Publicidad
Publicidad

5 datos que debes conocer sobre los discursos del Estado de la Unión

Este martes, Donald Trump dará su primer discurso del Estado de la Unión ante el Congreso estadounidense.

Este martes, el presidente Donald Trump hablará en el Congreso y ante los estadounidenses en su primer discurso oficial del Estado de la Unión (SOTU).

Después de posesionar a su nuevo secretario de Seguridad Nacional, el presidente Donald Trump respondió a una pregunta sobre su primer discurso del Estado de la Unión.

“Hemos trabajado duro, cubierto mucho territorio incluyendo nuestro gran éxito en el mercado y la reforma tributaria . Es un gran discurso, un discurso importante”, le dijo Trump a los reporteros en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca el lunes.

Trump agregó que la solución bipartidista sobre DACA y la inmigración, así como el comercio, harían parte de los temas de su discurso también.

Publicidad

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta cita anual:

Historia

El concepto del discurso del Estado de la Unión está consagrado en el artículo II, sección 3, cláusula I de la Constitución de Estados Unidos, que dice que el presidente “debe ocasionalmente darle información al Congreso sobre el Estado de la Unión y recomendar a su consideración ciertas medidas que él considere necesarias y oportunas”.

Publicidad

Según el Archivo Nacional, George Washington fue el primero en dar el “mensaje anual” al Congreso el 8 de enero de 1790, en la Cámara Senatorial del Salón Federal en Nueva York, que era en ese entonces el lugar temporal donde estaba la sede de gobierno.

Opinión: Trump y el Partido Republicano tienen una noche para ponerse en orden

El tercer presidente Thomas Jefferson, rompió con la costumbre de sus predecesores de dar el discurso del Estado de la Unión, y enviarlo, en cambio, en un mensaje escrito. Jefferson sentó un precedente que duró por más de 100 años, hasta que el presidente Woodrow Wilson habló en persona en una sesión conjunta del Congreso en 1913, según el Archivo Nacional.

El primero —y único— mensaje del presidente Calvin Coolidge en 1923 fue el primero en ser transmitido a nivel nacional por la radio, según la Coolidge Foundation.

Publicidad

El presidente Franklin D. Roosevelt fue el primero en llamarlo discurso del “Estado de la Unión”, según la Oficina de Historia del Senado, y el término se volvió oficial bajo el gobierno del presidente Harry Truman.

El discurso de Truman fue el primero en ser televisado en 1947, pero el del presidente Lyndon Johnson, de 1965, fue el primero en ser transmitido en horario estelar, según la Oficina de Historia de la Cámara de Representantes. El discurso del presidente George W. Bush en 2002 fue el primero en ser transmitido por internet.

null

Los discursos más notables

Publicidad

El presidente Bill Clinton tiene el récord de haber dado el discurso del Estado de la Unión más largo. Su discurso del año 2000 duró una hora y 28 minutos, según el American Presidency Project de la Universidad de California en Santa Barbara.

Washington tiene el récord de haber dado el discurso más corto, con tan solo 833 palabras en 1790. Se cree que duró solo 10 minutos.

Los presidentes William Henry Harrison y James Garfield nunca dieron discursos del Estado de la Unión. Ambos murieron antes de que pudieran hacerlo.

Publicidad

El presidente Barack Obama es el único ciudadano negro, presidente o no, en haberse dirigido a una sesión conjunta del Congreso.

nullEl discurso del Estado de la Unión ha sido pospuesto solo una vez, en 1986. En ese entonces el discurso del presidente Ronald Reagan estaba programado originalmente para el mismo día que ocurrió la tragedia del transbordador espacial Challenger. Por lo tanto el discurso fue pospuesto hasta una semana después de la tragedia.

Las respuestas de la oposición

Publicidad

El líder de la minoría en el Senado, Everett Dirksen, y el líder de la minoría en la Cámara, Gerald Ford, dieron la primera respuesta a un discurso del Estado de la Unión en 1966. Según la Oficina de Historia del Senado, las respuestas continuaron esporádicamente hasta la próxima década y se volvieron una tradición establecida en 1982.

El representante Joe Kennedy de Massachusetts dará la respuesta de los demócratas al discurso de Trump este año.

Lee: ¡Lo siento, Trump!, Europa crece más rápido que Estados Unidos

Kennedy, de 37 años, es visto como una estrella en ascenso en un partido que tiene muchas en rangos superiores, hasta bien entrados los 70.

Publicidad

El congresista de Massachusetts viene de una de las familias más prominentes en la política estadounidense, y es sobrino nieto del expresidente John F. Kennedy. Él seguirá los pasos de su tío, el senador Ted Kennedy, quien fue parte del grupo que respondió el discurso del presidente Ronald Reagan en 1982.

El sobreviviente designado

Al menos un miembro del gabinete del presidente es seleccionado para no estar en el discurso cada año en caso de emergencia. El sobreviviente designado se dirige a una ubicación distante, segura y desconocida a las afueras de Washington mientras todo el mundo se reúne para escuchar al presidente en el Capitolio.

Publicidad

El sobreviviente designado debe ser elegible para ser presidente y si un sucesor de mayor rango sobrevive a un potencial incidente, esa persona se convertirá en el presidente antes que el sobreviviente designado. La práctica empezó en 1960, durante la Guerra Fría, cuando había miedo de un ataque nuclear.

El sobreviviente designado del año pasado fue el secretario del Departamento de Asuntos para los Veteranos, David Shulkin.

Lee: La economía de EU crece más rápido en todo 2017

Los invitados de honor

Publicidad

Reagan empezó la tradición de reconocer a los invitados en 1982 con Lenny Skutnik, un empleado federal que se volvió un héroe.

Muchas veces esos invitados son ciudadanos ordinarios que pueden servir como conexión humana con partes de la agenda del presidente para el año que viene. No todos los invitados son necesariamente reconocidos en el discurso. Rosa Parks, Sammy Sosa y Hank Aaron son algunas de las personas que han sido reconocidos en los discursos, según el American Presidency Project.

El año pasado, el presidente y la primera dama Melania Trump invitaron a:

Publicidad

– Megan Crowley, una estudiante de de 20 años de la Universidad de Notre Dame que sufría de la enfermedad de Pompe.

– Jessica Davis y Susan Oliver, las viudas del detective asesinado Michael Davis y el sheriff adjunto Danny Oliver, respectivamente.

– Denisha Merriweather, una graduada de primera generación.

Lee: ¿En verdad Trump está impulsando a la economía de EU?

Publicidad

– Maureen McCarthy Scalia, viuda del fallecido juez de la Corte Suprema Antonin Scalia

– Jamiel Shaw Sr., cuyo hijo, Jamiel Jr., fue baleado y asesinado por un inmigrante indocumentado

– Carryn Owens, la viuda del soldado de las fuerzas especiales que fue asesinado durante una operación en Yemen en enero de 2017.

La Casa Blanca anunció que este año entre los invitados especiales al discurso del Estado de la Unión hay dos invitados hispanos:

Publicidad

— Elizabeth Alvarado y Robert Mickens, padres de Misa Nickens; Evelyn Rodríguez y Freddy Cuevas, padres de Kyla Cuevas. Nisa y Kyla eran amigas desde la escuela primaria y en septiembre de 2016, ambas fueron brutalmente asesinadas. Ellas son algunas de las 17 víctimas de homicidio cuya autoría se le atribuye a la Mara Salvatrucha, también conocidas como la MS-13, según la Casa Blanca.

— Justin Peck, un agente del servicio de inmigración y control de aduanas de Estados Unidos.

Adam Levy, Wade Payson-Denney, Madison Park, MJ Lee, Dana Bash y Betsy Klein de CNN contribuyeron con este reporte.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad