomunicaciones, fortaleciendo la parte de servicios móviles a pesar de que ha perdido participación en la parte fija. Ha tomado decisiones que le han permitido conservar su participación de mercado, no solo en el consumidor final, sino también en el segmento de redes y empresas”, destaca Víctor Pavón Villamayor, presidente de Oxford Economics Competition.

...Pero los resultados no lo son todo

Sin embargo, los ingresos no lo son todo. Hay otro tipo de indicadores que cuentan para los inversionistas, como la rentabilidad e incluso, más allá de las cifras, el potencial de crecimiento. “No porque una compañía crezca mucho en ventas, significa que tenga que ser necesariamente rentable”, comenta Carlos Ponce, socio fundador de SNX, firma de análisis e inversión bursátil.

En la última década, el margen neto de la empresa —que muestra cuánto de lo que generó en ingresos se convirtió en ganancia— disminuyó 10.4 puntos porcentuales, al pasar de 15% en 2010 a 4.6% en 2020. El ROE, otro de los ratios financieros para medir la rentabilidad, también bajó en la última década, al pasar de 29.4% en 2010 a 14.9% en 2020. La razón es el aumento en sus costos causado por las inversiones hechas para entrar a nuevos mercados y servicios.

Publicidad

La desconfianza de los inversionistas afecta a todas las empresas del sector, y no sólo a América Móvil, señala Efrén Páez, analista senior de telecomunicaciones en Digital Policy & Law. La razón principal es que aún no hay claridad sobre qué rentabilidad traerán los nuevos servicios y tecnologías del futuro, como el 5G, que además exigirán importantes inversiones por parte de las compañías.

“En estos momentos, el despliegue de redes 5G, el de las redes de fibra óptica y la incertidumbre sobre qué servicios se van a ofrecer a través de éstas se percibe como un reto quizá demasiado grande para los operadores de telecomunicaciones, en el sentido del tamaño de la inversión que deben hacer las empresas para adquirir la nueva infraestructura”, comenta.

En México, se requerirán inversiones por 37,400 millones de dólares en los próximos siete años para lograr una cobertura nacional de 5G, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Daniel Hajj, el CEO de América Móvil, anunció en abril que para este 2021 la empresa destinaría un gasto capital de 8,000 millones de dólares, que incluye la inversión en infraestructura para las redes de quinta generación.

A esto hay que agregarle la creciente competencia de gigantes tecnológicos, como Facebook, en servicios de voz y mensajería que tradicionalmente ofrecían las firmas de telecomunicaciones. Muchas personas, por ejemplo, cada vez se comunican más por las llamadas de WhatsApp o Facebook que por las redes tradicionales.

“Hoy, estas plataformas se llevan gran parte de los ingresos que antes eran de los operadores tradicionales. Las compañías de telecom crecen, pero tienen una menor participación del mercado digital. Y esto, en una valuación financiera a 10 o 15 años, puede generar la percepción de que los operadores tienen que ser más activos, dinámicos y renovar modelos de negocio, o de lo contrario su participación será cada vez menor”, dice Villamayor, de Oxford Economics Competition.

Antes, los servicios de mensajería y de voz eran muy rentables para los operadores de telecomunicaciones. Hoy ya perdieron terreno. Por esta razón, las firmas de telefonía han empezado a incluir en sus paquetes servicios de música de paga, por ejemplo, para tratar de que el usuario se mantenga en su red y obtener ingresos por este consumo. “Yo creo que están en una especie de transición, así que el mercado espera que el operador ofrezca una gama de servicios cada vez más amplia”, dice Efrén Páez.

El comportamiento de América Móvil no es anormal en el sector en Latinoamérica. En 10 años, el desempeño que han tenido las empresas de telecomunicaciones en la región es bastante similar. De acuerdo con datos de Bloomberg, de las 13 empresas de Latinoamérica que cotizan en Bolsa, 11 registran caídas de más de 30% en el precio de su acción en la última década.

Y esto no ocurre sólo en América Latina. “Telefónica prácticamente ha perdido 40% de su valor en los últimos años. El precio de la acción de Verizon, en Estados Unidos, se ha movido en un margen poco estrecho, no ha habido una valoración tan clara, lo mismo en los casos de muchos operadores europeos. Aclarar eso con los inversionistas y destacar que sí puede haber una rentabilidad a futuro es algo que los operadores de telecomunicaciones no han podido resolver del todo”, dice el analista senior de Digital Policy & Law.

A diferencia de sectores como el tecnológico, el de telecomunicaciones es más maduro y con menos potencial de expansión. En la mayoría de los países, los servicios de telefonía e internet móvil y fijo tienen una penetración cercana a 100%, por lo que las tasas de crecimiento cada vez son menores. Frente a esto, Netflix y Amazon registran crecimientos acelerados en el número de suscriptores, lo que tiene un impacto positivo en las expectativas de los inversionistas y dispara el precio de sus acciones.

“Hoy el mercado se fija más en esto y descuenta un poco los datos fundamentales (como los ingresos y las ganancias). En el caso de América Móvil, el mercado está limitado, y eso es algo por lo cual las acciones de la empresa no han podido subir ni han tenido el crecimiento que hemos estado esperando. Aún así, sus datos no son malos”, comenta Alan Robles, analista de CMD Trader.

“Comparados con otros operadores de telecomunicaciones, hemos tenido un buen desempeño en el precio de la acción, en el crecimiento de suscriptores y en rentabilidad, como resultado de una mejora en ingresos, así como por un esfuerzo muy importante de la compañía en reducción y contención de costos, lo que nos hace únicos en la industria. La empresa tiene solidez financiera, solidez operativa y buena posición competitiva en la región", comenta la empresa, en respuesta a la solicitud de entrevista de Expansión.

Pero sigue siendo el rey

A los ojos de los inversionistas, otro de los retos que enfrenta América Móvil en Bolsa es la mayor oferta de acciones que hay en México a través del Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC). Éste permite invertir en valores listados en otros países, por lo que ahora las compañías mexicanas se enfrentan a la compencia de acciones como las de Amazon o Netflix, que han crecido más de 400% en tan solo cinco años.

La dinámica del propio mercado de valores mexicano influye en la baja del valor de América Móvil. “En el mercado hay distintos tipos de inversionista. El que tiene más peso en México es el inversionista extranjero, que se divide en dos: el global, que invierte en cualquier país; y el que invierte en mercados emergentes. Lamentablemente, México no está en el radar de los inversionistas, en general, como un mercado que resulte atractivo”, dice Ponce.

Pese a todo, los analistas aún ven con buenos ojos a la empresa. “Esperamos un crecimiento en América Móvil. Sin embargo, tiene dos retos: los gastos operativos y ver cómo va a abrirse mercado en el tema de suscriptores. La clave serán las alianzas que la empresa haga con compañías de televisión de paga y streaming, porque es la nueva era”, comenta Robles. Su opinión está en línea con la de otros analistas: un sondeo realizado por Bloomberg revela que, de 16 analistas, 11 recomiendan comprar la acción de la compañía, a la que calculan un precio objetivo de 17.9 pesos. Esto representa un potencial al alza de 20% frente al cierre del lunes, de 14.9 pesos por acción.

Para Jorge Bravo, América Móvil tiene mucho terreno para crecer, principalmente en sumar cada vez más usuarios a la red 4G para asegurar el acceso a servicios móviles y fijos. En México, la empresa aún tiene pendiente el acceso a la televisión de paga —de momento prohibido por ley por temas de competencia—, lo que le permitiría mejorar su competitividad nacional a través del empaquetamiento de servicios, tal y como lo hace en varios mercados de América Latina.

“Y no hay que olvidar los despliegues de 5G, que tantas expectativas, oportunidades y retos han creado en el mercado. Prácticamente, tiene que defender el nicho que ya tiene con inversión en infraestructura más sofisticada”, asegura Víctor Pavón Villamayor.

América Móvil sigue siendo la empresa de telecomunicaciones más grande de México, y difícilmente le van a quitar ese liderazgo. “Seguirá siendo dominante por una sencilla razón: es la que invierte y tiene la infraestructura, y contra eso nadie puede”, concluye Bravo.

Publicidad
Publicidad