Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En medio de la disputa con México, EU recorta actividades para niños migrantes

Los servicios de educación, de recreación y de asistencia legal para los menores indocumentados que están bajo custodia de Estados Unidos serán cancelados o reducidos.
mié 05 junio 2019 07:13 PM
Sin presupuesto.
Sin presupuesto. El Departamento de Salud pide al Congreso de Estados Unidos que libere fondos de emergencia para los centros de detención.

Mientras Estados Unidos y México negocian el tema migratorio, el gobierno de Donald Trump anunció que cancelará o recortará las clases de inglés, los servicios legales y las actividades recreativas para los niños y adolescentes no acompañados que están retenidos en albergues federales.

"Esta semana, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) instruyó a concesionarios que reduzcan o que discontinúen las asignaciones para los menores extranjeros no acompañados, que no estén directamente relacionadas con la protección de la vida y la seguridad", dijo el Departamento de Salud y de Servicios Sociales en un comunicado.

Publicidad

El gobierno estadounidense justificó la decisión por debido a la "tremenda presión" que ejerce en su presupuesto el "drástico aumento" en la llegada de indocumentados a la frontera sur, de acuerdo con la agencia EFE.

Lee: Qué peligros enfrentan los niños migrantes en los centros de detención de EU

Entre las actividades de las que se va a prescindir están los "servicios de educación, servicios legales y recreativos", precisó Evelyn Stauffer, portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Estos servicios incluyen las clases de inglés o matemáticas a las que accedían los niños y deportes como el fútbol.

"Necesitamos urgentemente más recursos para hacer frente a las necesidades humanitarias creadas por este influjo, tanto para mantener el bienestar crucial de los niños como para aumentar nuestra capacidad", subrayó la portavoz.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en inglés) informó este miércoles que en mayo detuvo a más de 144,000 migrantes en su frontera. La mayor parte de estos detenidos son familias de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Desde el comienzo de 2019, 56,278 menores no acompañados han sido retenidos en la frontera, una cifra que sin embargo no refleja si estos fueron puestos bajo custodia.

Recomendamos: Día 1: La migración tensa las negociaciones entre México y EU

El Departamento de Salud ha advertido al Congreso de Estados Unidos sobre el crecimiento del número de casos, por lo que busca obtener un fondo de semergencia para aumentar sus capacidades para cumplir con las necesidades de los menores en custodia.

Publicidad

El congresista demócrata, Adriano Espaillat, lamentó en Twitter que "una vez más #DonaldTrump esté manejando mal sus prioridades y que el enfoque de su administración siga siendo atacar a la juventud migrante cancelándoles las clases de inglés, las actividades físicas y la ayuda legal".

Este miércoles, funcionarios de alto nivel de México y Estados Unidos discutieron en Washington acerca del aumento del flujo migratorio de Centroamérica hacía el país norteamericano. La reunión terminó sin acuerdos.

El jueves de la semana pasada, el presidente Donald Trump anunció que impondrá aranceles del 5% a partir del 10 de junio a todas las mercancías mexicanas si el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no detenía la llegada de inmigrantes indocumentados a la frontera de Estados Unidos.

Minutos después del fin de la reunión entre los funcionarios mexicanos y miembros de su gobierno, Trump dijo que hubo avances, pero que no eran suficientes, por lo que las conversaciones continuarán el jueves y que la amenaza de imponer nuevas tárifas sigue en pie.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo que la migración fue el tema principal de reunión bilateral, en la que participaron el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado Mike Pompeo.

"Ambas partes reconocemos que la situación actual no se puede mantener como tal, los flujos están creciendo demasiado", dijo en una conferencia de prensa.

Los funcionarios de la CBP dijeron que el ritmo de llegada de inmigrantes indocumentados, que asciende a 677.000 desde octubre, cuando se inició el actual año fiscal, es el más alto desde 2006.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad
Publicidad