Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El tuit de Trump sobre el acuerdo con Irán contiene tres afirmaciones inexactas

El miércoles, el presidente de EU aseguró que el país asiático ha enriquecido uranio en secreto durante mucho tiempo, lo cual ha sido desmentido por los servicios de inteligencia estadounidenses.
jue 11 julio 2019 11:24 AM
Exageración
Trump ha afirmado en más de una ocasión que el tratado involucraba un pago de 150,000 millones de dólares a Irán, lo cual es inexacto.

WASHINGTON (CNN)- El tuit que publicó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump , el miércoles sobre el tratado nuclear con Irán, contenía tres afirmaciones inexactas.

"Desde hace mucho, Irán ha estado 'enriqueciendo' en secreto, en violación total del horrible trato de 150,000 millones de dólares que hicieron John Kerry y la administración de Obama", tuiteó Trump. "Recuerden que el acuerdo iba a expirar en unos pocos años".

Publicidad

Primero, los hechos: Las tres partes de este tuit son erróneas. Los monitores nucleares internacionales y los mismos funcionarios de los servicios de inteligencia de Trump dicen que hasta hace poco, Irán respetó los límites que establecía el acuerdo a sus actividades de enriquecimiento. Trump exageró el monto al que Irán tuvo acceso gracias al tratado y describió incorrectamente el tratado al decir que "expiraría" pronto.

Recomendamos: La estrategia nuclear de Irán: esperar a negociar con el sucesor de Trump

Repasemos una a una las afirmaciones.

No hay pruebas de que Irán haya estado enriqueciendo en secreto

No hay pruebas públicas que respalden que Irán "ha estado 'enriqueciendo' en secreto" desde hace mucho, como dijo Trump. La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) desmintió esta afirmación, ya que sus monitores tienen la misión de garantizar que Irán respete las condiciones del tratado de 2015, al igual que algunos expertos independientes y los funcionarios de los servicios de inteligencia del mismo Trump.

En la segunda semana de julio, Irán anunció que violaría el límite al enriquecimiento de uranio establecido en el tratado. Sin embargo, no hay pruebas de que hubiera roto sus promesas antes, mucho menos de que lo haya hecho "desde hace mucho".

"Esa afirmación no tiene absolutamente nada de cierto. Irán no, repito, no ha estado enriqueciendo en secreto", dijo Gary Sick, experto en Irán que trabajó en el Consejo de Seguridad Nacional en los gobiernos de Gerald Ford, Jimmy Carter y Ronald Reagan.

Publicidad

Trump retiró a Estados Unidos del tratado multinacional, formalmente llamado Plan de Acción Integral Conjunto, en mayo de 2018. Según los comentarios públicos de los funcionarios de los servicios de inteligencia estadounidenses y de la AIEA, Irán siguió cumpliendo las disposiciones del tratado relativas al enriquecimiento —y el resto de las disposiciones del tratado— a lo largo del año siguiente.

Lee: Irán fue invadido en la Segunda Guerra Mundial: esto es lo que pasó entonces

En el tratado, Irán está limitado, durante 15 años, a enriquecer uranio a una concentración máxima del 3.67% de un isotopo fisible conocido como U-235. Ese nivel de U-235 es adecuado para un reactor nuclear, pero no está nada cerca del aproximadamente 90% que se necesita para un arma nuclear.

La AIEA certificó que, hasta el segundo trimestre de este año, Irán seguía respetando el límite de 3.67%. En un informe del 31 de mayo , la AIEA reiteró que "Irán no ha enriquecido uranio U-235 por encima del 3.67%".

En enero, Dan Coats, director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, y Gina Haspel, directora de la Agencia Central de Inteligencia —ambos nombrados por Trump—, le dijeron a la Comisión de Inteligencia del Senado estadounidense que Irán seguía respetando las condiciones del tratado aún después de que Estados Unidos se retirara.

Publicidad

Brett McGurk, quien fuera enviado especial anti-ISIS en las administraciones de Trump y Barack Obama —y antes subsecretario adjunto para Iraq e Irán del Departamento de Estado— también recurrió a Twitter el miércoles para poner en tela de juicio las afirmaciones que Trump hizo. Señaló que la afirmación de Trump era "totalmente contraria a la evaluación unánime de nuestros servicios de inteligencia", hecha unos meses antes, y dijo que "es probable que esto socave más la credibilidad de Estados Unidos en estas capitales asociadas".

Desde luego, Trump tiene acceso a información secreta a la que nosotros no tenemos acceso. Sin embargo, no ha dado prueba alguna de que sus funcionarios designados en los servicios de inteligencia y los expertos internacionales estén equivocados.

La cifra de 150,000 millones es demasiado alta

Trump ha afirmado repetidamente que el tratado involucraba un pago de 150,000 millones de dólares a Irán. Esta vez fue un poco más impreciso de lo usual; no obstante, su afirmación sobre el "trato de 150,000 millones de dólares" sigue siendo inexacta.

Estados Unidos no le pagó a Irán ni siquiera decenas de miles de millones de dólares estadounidenses en el tratado. Sin embargo, Estados Unidos accedió a descongelar una cantidad significativa de activos iraníes que estaban congelados en instituciones financieras internacionales, predominantemente fuera de Estados Unidos, como parte de las sanciones.

Trump no sacó de la nada la cifra de 150,000 millones de dólares. El mismo Obama caviló, en una entrevista de 2015 , sobre que Irán tenía "150,000 millones de dólares estacionados afuera del país". Sin embargo, los expertos en políticas iraníes —y la misma administración de Obama— dijeron que la cantidad de activos que quedaron a disposición de Irán según el tratado era mucho menor.

En 2015, el entonces secretario del Tesoro, Jack Lew, calculó que la cifra era de 56,000 millones de dólares. El sitio PolitiFact reportó que Garbis Iradian, jefe de economistas del Instituto de Finanzas Internacionales, la estimaba en unos 60,000 millones, mientras que Nader Habibi, profesor de Economía de Medio Oriente en la Universidad de Brandeis, pensaba que era de entre 25,000 y 50,000 millones luego de discutir el asunto con los funcionarios del banco central iraní.

Adan Szubin, alto funcionario del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, declaró ante el Congreso en 2015 que los "activos líquidos utilizables" de Irán ascienden a un total de "poco más de 50,000 millones de dólares". El resto de los activos que Irán tiene en el extranjero, dijo, consistían en proyectos "ilíquidos" que "no pueden monetizarse rápidamente en caso de que pudieran monetizarse o se componen de pagos pendientes de préstamos a entidades iraníes que no pueden pagarles".

El tratado no expirará pronto

Trump pudo haber dicho que algunas de las disposiciones centrales del tratado expirarían en los próximos 10 o 15 años. Sin embargo, el tratado en general —que incluye una prohibición general a que Irán desarrolle armas nucleares— se redactó con el fin de que esté vigente a perpetuidad .

"No es exacto decir que el tratado expira", dijo Naysan Rafati, analista de Irán del International Crisis Group. "Ciertas cláusulas del tratado expiran y muchas de las cláusulas clave no expiran".

El tratado incluye cláusulas de extinción importantes . Sus límites a la cantidad de centrífugas de primera generación que Irán puede procesar y a la investigación y desarrollo de centrífugas más avanzadas expirarán en 2025. El límite a la pureza del uranio al 3.67% vence en 2030. También vence el límite de 300 kilogramos a las reservas de uranio de baja concentración, mismos que Irán declaró haber roto a principios de julio . También vencerá la prohibición de construir un nuevo reactor de agua pesada y de reprocesar el combustible degradado, lo que en efecto impide que Irán desarrolle un arma de plutonio.

Sin embargo, algunos de los límites del tratado se extienden más allá de 2030 y otros no tienen fecha de vencimiento. Los sitios de producción de centrífugas estarán bajo supervisión continua hasta 2035. Las minas y los molinos de uranio estarán bajo vigilancia hasta 2040.

Otras disposiciones se redactaron de forma tal que permanecerán vigentes a perpetuidad. Por ejemplo: Irán está obligado a dar aviso con anticipación de cualquier plan de construir una instalación nuclear. Irán prometió que "nunca" buscaría desarrollar un arma nuclear. Además, la AIEA seguirá vigilando indefinidamente las actividades nucleares de Irán.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad