Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Boris Johnson es el Trump británico? Estas son sus diferencias

Se habla mucho de las similitudes al nuevo primer ministro de Reino Unido con el presidente de Estados Unidos, pero la comparación no es justa ni benéfica para el líder del Partido Conservador.
jue 25 julio 2019 10:32 AM
Las diferencias
A diferencia de Donald Trump, Boris Johnson cree en el libre mercado y tiene una vocación internacional.
Luke McGee

LONDRES- Es muy probable que hayas oído hablar del nuevo primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson .

Johnson fue uno de los promotores más prominentes del brexit en 2016 y ahora hereda una crisis política que, tras analizarla, ves que todavía falta mucho para que se resuelva.

Publicidad

No obstante, los partidarios de Johnson creen que gracias a su optimismo, es el hombre idóneo para sacar a Reino Unido de la zanja del brexit. Entre esos partidarios está un tal Donald Trump.

Se ha hablado mucho de las similitudes entre Johnson y Trump. Es una comparación que al parecer le gusta al presidente de Estados Unidos. La noche del martes, 23 de julio, Trump dijo: "Están diciendo que es el Trump británico. Le dicen el Trump británico y la gente dice que eso es bueno. Allá les caigo bien. Eso es lo que ellos querían. Es lo que necesitaban".

Si pasamos por alto que a Johnson lo eligieron los miembros del Partido Conservador (el 0.2% de la población) y no el país en general —y que Trump no cae muy bien en Reino Unido, de hecho—, a Johnson no le agradará la comparación por varias razones.

Primero, en realidad la comparación no aguanta. Hay muchas razones para criticar a Johnson. Ha dicho cosas increíblemente polémicas en artículos periodísticos y en plataformas públicas a lo largo de los años. Entre lo más destacado se cuenta que dijo que las mujeres que usan velo islámico parecen "buzones" y los términos racistas que usó para describir a ciudadanos de la mancomunidad británica .

Boris Johnson será el próximo primer ministro británico, sucesor de Theresa May

Publicidad

Sin embargo, esto no se extiende a la clase de discurso antiinmigrante que le oímos a Trump tan a menudo. Aunque Johnson ha hablado de controlar la inmigración, está a favor de ella, como podría esperarse de un ex alcalde de la Londres liberal y cosmopolita. Además, es impensable que diga que los ciudadanos británicos que casualmente forman parte de una minoría étnica "deberían regresar [a su país]" si no les gusta alguna de sus políticas.

Al igual que Trump, Johnson está a favor de reducir los impuestos a los ricos. Pero a diferencia de Trump, no es proteccionista económico. Johnson cree que una de las ventajas principales del brexit es que abrirá la economía británica al resto del mundo. Y, como era de esperarse de un ex canciller, Johnson es internacionalista sin reparos.

Lee: Boris Johnson revive los temores de un caos económico con el brexit

La diferencia final entre ambos hombres, y probablemente la más importante, es que Johnson necesita unir a su país. Sea lo que sea que pienses de este hombre y su agenda política, no puede sobrevivir solo con apelar a sus bases, a diferencia de Trump. Si Johnson quiere concretar el brexit y luego ganar las elecciones generales en un país tan dividido como Reino Unido, tiene que ganarse a la gente de toda la gama política. Dado que quería este cargo desde que era niño, es muy improbable que Johnson recurra a un discurso que divida al país, como lo hace Trump. Simplemente no le conviene.

Publicidad

Los detractores de Johnson suelen hablar de un cartel que hizo la campaña oficial por la salida de la Unión Europea —que Johnson encabezaba—, en el que se advertía de la inmigración en masa desde Turquía. El cartel era engañoso e implicaba que la incorporación de Turquía a la Unión Europea era inminente, pero no era así. Sin embargo, lo que decía sobre la Unión Europea —que hay libertad de tránsito en el bloque— no era incorrecto. Además, no hay que olvidar que el mismo Johnson tiene raíces turcas. Sea como sea que lo interpretes, no tiene nada que ver con afirmar que vas a construir un muro y vas a obligar a México a pagarlo.

Otra de las razones por las que a Johnson no le gustará que lo comparen con Trump es que Trump es genuinamente impopular en Reino Unido, según casi todas las encuestas. Así, aunque Trump crea que halagar a Boris y decir que es su amigo es el mejor de los cumplidos, podría hacer sentir aún más infelices a los electores, que están incómodos de por sí con su nuevo primer ministro.

El peligro para Johnson es que los partidarios duros del brexit que lo apoyan crean que un tratado comercial con Estados Unidos podría ser la mejor forma de demostrarle al mundo que el brexit es un proyecto exitoso. Por lo tanto, para estas personas, la idea de que tendrá una relación buena con Trump es algo positivo.

Recomendamos: Caos político: Así fue el gobierno de Theresa May en Reino Unido

Sin embargo, no hay absolutamente ninguna prueba que indique que un acuerdo comercial con Estados Unidos compensaría el daño económico que sufriría Reino Unido si sale de la Unión Europea sin acuerdo. No ha habido detalles sobre cómo sería ese acuerdo comercial ni ha habido conversaciones serias sobre el hecho de que es muy poco probable que Trump ofrezca un tratado comercial asimétrico que inunde de dólares a Reino Unido.

Entonces ¿Boris Johnson es el Trump británico? Tienen un peinado parecido. Pero hasta ahí llegan las similitudes.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad