Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Corea del Norte prepara un 'regalo de navidad' para Donald Trump

El gobierno de Kim Jong Un planea retirar la opción de las desnuclearización de las mesas de negociación con Estados Unidos, pues percibe debilidad en su contraparte, de acuerdo con fuentes.
lun 23 diciembre 2019 11:48 AM
Falta de confianza
La fuente citada por CNN señaló que se espera que Kim adopte una postura de "esperar a ver qué pasa".

Will Ripley y Joshua Berlinger

Corea del Norte está planeando adoptar una política dura ante Estados Unidos que consiste en retirar la opción de la desnuclearización de la mesa de negociaciones porque perciben que Donald Trump es vulnerable políticamente hablando, según le dijo a CNN una fuente que conoce las posturas actuales de la dirigencia norcoreana.

La fuente dijo que es probable que esta nueva política sea el "regalo de Navidad" del que habló un alto funcionario norcoreano a principios de diciembre. Se espera que, entre otras cosas, se abandonen las negociaciones con Washington y se consolide la condición de Corea del Norte como Estado con armas nucleares.

Publicidad

El gobierno norcoreano dejará de buscar el levantamiento de sanciones como medio para lograr el desarrollo económico a corto o largo plazo. En vez de eso, incrementará su compromiso con la ideología oficial de autosuficiencia, conocida como Juche.

Kim Jong Un, el líder norcoreano, anunció en 2018 que Corea del Norte había "completado" su misión de desarrollar armas nucleares y juró que centraría totalmente los esfuerzos del país en el desarrollo económico y en mejorar las condiciones de vida de su pueblo.

No se sabe a ciencia cierta cuál será la reacción de Trump y su gobierno ante una decisión como esta. Luego de que Trump asumiera la presidencia de Estados Unidos, en 2017, él y Kim intercambiaron críticas tras una oleada de pruebas de misiles balísticos cada vez más avanzados, diseñados para transportar ojivas nucleares. A ello siguió una intensa campaña diplomática que incluyó tres reuniones de Trump con Kim, pero las negociaciones de trabajo no han rendido muchos frutos. Mientras el tiempo corre y se acerca la fecha límite que los norcoreanos impusieron para celebrar las pláticas, el discurso de ambos bandos ha adoptado parte de los tonos violentos de 2017.

Corea del Norte prueba más misiles justo antes de diálogo con Estados Unidos

La fuente señaló que se espera que Kim adopte una postura de "esperar a ver qué pasa". Esto se basa en la percepción de que Trump es vulnerable, políticamente hablando, por el juicio político al que se le sujetó y por las inminentes elecciones presidenciales de 2020.

Publicidad

Los analistas creen que al gobierno norcoreano le preocupa que si hace un trato con Trump y este pierde en noviembre, su sucesor no lo respete. En otras ocasiones, Corea del Norte ha llegado a acuerdos con Estados Unidos que no sobrevivieron en la administración siguiente. Además, hace poco, los diplomáticos de Kim aludieron a la decisión de la administración Trump de abandonar el tratado nuclear con Irán como razón por la que no pueden confiar en que Estados Unidos se comprometa a un acuerdo a largo plazo.

Lee: Todos pierden con una guerra entre Estados Unidos e Irán

Si Trump logra la reelección, es probable que los norcoreanos estén más dispuestos a reanudar las negociaciones, de acuerdo con la fuente. Sin embargo, ahora hay más requisitos para que se retomen las negociaciones con Washington.

La fuente dijo que al parecer, la desnuclearización está fuera de discusión por ahora.

'Muy pocas' probabilidades de que haya una prueba de misiles

Tanto expertos como analistas han especulado que el "regalo de Navidad" es un presagio de alguna suerte de lanzamiento de misil avanzado o una prueba de un satélite, actos que muy probablemente suscitarían una reacción de Estados Unidos y otras potencias.

En fotografías recientes de satélites comerciales, al parecer se nota actividad en el centro de lanzamiento de satélites de Sohae, en Corea del Norte, y en otro sitio relacionado con la producción de misiles balísticos intercontinentales (MBIC). No obstante, de acuerdo con la fuente, hay "muy pocas" probabilidades de que Corea del Norte lleve a cabo una prueba provocadora como el lanzamiento de un satélite, de un MBIC o la detonación de un arma nuclear porque esos actos serían demasiado provocadores para países como China o Rusia, los dos socios comerciales más importantes de Corea del Norte.

Publicidad

Ambos países tienen lazos históricos con Corea del Norte. Se cree que China, en particular, representa casi el 90% de las importaciones de Corea del Norte, así que es un salvavidas esencial para el gobierno norcoreano.

Lee: China y Corea del Norte ganan con el conflicto entre Japón y Corea del Sur

De acuerdo con la fuente, los canales clandestinos de suministro desde China y Rusia se han empezado a reabrir y los norcoreanos están conscientes de que si hacen algo que sus socios económicos más importantes consideren demasiado radical podría alienarlos.

Los analistas dicen que aunque China y Rusia quieren que Corea del Norte ceda sus armas nucleares y sus misiles balísticos, su prioridad es la estabilidad en la península de Corea.

Tanto Moscú como Beijing han estado dispuestos a castigar a Corea del Norte por su programa de desarrollo de armas nucleares. Ambos países aprobaron las sanciones internacionales que se le impusieron al gobierno norcoreano en 2017 en reacción a sus muchas pruebas nucleares y de misiles.

Recomendamos: China y Estados Unidos, ¿una futura guerra inevitable?

La fuente señaló que las pruebas recientes de cohetes en el sitio de Sohae les sirvieron a los científicos norcoreanos para "adquirir conocimientos valiosos", pero que no cruzaron el límite que dañaría las relaciones con China y Rusia.

Corea del Norte ha llevado a cabo varias pruebas de misiles de corto alcance y de cohetes en meses recientes, lo que viola algunas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, pero no el acuerdo al que llegaron Trump y Kim. El líder norcoreano se comprometió únicamente a dejar de hacer pruebas de misiles de largo alcance y de armas nucleares.

Si Kim violara el compromiso al que llegó con Trump, Estados Unidos se vería obligado a reaccionar.

"Mi relación con Kim Jong Un es muy buena, pero eso no significa que no cumplirá el acuerdo que firmamos", dijo Trump en el marco de la cumbre de la OTAN que se llevó a cabo a principios de diciembre.

"Espero que cumpla el acuerdo, pero ya lo descubriremos", agregó Trump.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad