Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estos son los principales escenarios para el peso ante la decisión de la Fed

En las próximas jornadas, el peso puede apreciarse o depreciarse dependiento de qué tanto decida la Fed subir su tasa.
mar 26 julio 2022 11:23 AM
(El edificio de la Reserva Federal se ve en Washington)
La mayoría de los analistas prevé un alza de 75 puntos base, lo que mantendría estable al peso.

El mercado siempre trata de adelantarse para así sacar mayor provecho, la apuesta ahora va sobre cuánto aumentará su tasa la Reserva Federal de Estados Unidos. Por el momento, se descuenta una probabilidad de más del 60% de que el incremento será de 75 puntos base.

De confirmarse, en su comunicado del miércoles 27 de julio a las 13 horas, será la segunda alza consecutiva de este nivel, un incremento no visto en 30 años y que ha sido obligado debido a que la inflación de Estados Unidos subió, en junio, 9.1%, su mayor incremento desde noviembre de 1981.

El incremento de la tasa es una de las herramientas de los bancos centrales para frenar la inflación, pues el dinero se vuelve más caro.

Publicidad

Luego de conocerse el dato de inflación, a principios de julio, el mercado consideró la posibilidad de que el alza de la Fed fuera de 100 puntos base, lo que llevo al tipo de cambio hasta niveles mínimos del año de hasta los 21.08 unidades.

Sin embargo, varios funcionarios del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) señalaron, hace unos días, que estarían apoyando solo una subida de 75 puntos base, y el tipo de cambio se empezó a ajustar niveles de 20.40 pesos por dólar.

Según datos del Banco de México (Banxico), la divisa mexicana cerró este lunes con una cotización de 20.4478 unidades por dólar, lo que significó una apreciación de 0.60% frente a su cierre del viernes.

Alejandro Saldaña, economista en jefe de Grupo Financiero BX+ dijo que el peso mexicano ha logrado mantener su cotización contra el dólar en lo que va del año, al menos hasta este momento. Sin embargo, recalcó que la paridad cambiaria no ha estado exenta de volatilidad, en buena medida, por factores globales, como la guerra en Ucrania, la inflación y el alza en las tasas de interés, lo que a su vez, en semanas recientes, ha provocado temores de una recesión global.

 

¿Qué pasa si se concretan los 75 puntos base?

Si cumple el escenario de 75 puntos base la reacción del peso mexicano será muy limitada, positiva pero marginal, pues el mercado ya incorporó ese escenario en sus estimaciones, opina James Salazar, subdirector de análisis económico de CI Banco.

“Es cierto que se espera que el movimiento sea de 75 puntos base, pero eso no implicaría un movimiento específico, ya que los mercados han anticipado ese movimiento”, dijo Jessica Roldan, economista en jefe de Finamex.

Incluso si no hay sorpresa, los operadores estarán al pendiente del comunicado y de la conferencia (que se realizará el 27 de julio a las 13:30 horas) del propio presidente de la Fed, Jerome Powell, ya que señalará sus expectativas que tiene sobre la actividad económica y al mismo tiempo de la inflación, explicó Roldán.

Aún así, todo puede pasar. A raíz de la más reciente cifra de inflación que superó con creces todos los pronósticos, se aumentaron todas las apuestas de que podría ser un alza de 100 puntos base y prácticamente la opción de 50 puntos base fuera descartada. Pero ¿Qué pasaría si el banco central de EU le depara una sorpresa a los mercados?

 

¿Qué reacción tendría el peso con un incremento de 100 puntos base?

En uno de los escenarios a considerar se encuentra el sorpresivo aumento de 100 puntos base sobre la tasa de interés. Los analistas mencionaron que esto le daría fuerza al dólar ante la incertidumbre de qué tan lejos puede llegar la Fed sin afectar el ritmo de la economía.

“Semanas atrás, cuando se conoció el dato de inflación del mes de junio, fue cuando se descontó la posibilidad de que este incremento fuera de 100 puntos base. En ese momento el peso llegó a los 21.08 unidades por dólar y sin duda podríamos volver a alcanzar ese nivel (incluso los 21.20 unidades), tendríamos una reacción realmente fuerte, ya que esto sería una señal de que la Fed está muy preocupado por la inflación y en todo caso se estaría concentrando en esta meta más allá de la situación que pueda generarse con una recesión”, indicó Janneth Quiroz, subdirectora de análisis económico de Monex.

Salazar de CI Banco coincide y espera que, en caso de sorprender en los 100 puntos base, la reacción de la moneda pueda ser mucho más fuerte a la baja y tener una depreciación de 20 a 25 centavos durante el miércoles.

“Ahora el panorama todavía es algo incierto y los riesgos para la inflación están sesgados a la alza, por lo que, incluso si no es en esta ocasión, en un futuro no podemos descartar que la Fed tenga que implementar un apretamiento monetario más agresivo a lo que hoy esperamos, lo que muy probablemente terminaría por generar presión en la cotización del peso mexicano y otras divisas frente al dólar”, agregó Salazar.

El debate se centra en que los que esperan una subida de 75 puntos base argumentan que la Fed optará por un tono más hawkish (que hace referencia a una política monetaria restrictiva) y que tal vez no sea necesario un alza mayor porque eso intensificará el riesgo de recesión, ya que si bien el aumento de la tasa puede frenar la inflación, también afecta negativamente el crecimiento económico.

Por el otro lado, los que creen que debería aumentar la tasa en 100 puntos tienen claro que, de no hacerlo así, el presidente de la Fed se quedará corto en su lucha por contener la inflación.

 

¿Si solo fuera un alza de 50 puntos base?

Si el incremento de la Reserva Federal fuera menos agresivo al que se espera, el peso mexicano podría tomar ventaja de la situación y ubicarse por debajo de las 20 unidades por dólar, debido a que el diferencial entre las tasas de ambos países será de 625 puntos base.

“Bajo este escenario llevaría al tipo de cambio a niveles mínimos de 19.80 pesos por dólar, ya que en México se considera que el banco central haga un aumento de 75 puntos base el próximo 11 de agosto, lo que le da un diferencial en las tasas de 625 puntos base y haría más atractiva la divisa local por pagar más rendimiento”, comentó Quiroz.

Eduardo Ramos, analista de mercados financieros de ATFX Latinoamérica, dijo es un movimiento interesante y que se podría ver a un peso fortalecido, ya que los niveles de inflación en México se mantienen a la alza y el mercado laboral tuvo resultados estables. Agregó que bajo este escenario, la moneda podría concretar un piso de 19.70 a 19.80 unidades con el supuesto de que Banxico pueda incrementar 75 puntos base su tasa de interés.

Publicidad
Publicidad